El Carnaval de Barranquilla, la pasión de los Caridi Mitrani

El Carnaval de Barranquilla, la pasión de los Caridi Mitrani

La familia devolvió el valor a la fiesta más importante de Colombia. Aportó a su cultura y tradición

Marimondas del Barrio Abajo 2019

Las Marimodas del Barrio Abajo le rinden homenaje a su fundador y director celestial, César Morales, quien es llevado en las espaldas de su esposa, quien lleva la batuta de la comparsa.

Foto:

Jorge De la Hoz Serrano

Por: Jorge De la Hoz Serrano
05 de marzo 2019 , 11:42 a.m.

El Carnaval de Barranquilla se ha constituido, con el pasar del tiempo, en la fiesta más grande de Colombia y la segunda más importante a nivel mundial. Detrás del éxito están, entre otros aportantes, los Caridi Mitrani quienes han cargado en sus espaldas el peso de la cultura y la tradición barranquillera, para que esta celebración siga perdurando.

El empresario León Caridi Anav, quien a sus 68 años partió de su hermosa Barranquilla, se enfocó en devolver a la ciudad todo lo que de ella recibió. Siendo un extranjero se enamoró de la capital del Atlántico tanto como para contribuir y fortalecer la cultura y tradición de su fiesta.

Ocupó la presidencia de Industrias Cannon de Colombia y fue directivo de varias entidades como Cámara de Comercio, Colnotex S.A. de Bogotá, Distrihogar S.A en Medellín, Club Lagos de Caujaral y Fundación Carnaval de Barranquilla, del que era presidente honorario.

Se casó con una bogotana que se convirtió en hija adoptiva de Barranquilla, Elsa Mitrani, quien se dedicó a llevar a cabo el trabajo social que venía realizando la Clínica que Roberto Caridi Sasson (padre de su esposo) fundó en honor a su papá Roberto Caridi, quien falleció por problemas en sus ojos, el hospital se dedicaba a operar a bajo costo los pacientes de catarata.

“El Carnaval es una de las mayores fuentes de ingreso para el pueblo barranquillero; el que quiera puede ganar dinero, ya que a las afuera de su casa podía poner una venta de jugos, cervezas, fritos y ganabas”, opinaba León Caridi.

La obra de los Caridi Mitrani
Fundación Visión cultural 2

Esta es la graduación de algunos de los niños de los talleres que se realizaron en diciembre de 2018.

Foto:

Cortesía Fundación Visión Cultural.

La familia Caridi Mitrani se dedicó a llevar al quirófano a todo aquel que necesitaba de esta ayuda para ser curados de la catarata, enfermedad que puede dejar sin visión a los afectados.

A la Clínica Roberto Caridi le cambiaron su función social lo que motivó a la familia a buscar el apoyo de oftalmólogo Augusto Yepes, con quien aún se mantiene el convenio para llevar a cabo operaciones de catarata, con la Fundación Visión Cultural.

“La señora Elsa continuó con su labor altruista en donde si veía a personas ciegas o con problemas en los ojos los llevaba en su camioneta donde el doctor Yepes a valoración y si era necesario a operación y costeaba los gastos con su propio dinero”, afirmó el encargado de la Fundación Visión Cultural, Miguel Salas.

Al esposo de Elsa le aumentaba el amor por lo popular. En el año 1990 decide brindarle su apoyo a la comparsa de las Marimondas del Barrio Abajo, la cual comenzó con un disfraz que lucía César Morales, ‘Paragüitas’, y que cautivó a León Caridi quien realizó un patrocinio que aún continua vigente.

Las Marimondas del Barrio Abajo
Marimondas del Barrio Abajo Gran Parada de Comparsas

Con una careta con orejas grandes, una nariz larga y una boca grande, acompañado de un vestido medio elegante con corbata, las Marimondas alegran al pasar.

Foto:

Jorge De la Hoz Serrano

Las Marimondas del Barrio Abajo comenzaron con un disfraz muy diferente a lo que es en la actualidad. Con bolsillos del pantalón al revés, al igual que el saco, una corbata, medias en las manos, una funda de almohada con unos ojos grandes y una nariz larga en la cara y unas alpargatas en los pies. César Morales salía por los desfiles del Carnaval burlándose de las autoridades de ese entonces.

Este disfraz poco común y colorido cautivó el corazón del aquel empresario adinerado, y hasta el día de hoy su nombre resuena en el Barrio Abajo como el que le dio vida a una comparsa y junto con ‘Paragüitas’ hicieron el sello de Barranquilla.

