Los tropeles que rondan a Medimás en Barranquilla

Los tropeles que rondan a Medimás en Barranquilla

En la capital del Atlántico, usuarios de la EPS se encuentran al límite para exigir respuestas.

Medimás

Sus afiliados han interpuesto más de 2.900 tutelas, en las que piden atención eficiente.

Foto:

Alexis Múnera / EL TIEMPO

Por: Leonardo Herrera
26 de julio 2019 , 05:00 a.m.

La EPS que maneja en esta capital cerca de 50 mil pacientes, recibe de manera permanente ‘palo’ en los medios de comunicación, como consecuencia de las denuncias que sus afiliados presentan casi que a diario. La entidad cuenta con dos IPS propias y convenio con por lo menos 20 clínicas, entre esas las que pertenecen a la organización de la Clínica General del Norte.

“Estamos muy mal, así es imposible”, asegura Abel Martínez, coordinador de la asociación de usuarios de Medimás, al hacer una radiografía de los males que carcomen el servicio que presta la entidad en la capital del Atlántico.

Martínez denuncia que en estos momentos no cuentan con el servicio de especialistas, y los convenios con varias clínicas los han terminado por falta de pago.

“En la clínica general del Norte han regresado a varios pacientes, nos dijeron que la deuda es de más de 40 mil millones de pesos y que para que nos sigan atendiendo la EPS debe pagar por lo menos la mitad”, sostuvo.

El hombre manifestó que la EPS ordenó recortar el tiempo de las terapias a pacientes con discapacidad: “solo les pueden hacer 15 minutos de terapia por cesión, así quien se recuperar”, sostiene Martínez al asegurar que tiene un nieto que ha sido víctima de ese trato.

EL TIEMPO habló con una paciente que llevaba seis meses esperando una cita con un neumólogo y que solo hasta esta semana se la dieron, luego de meses de quejas y pelea. “Esto fue cipote de pelea para que me dieran la orden”, dijo en tono contrariado la mujer, que aseguró haber perdido mucho tiempo y pasajes en la diligencia.

Según reportes de la Personería de Barranquilla, en promedio al día se registran entre 15 y 20 quejas contra Medimás por la demora en la entrega de medicamentos de alto costo que ordenan a pacientes que padecen enfermedades como cáncer, o para que ordenen procedimientos, sin importar la orden del médico o que estén dentro o fuera del POS.

Mientras que la Secretaria de Salud de Barranquilla, Alma Solano, reportó que en el mes de mayo en su despacho se presentaron 11 quejas, al señalar que la prestación del servicio ha estado dentro de lo normal, sin mayores problemas.

Lo mismo no dicen en la Personería. “Es la EPS que mayor número de quejas registra en la ciudad”, dijo un portavoz de la entidad, quien explicó que una de los grandes problemas que tiene la entidad en Barranquilla es que todo está centralizado en Bogotá y, por muchas buenas intenciones que tengan los funcionarios locales, siempre deben esperar que lleguen las autorizaciones del orden central. “Allí es donde se arma el tropel, lo de acá es una regional de papel”, sostuvo el funcionario quien pidió mantener el anonimato su nombre.

Pateé puertas, tumbé un computador, me enloquecí allá de la misma impotencia y de ver la indolencia de esa gente

Es el caso de Karina Benítez, quien duró casi un mes esperando que le entregaran los medicamentos de la quimioterapia de una prima y, luego de reiteradas visitas, horas de esperas ir y venir, y ante la indiferencia de algunos funcionarios con el drama que vivía su familia, no soportó más. “Pateé puertas, tumbé un computador, me enloquecí allá de la misma impotencia y de ver la indolencia de esa gente”, contó la mujer, quien recuerda que después del tropel fue atendido su requerimiento. “Si no es así no pasa nada”, sostuvo.

Casos similares le contaron algunos pacientes y trabajadores de la sede principal de Medimás en Barranquilla (calle 87 con carrera 47, norte de la ciudad), que coinciden en que han tenido que llamar a la policía para que atiendan problemas que se registran al interior de la edificación cuando usuarios intentan agredir a funcionarios.

“Una vez vi tirar trompada a un vigilante con un señor que no lo atendían”, sostuvo un testigo que no quiso ser identificado.

Para usuarios como Natali Núñez, de 22 años, quien está con la entidad, y quien recuerda haber estado en Cafesalud y Salucoop -lo que luego pasó a ser Medimás-, el servicio que recibe en estos momentos es bueno, pero también tuvo problemas con la entrega de medicamentos. “Nos tocaba comprarlos de nuestro bolsillo y luego pedir el reembolso”, dice.

LEONARDO HERRERA DELGHAMS
Corresponsal de EL TIEMPO
BARRANQUILLA
En Twitter: @leoher69

Este artículos hace parte del informe especial 'Autopsia de un muerto anunciado llamado Medimás'. Puede leer el informe completo aquí.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.