¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Barranquilla

Así son los últimos días de Electricaribe: el fin de una pesadilla

En el departamento del Atlántico se invirtió en la renovación de subestaciones eléctricas.

En el departamento del Atlántico se invirtió en la renovación de subestaciones eléctricas.

Foto:Archivo particular

Reproducir Video

Se han hecho inversiones en infraestructura desde finales de 2019, pero el mal servicio sigue.

A pocas horas de que Electricaribe entregue las llaves a Afinia (Caribe Mar) y Aire (Caribe Sol), los dos nuevos operadores del servicio de energía que se encargarán de atender a los 10 millones de habitantes de los siete departamentos del norte del país, el mal servicio y altos costos le están pasando la factura a la compañía.
Mientras que el promedio nacional de interrupciones del servicio de energía en el país es de 40 horas al año, en la región está en 120 horas y en barrios como la Ciudadela 20 de Julio, en el sur de Barranquilla, alcanza las 200 horas.
En los últimos días de operación de Electricaribe, quizás lo que más preocupó a algunos expertos, y a los mismos usuarios, es que a pesar de las millonarias inversiones que desde el año pasado la empresa realiza, con recursos del Gobierno Nacional, el servicio continúa siendo de mala calidad y las tarifas no bajan.
Se trata de recursos por el orden de los 100.000 millones de pesos, que se están destinando a la ampliación y mantenimiento de subestaciones y la construcción de nuevos circuitos de media tensión.
La empresa que atiende aproximadamente el 25 por ciento de la demanda nacional de energía sigue arrastrando una larga lista de demandas de los usuarios por cortes permanentes, cobros excesivos y lo más triste: la desatención a quejas por la quema en aparatos eléctricos fundidos, casas incendiadas y personas electrocutadas.
Electricaribe fue intervenida desde el 14 de noviembre del 2016 por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (Superservicios), ya que la empresa había llegado al extremo de que no generaba caja suficiente para comprar energía y estaba sometiendo a los usuarios a racionamientos.
El proceso se inició con fines de administración, pero cuando el Gobierno Nacional conoció la realidad optó por la liquidación.
La sede de Electricaribe, localizada en el norte de Barranquilla.

La sede de Electricaribe, localizada en el norte de Barranquilla.

Foto:Vanexa Romero / EL TIEMPO

En los dos últimos años, el Gobierno Nacional ha invertido cerca de cuatro billones de pesos para mantener la prestación del servicio. Estos recursos son con cargos a los recursos de la nación y serán recuperados vía tarifa.
Estos dineros hacen parte del denominado 'Plan 5 Caribe', que destinó para su ejecución 4,8 billones de pesos, de los cuales 2,6 billones fueron para el desarrollo de 13 obras para reforzar en el norte del país la red del Sistema de Transmisión Nacional (STN), y 1,13 billones de pesos, para 14 iniciativas en la red del Sistema de Transmisión Regional (STR) en la región.
Así mismo, se destinaron 1,07 billones de pesos para la modernización de la infraestructura de transmisión en el Sistema de Distribución Local (SDL), que debió desarrollar Electricaribe, con el fin de mejorar la entrega de corriente en los siete departamentos.

Intervención no fue la salvación

Lo preocupante es que son inversiones que no han permitido reducir el número e intensidad de los cortes de luz en todos los pueblos de la región.
En municipios como Galapa, en el área metropolitana de Barranquilla, ciudadanos aseguran que no prenden los electrodomésticos por temor a que se les quemen por la subida del fluido eléctrico.
Mientras que en barrios del sur de esta capital se volvieron a presentar bloqueos y alteración del orden público por apagones. En las afuera de la oficina de la entidad no es raro ver las filas de personas todos los días llegando a colocar reclamos.
Norman Alarcón, vocero del Movimiento Indignados por Electricaribe, enfatiza que la intervención de la Superservicios poco o nada ha servido para mejorar el servicio en la región.
La infraestructura eléctrica  en la región comenzó a ser atendida desde el año pasado.

La infraestructura eléctrica en la región comenzó a ser atendida desde el año pasado.

