Médico barranquillero cuenta la guerra de Siria en el cine

Médico barranquillero cuenta la guerra de Siria en el cine

José Gregorio Polo protagoniza el documental ‘No los olviden’, seleccionado en 33 festivales.

José Gregorio Polo

Entender la realidad de la gente sin hacer juicios resultó clave para el relato.

Foto:

PRENSA JOSÉ G. POLO

Por: Wilhelm Garavito Maldonado
22 de enero 2021 , 05:27 p. m.

Poco antes de partir hacia el Medio Oriente para poner fuerza y saber en un campamento de refugiados de guerra, el doctor José Gregorio Polo escuchó una idea que marcó un viraje en su acción.

Su esposa, quien es realizadora audiovisual, le sugirió buscar un contacto para filmar paso a paso las que serían sus vivencias en Kurdistán, región en la que atendería un promedio de 100 pacientes por día, desplazados por el conflicto que vive Siria.

No se trataba de construir un relato ‘de película’, sino de hilvanar una narración llena de autenticidad, cuya elocuencia se soportara en un poder traído más allá de las imágenes.

Video: Colombia llega a las 50 mil muertes por covid-19


Así comenzó a gestarse ‘Don't forget them’ (‘No los olviden’), documental de 52 minutos que hasta hoy cuenta con 33 selecciones en festivales internacionales, incluidos certámenes de Florencia, Venecia, Londres y Nueva York.

En la región ubicada dentro de Irak, albergados en carpas, con escasez de servicios básicos, expuestos a muchas enfermedades que son curables cuando las medicinas y el agua potable no faltan, Polo comenzó a llevar fuertes jornadas de trabajo que solo le permitían pequeñas pausas para comer o ir al baño.

“Éramos tres médicos en el campamento. Uno de Siria y dos que llegamos de Estados Unidos”, cuenta el galeno, quien desde 2002 es habitante de ese país norteamericano, donde además se especializó en atención a pacientes con VIH.

Tras un par de días en los que abundaban los cuadros virales y las alergias en la piel, el doctor, que creció entre los barrios La Magdalena y San José, se atrevió a preguntar por qué solo atendía mujeres y niños.

Fue cuando un intérprete del servicio voluntario le hizo saber que el refugio estaba lleno de “huérfanos, viudas y madres sin hijos. Pues los hombres de estas familias fueron fusilados en la guerra”.

Es aterrador ver el rostro de un niño a cuyos padres y hermanos fusilaron. Y aunque pude trabajar en una zona tranquila, en algunas ocasiones se alcanzaban a escuchar explosiones o ráfagas

Vocación de servicio

Siendo estudiante en la facultad de Medicina de la Universidad del Norte, Polo se acostumbró a formar parte de voluntariados que llevaban brigadas de salud a Rebolo, La Chinita, La Luz, e igualmente a barrios del suroccidente de Barranquilla.

Asegura que no desconoce las complejas realidades de un conflicto armado como el vivido en Colombia, pero, sin duda, fue muy lejos de su tierra, donde percibió con cada sentido los horrores de la guerra.

“Es aterrador ver el rostro de un niño a cuyos padres y hermanos fusilaron. Y aunque pude trabajar en una zona tranquila, en algunas ocasiones se alcanzaban a escuchar explosiones o ráfagas de disparos, que el viento traía de muy lejos”, relata conmovido.

Video: Polémica por video de presunta fiesta en estación de policía de Cauca

Poco después de llegar al terreno, el doctor Polo entró en contacto con Kamaran Karym, quien se convirtió en camarógrafo y director del proyecto audiovisual, el cual tomó forma con las batallas como fondo constante.

“Me dediqué a narrar de manera espontánea lo que podía ver y vivir. Creo que allí está la aceptación que hemos encontrado de parte del público”, cuenta con notable asombro.

En la inmensidad de un relieve en el que contrastan la arena desértica con verdes picos y una amplia urbe cercana, se encuentran miles de vivencias, todas con el dolor como antesala o presente.

“En un lugar como este se aprende a no justificar la violencia de parte de ningún bando. Solo se quiere comprender el valor de la vida y a diario uno se estremece con lo que escucha. Supe, por ejemplo: que los miembros del grupo Estado Islámico determinaban que todo chico que tuviera vellos en las axilas debía ser fusilado, pues ya era un hombre. También me causó una tristeza muy profunda conocer los abusos sexuales a los que son sometidas muchas niñas y adolescentes”, explica el médico.

Me dediqué a narrar de manera espontánea lo que podía ver y vivir. Creo que allí está la aceptación que hemos encontrado de parte del público

Compleja realidad

Teniendo asombro, capacidad de observación y tono de esperanza como hilos narrativos, Polo y su equipo de producción (realmente muy pequeño) atraen contando una compleja realidad con sencillez y contundencia.

La reflexión a la que invita la pieza audiovisual es sin duda su mayor valor, que trasciende las pretensiones estéticas.

“Hoy debo decir que entiendo la vida de una manera distinta. Cuando el mensaje ha podido llegar a tanta gente de muchos lugares por medio de los festivales, que justamente en 2020 se hicieron virtuales, siento una satisfacción grande, pues creo que es una semilla para que podamos reflexionar frente a nuestras conductas”, sentencia.

Vea: Drama en hogar geriátrico: van ocho muertos y 36 contagiados

En árabe o kurdo, las lenguas predominantes en el campamento, escasamente el doctor de 47 años aprendió a saludar. Fue la sensibilidad, a todas luces, el código que derrumbó cualquier barrera para ir en busca de lo más noble y humano de cada mirada.

Encontrar miles de personas capaces de no pelear en medio de las inhumanas carencias y demostrar así su rechazo a la guerra fue una de las principales lecciones para el visitante en sus dos meses de servicio.

No los olviden

Las selecciones internacionales dan un gran impulso al trabajo documental.

Foto:

PRENSA JOSÉ G. POLO

Pasos posteriores

Kim Polo, la esposa de José Gregorio y quien le dio luz a la idea original. Además, agregó los conceptos en la edición.

También fue relevante Bobby Brader con la musicalización. Las selecciones en los eventos internacionales han puesto al doctor nacido en Cartagena, el mismo que se define como “barranquillero y juniorista”, en un sinnúmero de pantallas.

Hoy siente que inspirando a través del lenguaje audiovisual se genera otro mecanismo sanador, que no se queda en un cuidado paliativo.

Bajo esta premisa sueña con imágenes para seguir contando más allá de simbologías, sin subordinarse frente a la indiferencia, que siempre hace más fuerte cualquier guerra.

Esto hay que saberlo 

'Falso servicio' la nueva modalidad de extorsión en el Atlántico

Así será la agenda virtual del Carnaval de Barranquilla 2021

Esta colombiana tiene cita con la historia en España

WILHELM GARAVITO MALDONADO
Redactor ADN
Barranquilla

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.