‘Sedimentación no es por nuevo Puente Pumarejo’

‘Sedimentación no es por nuevo Puente Pumarejo’

Ingeniero Manuel Alvarado dice que problemas de navegación no son por construcción de estructura.

pumarejo

El nuevo puente Pumarejo se levanta sobre dos columnas gigantes y unos 50 pilotes.

Foto:

Carlos Capella/EL TIEMPO

26 de julio 2018 , 09:25 a.m.

El problema toca buscarlo río arriba, parece ser la ilustración que da el ingeniero Manuel Alvarado Ortega, cuando trata de explicar que la construcción del mega puente Pumarejo sobre el río Magdalena, que comunica a Barranquilla con Santa Marta, no tienen nada que ver con los problemas de sedimentación que se están presentando en la zona navegable de la zona portuaria de Barranquilla.

Para Alvarado, uno de los hombres más conocedores y estudiosos sobre el río Magdalena, asegura que los efectos de sedimentación o erosión que se presentan en el canal de acceso no están asociados a la construcción del puente.

Sostiene que lo relacionado con el puente es un problema de sedimentación local, es decir que solo está asociado al área próxima donde está el puente.

El nuevo Pumarejo, de 2.250 metros, cuyas obras se iniciaron hace dos años con un costo de es de 690.000 millones de pesos, levanta dos columnas de 40 metros cuadrados, cada una, además de 50 pilotes que para algunos empresarios del sector portuario serían la causa de los problemas de sedimentación que pareciera se han agudizado en los últimos años.

“Lo que tiene que ver con otras áreas del canal navegable obedece a condiciones naturales propias de los sitios, como es arriba del Dique Direccional o la desembocadura del río, que obedece más a un problema de sedimentación por el mar”, sostuvo Alvarado.

Además, agregó el ingeniero, la barra de sedimento que se encuentra frente a Bocas de Cenizas: “presenta un derrame hacia el canal navegable, producto de la acumulación de sedimento que viene del proceso de erosión que se sufre entre Ciénaga (Magdalena) y Bocas de Ceniza”, sostuvo.

Alvarado recomendó que así como en el puerto de Barranquilla hay un seguimiento hidráulico, por muchos años, entre Bocas de Ceniza y el sector de Pinza, es necesario que al sector entre Bocas de Cenizas y Ciénaga, por el mar, es determinante que también se monitoré, “porque en estos momentos son los causantes de los problemas que restringen la navegación”, subrayó.

Por último, se refirió a los tajamares del canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla, al señalar que así se vean deteriorados en su exterior siguen cumpliendo su función hidráulica.

“Sino fuera así, las condiciones no serían las apropiadas para la navegación”, indicó pero advirtió que se requiere trabajos de mantenimiento, que hace muchos años no le dan, para controlar el deterioro y mantener la navegación.

Lo cierto es que este un tema que se encuentra en discusión y que tanto la Asoportuaria como algunas de los terminales portuaria de Barranquilla, esperan que el Invías realiza nuevos estudios que confirmen o desmientan que la nueva estructura incrementa los males que tiene en canal de acceso.

LEONARDO HERRERA DELGANS
REDACTOR DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.