Secciones
Síguenos en:
Lengua palenquera: así se enseña en Barranquilla
Lengua palenquera

Las nuevas generaciones han comenzado a apropiarse de su lengua.

Foto:

Archivo

Lengua palenquera: así se enseña en Barranquilla

La Fundación Gente Activa cuenta con un programa virtual.

Las innumerables maneras de discriminación minimizaron la lengua palenquera en el Caribe a través del tiempo. El suceso cultural que surgió durante la Colonia, cuando los esclavos unieron elementos del bantú y otros idiomas al ya obligatorio castellano, pasó a ser motivo de vergüenza para los llamados a atesorarlo.

Escarbando en la historia, se halla que nació en América cuando los esclavos tomaron la base léxica española y se ayudaron con la morfosintaxis de la familia étnica bantú, sin dejar a un lado componentes del portugués.

Hasta hoy no hay quien señale un espacio o momento específico para su aparición, pero el que se considera su primer testimonio histórico data de 1772 y se asocia a San Basilio de Palenque (Bolívar).

En 1991, con nueva Constitución en mano, Colombia comenzó a hablar de etnoeducación y otras políticas igualitarias que a pasos lentos han migrado del papel a la praxis.

Una muestra contundente de querer cambiar la historia es entregada por la Fundación Gente Activa, que, con o sin pandemia, enseña la lengua palenquera y sin reparos le dice a todos los interesados: ‘Mini a chitia ku suto’ (‘ven a conversar con nosotros’).

“Recuerdo que cuando era niña nuestros abuelos, si nos escuchaban hablando en palenquero nos regañaban. Todo porque al emplear nuestra lengua éramos motivo de burlas por parte de otros sectores de la sociedad. El proceso de llevar a tener consciencia sobre lo que es nuestro no ha resultado sencillo”, explicó María de los Santos Cassiani, líder de Gente Activa y con extensa trayectoria en la educación.

(Vea: Conmoción en Cali por hallazgo de cadáver de niña en un cañaduzal)


“Un niño que nazca en un hogar donde se habla lengua palenquera y español debe tener claro desde un principio que es bilingüe. La lengua en este caso es un elemento del ser, que resulta clave en la formación del individuo en sus múltiples esferas y no debemos seguir cometiendo el error de mantener oculta nuestra esencia”, explicó la maestra Cassiani.

En los años recientes varios grupos e han dedicado a la enseñanza de la lengua palenquera en el Caribe colombiano.

Foto:

Archivo

Así funciona el plan

En busca de fortalecer los valores culturales Gente Activa - constituida desde 2007- , ha empleado redes sociales y plataformas digitales para enseñar lengua palenquera a los docentes que forman a los niños de su población, ubicada principalmente en la localidad Suroccidente de Barranquilla.

Desde que comenzó a tener mayor relevancia la educación por medios virtuales, debido a la llegada del coronavirus, son 50 los educadores que han hecho parte del proceso formativo.

“Comenzamos haciendo entender que la educación debe ser el medio para desarrollar los aspectos interiores de cada individuo, que por ende más adelante tendrá una mejor interacción con la sociedad en general”, sostuvo Roymar Valdez, otro miembro de Gente Activa.

“Esto en la práctica puede reflejarse en ejemplos cotidianos, como que algunos niños dicen una palabra en palenquero y de inmediato el maestro le pide hablar de la forma en la que él considera correcta”, agregó.

Un precedente considerable en esta cruzada cultural marca la Institución Educativa Distrital Paulino Salgado ‘Batata’, que ha tenido un alto impacto en el barrio Nueva Colombia al promover los valores étnicos.

Se ha fijado que las mujeres negras hacen cocadas y bailan. Y que los muchachos negros tocan tambores. No se desconoce la riqueza que esto tiene, pero el legado afro trasciende esta línea

En todo caso, la extensa misión apenas comienza, pues la lengua es desconocida por la mayoría de los palenqueros. A esto se suman aspectos como la falta de claridad acerca del censo poblacional y lo que la maestra Cassiani define como “falta de aplicación de las políticas públicas” por parte del Distrito y la Gobernación.

“Con el tiempo se ha limitado la conceptualización de nuestros valores de identidad. Se ha fijado que las mujeres negras hacen cocadas y bailan. Y que los muchachos negros tocan tambores. No se desconoce la riqueza que esto tiene, pero el legado afro trasciende esta línea”, argumentó.

(Vea: Mujer apareció vacunada en una ciudad que no visita hace 20 años)

Cualquier maestro o ciudadano interesado en el aprendizaje de la lengua puede plantear su intención a Gente Activa, comenzando así un proceso de lo que en la organización se denomina “fraternidad interétnica”.

Los niños afro en el Caribe colombiano están llamados a retomar todo lo relacionado a su lengua.

Foto:

Archivo

Palenques urbanos

Con el florecimiento que vivió Barranquilla entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, el Barrio Abajo se convirtió en el primer gran asentamiento para las familias negras en la ciudad.

Más tarde llegaron el concreto y otras expresiones máximas del urbanismo al sector, con lo cual resultó cada vez más complejo vivir como en aquellos terruños que aún se añoraban.

Es así como en las décadas posteriores, proliferaron los barrios con población afro en el naciente suroccidente barranquillero. La Manga, El Valle, San Felipe, Nueva Colombia y muchos otros tomaron forma.

(Paro nacional: 'Ahora debo tomarme 9 pastillas para poder dormir')

Estos son los llamados palenques urbanos, donde además de tener más opciones de contar con algunas parcelas y casas de grandes patios, fue posible mantener tradiciones relacionadas a la religiosidad, el folclor y más rasgos.

En esos epicentros, codificados por gente cercana y lejana como lugares en los que los afro viven con sus maneras, ahora la lengua palenquera es cada vez más hablada y preguntada por quienes ya no temen ‘kribir’ (’escribir’) toda su valía.

WILHELM GARAVITO MALDONADO
Redactor de ADN
BARRANQUILLA

Esto hay que saberlo

- Preocupa desigualdad y la violencia de género en Medellín: Personería

- Invías anunció construcción de viaductos entre Barranquilla y Ciénaga

- Así cayó el falso médico que cobró 240 millones de pesos

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.