Foto:Vanexa Romero / EL TIEMPO

Sostiene que las inversiones que realiza en estos momentos en la atención a la infraestructura eléctrica aún no se ven reflejadas en la calidad del servicio.
"Aquí no apreciamos ninguna mejoría y el servicio sigue peor. Y será peor después de la pandemia, cuando se vienen los cobros acumulados", precisa.

Dejaron acabar las redes

Amilkar Acosta, exministro de Minas y Energía, ha dicho que la compañía antes de ser intervenida ya arrastraba más de 10 años de rezago en las inversiones, lo que generó la obsolescencia en equipos y redes.
"Aún esas inversiones no se perciben en la calidad del servicio que la empresa viene prestando", dijo Acosta al advertir que la crisis de prestación del servicio va a continuar, pese a que lleguen los nuevos operadores del servicio.
La marcha del Partido Conservador está prevista para el próximo jueves.

La marcha del Partido Conservador está prevista para el próximo jueves.

Foto:Archivo/EL TIEMPO

Javier Lastra Fuscaldo, quien estuvo al frente de Electricaribe cuando se inició la intervención por parte de la Superservicios, dijo en una entrevista a la W Radio que más del 50 por ciento de los transformadores de Electricaribe tienen más de 40 años de vida útil.
Aseguró que en el 2011 la empresa invertía 230.000 millones de pesos, cuando se debían invertir, más o menos, entre 400.000 y 500.000 millones de pesos al año. "Y fue cayendo ese monto y en el 2016, antes de la intervención, la inversión era de 130.000 millones de pesos por año".
Lastra explicó que se dejó de invertir en una infraestructura de una región con alta salinidad y condiciones climáticas difíciles, lo que generó que los transformadores, circuitos y subestaciones se deterioraran y esto es lo que conlleva al mal servicio de la empresa.

Las inversiones 

Bajo la gestión de la agente especial Ángela Patricia Rojas Combariza, Electricaribe tiene en marcha recursos y obras por cerca de 1,1 billones de pesos en los siete departamentos de la costa Caribe.
La intención es el mejoramiento de la calidad del servicio en toda la región, para lo que se han realizado inversiones con recursos propios cercanos a los 250.000 millones de pesos, 140.000 millones en 2019 y el resto durante todo el 2020.
A estos recursos se suman los destinados por la Superintendencia de Servicios Públicos, a través del Fondo Empresarial, que suman 860.000 millones de pesos y cuya ejecución culminará una parte en diciembre de 2020 y la otra en el primer trimestre del año 2021.
Las protestas no han cesado por el mal servicio de energía.

Las protestas no han cesado por el mal servicio de energía.

Foto:Vanexa Romero / EL TIEMPO

Estos recursos, explica un informe detallado por la empresa entregado a EL TIEMPO, fueron distribuidos en inversiones para frenar el deterioro de la red.
Las inversiones, según la gerencia de Electricaribe, se invierte así: Atlántico, 311.637 millones de pesos; Bolívar, 198.876 millones; Cesar, 72.429 millones; Córdoba, 118.038 millones; La Guajira, 24.126 millones; Magdalena, 109.612 millones; Sucre, 15.073 millones.
En total son 136 grandes proyectos, que equivalen a seis veces más inversión de la que se había hecho en los cinco años previos.
Por estos días no es raro encontrarse con cuadrillas de Electricaribe realizando trabajos.

Por estos días no es raro encontrarse con cuadrillas de Electricaribe realizando trabajos.

Foto:Vanexa Romero / EL TIEMPO

Gracias a esta inversión, el sistema eléctrico de la región dispondrá de siete nuevas subestaciones, 12 nuevos circuitos, 8 transformadores de potencia y 4.642 transformadores de distribución, al igual que 194 kilómetros de redes eléctricas intervenidas, una extensión cercana a la distancia en línea recta entre Cartagena y Santa Marta.
Inversiones que, en muchos pueblos de la costa Caribe, ni se siente, puesto que los apagones continúan, los equipos se siguen quemando y personas siguen muriendo como consecuencia de la caída de cables energizados. "Esto es una pesadilla", puntualiza Norman Alarcón.
LEONARDO HERRERA DELGANS
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla
En TW: @leoher70
Escríbeme a leoher@eltiempo.com y cuéntame qué historia te gustaría leer. 
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO