La Comunidad Naranja empieza a triunfar en Barranquilla

La Comunidad Naranja empieza a triunfar en Barranquilla

Dos jóvenes estimulan el emprendimiento, desarrollo personal y Economía Naranja en el Atlántico.

Comunidad naranja

Alexandro y Vanessa impulsan la Economía Naranja en Barranquilla.

Foto:

Vanexa Romero / CEET

Por: Andrés Artuz Fernández
05 de mayo 2019 , 11:31 a.m.

Cada lunes, durante las últimas 170 semanas (lo equivalente a casi cuatro años), Alexandro Rendón y Vanessa Guerrero suben a ‘Lunes Naranja’, su canal de YouTube, videos cuyas temáticas tengan que ver con emprendimiento, desarrollo personal y economía naranja.

Desde Barranquilla, donde ambos nacieron, fueron constantes y con ayuda de más contenido similar a través de las redes sociales, casi sin darse cuenta, influenciaron la conformación de una red de personas que hoy se conoce como Comunidad Naranja.

Decidieron publicar los videos en la red cada lunes con el fin de acabar el estigma, casi mundial, de que es el día más aburrido de la semana. Con base en historias de vida bien contadas y siempre con los distintos valores que trae consigo el color naranja: energía positiva, movimiento, acción, entre otros, consolidaron una audiencia fija.

“Entonces nos dimos cuenta de que esas mismas líneas temáticas podíamos llevarlas a otros espacios y de lo que fue un blog personal, pasamos a estructurar conferencias y charlas que comenzamos a presentar en distintos escenarios como las universidades, los colegios, y empresas, tanto públicas como privadas, que nos buscaban; así nació Lunes Naranja, nuestra empresa, nuestro emprendimiento”, explicó Rendón, de 30 años, quien aclara -entre risas- que el proyecto que lidera con su novia, el cual se hace cada vez más visible, no se desprende de las políticas de campaña del Presidente Iván Duque. “Es solo coincidencia, porque economía naranja no es algo que se inventó ahora”, anota.

El emprendimiento de Alexandro y Vanessa se consolidaba poco a poco. Esto, hasta que la Comunidad Naranja se hizo más tangible y ameritó de estrategias y servicios para conectar a cada uno de sus miembros con lo que denominaron “un ecosistema en el que es transversal su filosofía de fortalecer el emprendimiento y las ideas de negocio que cada quién puede ir teniendo en el camino de su vida”.

Ventana para emprendedores

En junio del año pasado Lunes Naranja pasó a ser, aparte de una empresa, un espacio de dos horas con apariencia de un programa de televisión en vivo, el cual sirve de vitrina para otros emprendimientos frente a esa misma comunidad de emprendedores. Además, para otras personas que, aunque no lo saben antes de acudir, están a punto de interesarse en serlo y saltar al abismo de la independencia laboral y la búsqueda de sus sueños.

Alexandro, de camisa naranja y diadema, es quien -sin perder la seriedad ni el foco de su proyecto- presenta el programa. Con un lenguaje permanentemente optimista mantiene en vilo a una audiencia de unas 120 personas, mientras Vanessa, también vestida de color naranja, está pendiente de los demás detalles tras bambalinas. Generalmente lo realizan en la Casa Cultural La Perla, de la Universidad Simón Bolívar, en Barranquilla.

En ese formato, sin alejarse del mundo digital, Lunes Naranja lleva 5 ediciones en las que ha reunido más de 600 potenciales emprendedores. Estas personas han podido conocer distintas historias de emprendimiento exitoso contadas directamente por sus protagonistas. Un buen sonido, luces tenues que evocan tonos naranja y ayudas audiovisuales complementan, respaldan y hacen más sólido cada relato.

Comunidad naranja

Con el Lunes Naranja motivan a los emprendedores barranquilleros a lograr sus metas

Foto:

Vanexa Romero / CEET

En ese recinto, todo lo que se puede ver es hecho por emprendedores, incluso los refrigerios y las comidas que se ofrecen en el intermedio. Es el ecosistema funcionando como un todo.

“Es un formato que creamos nosotros mismos para llevarle estas historias a nuestra comunidad e inspirar a sus miembros para que vean lo que hay detrás de ser emprendedor. Un lunes, cada dos meses, invitamos a tres oradores que hacen su presentación, pero siempre les pedimos que lo hagan con un enfoque humano que permite aprender mucho de la persona. Esto está creciendo, el próximo Lunes Naranja será el 27 de mayo. Lo que sí aseguramos es que de esta experiencia nadie se va sin conectarse con alguien y con ideas de buenos negocios”, amplió Vanessa Guerrero, abogada y mentora en emprendimiento.

Alexandro y Vanessa insisten en que lo más importante es visibilizar personas y proyectos que por lo general no cuentan con la difusión que deberían y que, gracias a su espacio, pueden llegarle a su comunidad, la cual en todos los casos está ávida de conocerlos.

“Contamos con aliados de difusión que se encargan de invitar y hacernos visible y que nos ayudan sin intercambio económico. También, tenemos patrocinadores que promocionamos muy creativamente cada Lunes Naranja. Es un ecosistema que se conecta a través de esa ventana que creamos para beneficiarnos y crecer todos”, explicó Alexandro.

Lunes Naranja también trabaja en un frente llamado Naranja Academy, en el que imparten sus conocimientos en cursos especializados de habilidades técnicas para emprendedores. “Enseñamos, por ejemplo, a hablar en público y a venderse mejor”, complementa la pareja.

Alexandro, comunicador social, quien está certificado en Coaching y actualmente avanza en una maestría en desarrollo personal y liderazgo, explica que tanto él como Vanessa vivieron en el extranjero. Él en Barcelona y ella en Australia, donde aprendieron que en Barranquilla había mucho por hacer en lo relacionado al universo del emprendimiento y la Economía Naranja.

Rendón agrega que siempre estuvo en la comunicación detrás del lente de las cámaras, las producciones audiovisuales y la fotografía, hasta que un buen día se dio cuenta de que lo aprendido en ese proceso podía aplicarse a un formato de formación, el cual empezó como un blog y creció hasta lo que hoy es Lunes Naranja.

Lunes Naranja también está detrás de Tardes Naranjas. Este último es una tertulia que realizan una vez al mes -también los lunes- en un café del norte de la capital del Atlántico. En este modelo un invitado especial, sentado en un sofá, cuenta sus experiencias de vida a la hora de emprender sus proyectos. Se pensó para grupos de no más de 15 personas y el primer día reunió a más de 40.

“Estos no son unos eventos más, es un ecosistema que hemos ido creando con calma y siempre sabiendo para dónde vamos y sobre temas puntuales. Nuestro sueño es hacer esto frente a 500 o 600 personas en los teatros de gran escala”, expresó la pareja.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
REDACTOR DE EL TIEMPO-BARRANQUILLA
En Twitter como @Andretuz

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.