Vigilante, señalado de matar a menor que no bajó el volumen de música

Vigilante, señalado de matar a menor que no bajó el volumen de música

Familia denuncia que el crimen está en la impunidad. Los hechos ocurrieron en Soledad, Atlántico.

Vigilante

Juan Camilo Altamar Sánchez, de 17 años, perdió la vida en extrañas circunstancias en la madrugada del pasado sábado 14 de septiembre.

Foto:

Cortesía Zonacero.com

Por: Barranquilla
23 de septiembre 2019 , 10:16 a.m.

El pasado viernes 13 de septiembre, el joven Juan Camilo Altamar Sánchez decidió celebrar la fecha del 'Amor y Amistad' en la terraza de su casa en el barrio Soledad 2.000, en ese municipio del área metropolitana de Barranquilla.

Lo hizo con un grupo de amigos que llegaron a su vivienda. Con el permiso de sus padres, que quedó estipulada la fiesta hasta la 1:30 a. m. del sábado 14 de septiembre.

La mamá del joven, quien cursaba noveno grado en el colegio María Montessori de Soledad, relató que su hijo fue asesinado en medio del ataque de supuestos vigilantes informales del sector, los cuales llegaron al inmueble en el que se hacía la fiesta pidiendo que se bajara el volumen de la música.  

En la madrugada del sábado, llegaron dos sujetos exigiendo que se disminuyera el ruido.

Ante la airada petición, agrega la madre, el joven de 17 años le hizo saber a los  que no le iba a hacerles caso, pues ellos no pertenecían a la Policía.

Ante esa respuesta, los dos supuestos vigilantes se fueron pero a buscar a por lo menos una decena de colegas, entre ellos, el hombre que habría atacado a Juan Camilo Altamar Sánchez.

"Sacó un cuchillo y le propinó una puñalada a mi hijo en el pulmón derecho. Yo corrí a buscar a mi esposo y los mismos vigilantes se lo llevaron para la clínica", relató la madre.

El joven estudiante terminó falleciendo a las 6:00 a. m. sábado 14 de septiembre a causa de tener el pulmón perforado.

Sacó un cuchillo y le propinó una puñalada a mi hijo en el pulmón derecho. Yo corrí a buscar a mi esposo y los mismos vigilantes se lo llevaron para la clínica, donde murió

Juan Camilo fue sepultado el día domingo 15, pero ahora la tristeza es aún mayor, pues su familia se está cansando de esperar la captura del homicida. 

"Pasan por el frente de mi casa (los vigilantes) y hasta se ríen de nosotros", agregó la mujer. 

Los habitantes del barrio Soledad 2.000 y otros sectores denunciaron que pagan 3 mil pesos por una vigilancia que no pidieron y que fue prácticamente impuesta.

Mientras tanto, la familia de Juan Camilo exige justicia y celeridad en la investigación, pues los 'vigilantes' siguen en el sector.

BARRANQUILLA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.