Venezolanos inciden en cifras de embarazos, en el Atlántico

Venezolanos inciden en cifras de embarazos, en el Atlántico

En 2018, 266 extranjeras entre 14 y 18 años salieron embarazadas en municipios del departamento.

Embarazo

Este año, en el Atlántico se presentaron 29 embarazos de niñas menores de 14 años, frente a 21 en 2017. Tres casos fueron de extranjeras.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

Por: ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
16 de diciembre 2018 , 11:51 a.m.

Hace unos días, a comienzo de semana, se conoció que dos buses repletos de personas que decidieron huir de Venezuela, llegaron al municipio de Campo de la Cruz, en el sur del Atlántico.

Se calcula que, por lo menos 120, en su mayoría del vecino país, y uno que otro retornado, se instalaron en esa población para establecerse en el Departamento considerado como capital en la Costa Caribe colombiana.

Sucesos como el anterior, que se presentan cada vez más a menudo debido a la crisis interna que se vive en Venezuela, la cual acelera el proceso migratorio con incidencia, en mayor grado, en países como Colombia, contribuyen, según el secretario de salud del Atlántico, Armando de la Hoz, a que los muestreos que se obtienen para establecer qué tanto se avanza en el destierro de algunas problemáticas de salud pública, se vean disparadas.

Es el caso de los embarazos en mujeres entre los 14 y 18 años de edad en el departamento que, según registros de la Gobernación, a cierre del pasado 30 de noviembre, ascendían a 2586 con respecto a 2533 presentados en el año inmediatamente anterior.

Ante lo que parece un incremento en las cifras locales, De la Hoz explicó que el fenómeno migratorio es el principal causante de hacer creer, a simple vista, que los indicadores no han podido ser superados en algún porcentaje y que, por lo contrario, van en ascenso.

El funcionario le dijo a EL TIEMPO que teniendo en cuenta que el Atlántico es un Departamento receptor de venezolanos, que ya llegan, según censo oficial, a 60.000 personas, sin contar el subregistro que existe, se tiene el dato que de las 2586 embarazadas entre los 14 y 18 años, 266 son extranjeras.

“Luego entonces si obtenemos un hallazgo de que en algo se ha mitigado la problemática de acuerdo a las cifras que se obtuvieron en 2017. La llegada masiva de venezolanos por supuesto que incide en que nuestros indicadores también se alteren”, reforzó De la Hoz.

El Secretario de Salud Departamental reiteró que si se restan los 266 embarazos de mujeres en ese rango de edad que aparecen registradas como extranjeras puras, serían, en 2018, 2.320 frente a 2.533 de 2.017.

“Y eso sin contar con que entre las colombianas también hay población que llegó retornada y que de inmediato incide en el sistema de salud colombiano”, agregó De la Hoz.

Con 991 casos, Soledad se constituyó en el municipio con mayor número de embarazos de mujeres entre los 14 y 18 años, de los cuales 132 fueron de extranjeras, lo que lo posiciona en el primer puesto entre las poblaciones del Atlántico. En 2017, ese municipio registró 1008 casos.

Armando

Armando De la Hoz, secretario de salud del Atlántico coincide en la importancia de que se intervengan los hogares para prevenir ayudar a jóvenes.

Foto:

Andrés Artuz Fernández/EL TIEMPO

Adolescentes, en la mira

El embarazo adolescente en el Atlántico, en niñas menores de 14 años, registra también u alza en las cifras con 29 casos registrados en 2018, frente a 21 del año anterior.

Las estadísticas de la secretaría departamental de salud establecen que en ese rango de edad las extranjeras ascendieron a 3, mientras que en 2017 no hubo ninguna embarazada de otro país.

El municipio con mayor número de casos de niñas menores de 14 años embarazadas lo lidera Soledad con siete casos, una cifra que para el secretario De la Hoz es normal teniendo en cuenta que es la población con mayor extensión y número de habitantes, además la más cercana a Barranquilla y que crece día a día comercialmente hablando.

En esa misma línea, le siguen Sabanalarga, Manatí, y Ponedera con 3 casos cada uno y Sabangrande, Galapa y Palmar de Varela con 2, respectivamente.

Para De la Hoz es motivo de orgullo y para resaltar que los municipios de Candelaria, Juan de Acosta, Piojó, Polonuevo, Repelón, Santo Tomás, Tubará y Usiacurí pusieron el cero de embarazo adolescente en el Departamento.

“Venimos implementando varias estrategias que nos han servido para ir bajando los indicadores negativos. Este año tuvimos mayor cobertura con varias iniciativas, incluso algunas del orden nacional, que ven en el departamento factores que sirven para poner en marcha proyectos pilotos a nivel nacional”, agregó De la Hoz.

Las estadísticas recopiladas por la Gobernación del Atlántico también recogieron el número de embarazos en mujeres entre los 19 y 25 años, los cuales quedaron en el registro con 6.845 por encima de los 6.905.

De ese total, 830 casos correspondieron a embarazos de extranjeras entre los 19 y 25 años.

“Podemos ver que los nacimientos en 2018 son casi los mismos que en 2017: 16.336, frente a 16.211. Vemos que la cifra de nacimientos de extranjeros es alta con 1.099 casos”, destacó el funcionario departamental.

Familias más fuertes

Preocupados el alto consumo de sustancias sicoactivas en la población juvenil del departamento, la Gobernación del Atlántico ha implementado diversos planes que buscan fortalecer los entornos protectores para afrontar problemática que afecta a los más jóvenes, pero que se pueden prevenir desde las familia y la sociedad en general.

Una de esas estrategias es el programa Familias Fuertes, concebido como una intervención primaria de capacitación en habilidades de crianza y relación familiar para prevenir conductas de riesgo en jóvenes entre 10 y 14 años de edad.

“Se atacan varios frentes en general, como los embarazos, la drogadicción y la salud mental, entre otros, pero desde todos los individuos que componen una familia”, explicó Armando De la Hoz.

Familias Fuertes es un programa que comenzó a implementarse el año pasado con la intervención de 306 familias.

Para el funcionario encargado del tema de la salud en el Atlántico, la incidencia del programa se está comenzando a ver en los balances de este año.

Por eso es más optimista con lo que considera que se detectará en las mediciones de 2019, ya que Familias Fuertes, en 2018, logró trabajar con 2.600 familias en el Departamento.

“Ya estamos hablando de que cada familia cuenta con por lo menos tres personas. Así las cosas, podemos decir que les llegamos a unas 8.000 personas y eso se va a ver el año entrante en nuestros indicadores”, sostuvo.

Por último, De la Hoz dijo que la Administración Departamental sumó a sus estrategias la puesta en marcha de un grupo de 2.000 jóvenes que hacen parte de la red Servicios de Salud Amigable para Adolescentes y Jóvenes.

La red está integrada por muchachos que se interesan en cosechar buenas prácticas durante su etapa juvenil y de paso servir de consejeros de otros que necesitan orientación para no cometer errores como caer en las drogas o quedar en embarazo en una edad no deseada.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
REDACTOR DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.