A ritmo de las canciones ‘La Butaca’, ‘Vámonos Caminando’, ‘Carnaval de Barranquilla’ y ‘El Cebú’ las Marimondas realizan una coreografía llena de sabor, brincos y sobre todo coordinación. Esta comparsa es la casa de más de 200 carnavaleros.

Marimondas Barrio Abajo

Así se despiden las Marimondas del Barrio Abajo del Carnaval de Barranquilla y se alistan para el otro año salir en la fiesta con mayor alegría y más colorido para hacerle tributo a su fundador.

Foto:

Jorge De la Hoz Serrano

Tienen varios pases tradicionales, uno de ellos son los brincos sentados en el piso y otro es el movimiento en forma de mariposa que hacen encima de sus cabeza. Por la alegría que trasmiten son una de las comparsas más esperadas y aclamadas en los desfiles.

No es solo disfrazarse de marimondas, sino los saltos que hay que dar”, afirmaba ‘Paragüitas’.

Pero esta no fue el único aporte de la familia Caridi Mitrani, muchas de las comparsas de la fiesta recibían patrocinio de él y de sus amigos empresarios, a los cuales convencía de brindarle apoyo a la cultura barranquillera pero sin esperar que su empresa fuera vistosa en los uniformes o bandera de estas en los desfiles.

Fundación Visión Cultural
Fundación Visión Cultural

Estos son algunos de los talleres que ofrece a los niños de los barrios cercanos a la Casa del Carnaval, sede de la Fundación Visión Cultural.

Foto:

Cortesía Fundación Visión Cultural.

En el año 2000 Elsa fallece y su esposo e hijos (Roberto, Eduardo y Ricardo) deciden seguir con la labor que venía ejerciendo su madre, además de apoyar la cultura como lo hacía su padre, y crearon la Fundación Visión Cultural.

Los hijos de León y Elsa decidieron seguir con el legado de sus padres. Por el lado de su padre crean talleres para que niños, jóvenes y madres cabeza de hogar aprendan más sobre la cultura y la forma de vivir las fiestas de manera sana.

La sede de la fundación queda en la Casa del Carnaval de Barranquilla, la cual también apoyó la familia para su construcción y como homenaje existen salones dentro de esta que llevan los nombres de los padres de Roberto, Eduardo y Ricardo Caridi Mitrani.

El 50 por ciento del presupuesto de la fundación está destinado para las personas de escasos recursos de barrios aledaños de la sede, Barlovento, Modelo, Montecristo, Barrio Abajo y hace un año trabajan con la comunidad del barrio Universal, en la parte trasera de la Industrias Cannon, la cual pertenece a la familia Caridi Mitrani. Y el otro 50 por ciento va en caminado a actividades culturales con la comunidad de los barrios anteriormente mencionados y actores folclóricos que ayudan a rescatar la identidad del Carnaval de Barranquilla.

Niños de 6 a 14 años de edad son los beneficiarios de los dos talleres que se realizan cada año (a mitad y a final de año). Y se meten arte, cultura, danza, cine, pintura, estampados, y otras cosas más que se tengan en el momento.

Estas actividades tienen tres propósitos: Unificar los barrios, apartar los niños de la calle y fomentar la cultura. Además apoyan a las personas de cualquier edad que necesiten cirugía de cataratas. La fundación realiza 170 cirugías gratuitas cada año, a un costo unitario de 6 millones de pesos, pero no cobramos nada.

“Lo único que hacen los pacientes es pagar los exámenes prequirúrgicos; las gotas para los ojos y una contribución a la fundación de lo que ellos quiera, con el propósito de que sientan esta cirugía de ellos y no como en otros casos que no valoraban esta”, manifestó Salas.

La Fundación lleva más de 1.000 cirugías gratis desde su inicio hasta la actualidad.

“Al 30 por ciento de los miembros de los grupos folclóricos de mayores vinculados al Carnaval de Barranquilla se han operado por medio de la fundación”, afirmó el encargado de su administración.

En el año 2008 se dictó un curso a 60 mujeres cabeza de hogar sobre las flores de tela, las cuales fueron presentadas en los diferentes hoteles y carrozas del Carnaval, en ese año la festividad tenía el lema, las flores de mi tierra.

Pese a que el Carnaval cambió su lema, el conocimiento quedó en las mujeres y ahora tienen esto como forma de subsistencia.

JORGE DE LA HOZ SERRANO
Especial para EL TIEMPO
Barranquilla
En Twitter: @Jorgedelahoz2

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.