Secciones
Síguenos en:
La apuesta del Atlántico por la siembra de 50 hectáreas de girasoles
Girasoles en el Atlántico

Los 40 mil girasoles florecidos en Baranoa, fueron durante tres semanas un atractivo turístico.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

La apuesta del Atlántico por la siembra de 50 hectáreas de girasoles

Los 40 mil girasoles florecidos en Baranoa, fueron durante tres semanas un atractivo turístico.

Los buenos resultados en los paseos agroturísticos en Baranoa serán replicados en siete municipios.

Con dos propósitos, la Gobernación del Atlántico comenzó a explorar la siembra de 50 hectáreas de girasol en siete municipios, que ven en el cultivo de esta colorida planta una oportunidad para acelerar la reactivación económica en estos sectores escogidos del departamento.

La idea es aprovechar dos momentos del cultivo. El primero, con la floración, que se genera 45 días después de la siembra: cuando aparecen los botones florales y dura tres semanas.

Se aprovechará este proceso paisajístico para impulsar el agroturismo a través del plan que la Gobernación del Atlántico ha denominado ‘La Ruta del Girasol’.(También: A falta de inversión pública, la Humboldt recibe apoyo de privados)

El segundo momento se inicia después del día 70 de la siembra: cuando ya ha pasado la etapa de floración, comienza el proceso productivo del grano para procesar la semilla que se utiliza para el silo, que es alimento para el ganado de los campesinos.

Pero también se está pensando en la posibilidad de desarrollar otros productos derivados de la semilla de girasol para el consumo humano, como el aceite y la semilla seca.(Lea: Así celebraron en la casa de Anthony Zambrano la medalla de plata)

puede ser utilizado para el consumo animal y humano como en la fabricación de aceite de girasol

El secretario de Desarrollo del Atlántico, Miguel Vergara, explicó que en estos momentos están investigando la producción de alimento a partir del grano que produce la flor, cuyo valor nutricional elevado 32 por ciento de proteínas, ácidos grasos, “puede ser utilizado para el consumo animal y humano como en la fabricación de aceite de girasol”, sostiene.

La ruta del girasol

El programa piloto de la ruta agroturística forma parte del proyecto ‘Semillas de Vida’, que en su edición 2021 hará entrega de kits de semillas de girasol a 50 beneficiarios en siete municipios. Para ellos destinó recursos iniciales por 100 millones de pesos.

Las semillas de girasol se comenzaron a sembrar, de manera escalonada, en terrenos de los municipios de Suan, Candelaria, Ponedera, Baranoa, Malambo, Juan de Acosta y Usiacurí.

La gobernadora Elsa Noguera está impulsando La Ruta del Girasol en el Atlántico.

Foto:

Prensa Gobernación del Atlántico

A medida que se vayan dando las floraciones, se promoverán los recorridos turísticos por estas plantaciones, en donde además se fomentará la cultura de cada municipio seleccionado.

(Lea: Actos vandálicos en campo petrolero producen derrame de crudo en quebrada)

En estos municipios se aprovechará la luminosidad solar y escasa humedad, elementos que demandan los cultivos de girasol, para desarrollar el proyecto, que inició con la entrega de semillas y asistencia técnica a los campesinos escogidos.

“En la etapa de crecimiento, tenemos tres semanas para promover el turismo, que la gente los visite, conozca nuestro departamento y se tome fotos bellísimas, a través de la 'Ruta del Girasol'”, explicó la gobernadora Noguera.

Cientos de turistas de Barranquilla y varias ciudades del Caribe están visitando los cultivos de girasol.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

La experiencia exitosa del municipio de Baranoa es la que se quiere replicar con estos paseos por los cultivos. Aquí en una finca se aprovecharon las tres semanas de la floración de unos 40 mil girasoles, lo que generó toda una movilización de turistas.

Según cuentas de la Secretaría de Desarrollo del Atlántico, esta experiencia permitió la visita de unos 5.000 turistas, en su mayoría de Barranquilla, se generaron unos 100 empleos y las ventas solo en el pasado fin de semana estuvieron por encima de los 120 millones de pesos.

"Este tipo de iniciativas no solo brindan una nueva posibilidad de ingreso a los campesinos, sino que fortalece la economía de la zona, ya que atrae a turistas y locales a recorrer los cultivos de girasoles”, dijo Vergara.

Esta es la programación que tiene la Gobernación del Atlántico para visitar los cultivos de girasol.

Foto:

Prensa Gobernación del Atlántico

Ya en el corregimiento de Pendales, en Luruaco, se había presentado una situación similar a principio de julio, con el florecimiento de un cultivo, pero no fue aprovechado para la explotación turística.

En Pendales y Baranoa se tuvieron cerca de 16 mil visitantes durante las semanas en las que los cultivos estuvieron habilitados, logrando ingresos superiores a los 75 millones de pesos y 200 empleos directos.

Ahora se alista en la finca Buenos Aires, en el corregimiento de Caracolí, en Malambo, área metropolitana de Barranquilla, donde están sembradas tres hectáreas, de las cuales media ya floreció.

La iniciativa es promovida por la Corporación Mosáico Urbano de Colombia, conformada por jóvenes golpeados por la violencia y la pobreza de los municipios de Malambo, Soledad y Galapa, que aseguran esperan este fin de semana unos 1.500 turistas.

“La entrada cuesta 20 mil pesos, incluye recorrido por el cultivo, acompañamiento de guía, hidratación, y derechos a flores”, contó Juan Sierra, promotor de esta ruta en la que hay unas 7.000 flores de girasol.

De acuerdo con la gobernación, estos cultivos se podrán visitar en las siguientes fechas: Malambo del 14 al 28 de agosto; Suán del 1° al 10 de octubre; Juan de Acosta del 16 al 23 de octubre; Ponedera del 30 de octubre al 7 de noviembre; Candelaria del 13 al 21 de noviembre y Usiacurí del 27 de noviembre al 5 de diciembre.

El impulso de los cultivos

Los cultivos de girasol no son algo nuevo en el Caribe colombiano. Ya en Córdoba, Cesar y Bolívar se han desarrollado, no propiamente con fines agroturísticos, sino aprovechando las potencialidades del grano para el silo de ganado y para uso ornamental.

Alfredo Villadiego es el promotor de las plantaciones de girasol, desde su finca en San Jacinto (Bolívar), donde tiene una granja matriz y una planta procesadora del grano para animales.

Ha impulsado la siembra en el Atlántico. Primero en Los Pendales y Baranoa. Ahora busca explotar la semilla para productos de consumo humano, tales como mantequilla y aceite.

“Aún no tenemos la maquinaria, estamos dando los primeros pasos”, dijo Villadiego, que es contador público y reside en Barranquilla.

(No deje de leer: Así es la vida entre los abismos del cañón del Chicamocha)

Desde su laboratorio realiza, desde hace unos seis años, estudios sobre el girasol. Estudiantes de facultades de agronomía de diferentes universidades del país y la costa asisten a este laboratorio vivo a conocer la experiencia, que ha contado con el apoyo de aliados franceses.

En estos momentos, Villadiego asegura que se alista para la presentación del primer jabón líquido, un champú y crema hidratante a base de girasol.

Un negocio con el agroturismo, la producción de silo para el ganado y de productos para el consumo humano es lo que florece en el Atlántico con los cultivos de girasol, que pasaron de los arreglos florales y demás usos ornamentales a ser la esperanza de subsistencia de cientos de familias.

Leonardo Herrera Delgans
Corresponsal de EL TIEMPO Barranquilla
En TW: @leoher69
Escríbeme a leoher@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.