Secciones
Síguenos en:
Impulsan las huertas caseras en los barrios del sur de Barranquilla
Huertas caseras en Barranquilla

En el patio de la familia Orozco hay una de las 20 huertas caseras, que ya dio su primera cosecha de cilantro y habichuela.

Foto:

Katerine Orozco

Impulsan las huertas caseras en los barrios del sur de Barranquilla

El piloto, que se inició hace dos meses con 20 familias, se extenderá a toda la ciudad.

En el patio de la casa de la familia Orozco germina un proyecto que busca ser la esperanza para contrarrestar la crisis alimentaria que dejó la emergencia sanitaria generada por el covid-19 y que aún golpea a cientos de hogares barranquilleros.

En ese rincón de la calle 109D con carrera 13C, del barrio Los Olivos I, en el sur occidente de esta capital, crecen en silencio y bajo el cuidado paciente de los Orozco matas de pimentón, tomate, berenjena, habichuela, pepino, rugula y cilantro, claves en la dieta de ellos.

Por eso, Felipe Orozco, el jefe de la familia, no ocultó su alegría el pasado 28 enero, cuando en menos de 45 días recogió la primera cosecha de cilantro. Karina, su hija, logró congelar ese momento de alegría del hombre con una foto, en la que muestra las manos llenas de la hierba y una sonrisa que ilumina su rostro.

(También: Barranquilla, escenario para el rodaje de películas)

“Alcanzó hasta para regalar a mi abuela y mis tías”, cuenta la joven, de 23 años, que junto a su madre y hermanos son los encargados de cuidar y mantener la huerta que desde diciembre iniciaron, gracias al impulso de un plan piloto de la Alcaldía de Barranquilla, que busca masificar los cultivos de hortalizas en los patios de las casas, en colegios, cárceles y cualquier espacio público que pueda ser aprovechado.

Uno de los primeros beneficiados es Felipe, un soldador de 52 años, oriundo de Villanueva (Córdoba), de una familia de origen campesino, que por generaciones trabajó la tierra pero que por culpa de la violencia debió abandonar el campo y radicarse en esta ciudad.

Huertas caseras en Barranquilla

Son 20 huertas las del plan piloto, que en estos momentos benefician a unas 100 personas.

Foto:

Katerine Orozco

Para acceder a este programa, compró parte del terreno del patio trasero de una vecina, y junto a su esposa y siete hijos lo acondicionó para iniciar este proyecto, que ahora espera les provea de verduras claves en su alimentación y, en el corto tiempo, un plan de negocio.

“Ya hemos tenido cosecha de habichuela y cilantro. Aquí vienen vecinos y personas a ver nuestra huerta, queremos con el tiempo ampliar y cultivar más cosas que podamos comercializar”, cuenta Karina, quien con sus hermanos espera que en dos meses recoger la cosecha grande de tomate, pimentón, pepino que ya crecen y a los que también les toma fotos.

Un proyecto ambiental

El proyecto agropecuario liderado por Barranquilla Verde (BV), la autoridad ambiental de la ciudad, se denomina 'Mi huerto en casa', cuyo objetivo es incorporar a la comunidad en actividades de mejora ambiental, a través del cultivo de hortalizas, siguiendo los principios de la agricultura biológica y seguridad alimentaria por medio de la agricultura.

“Comenzamos el 20 de octubre, con visitas y selección de las familias vulnerables que harían parte del piloto. El 16 de diciembre iniciamos con las capacitaciones y entrega de material”, cuenta Juan Camilo Gómez Álvarez, coordinador del centro de interacción ambiental de BV.

Huertas caseras en Barranquilla

Felipe Orozco muestra la primera cosecha de cilantro que recogió en su patio.

Foto:

Katerine Orozco

El plan se inició con 20 familias, unas 100 personas, de los barrios Por Fin y Los Olivos, que en estos momentos siembran en los patios de sus casas tomate, pepino, berenjena, pimentón, cilantro, habichuelas, col de tallos y rugula.

Estas especies de hortalizas fueron seleccionadas, no solo por su alto contenido nutricional, sino por ser de los principales demandados en la canasta familiar de esta población piloto.

(Le puede interesar: A la Asamblea del BID solo vendrá el equipo directivo)

“Además de garantizar alimento para estas familias, también tiene como objetivo la conservación del entorno, impulsar la agricultura urbana y que estas personas valoren el trabajo de los campesinos que son los que nos proveen la comida”, enfatizó Gómez, quien visita los cultivos y capacita a los miembros del programa.

Dotación y apoyo

A cada familia beneficiara del plan piloto se le suministró un kit de huertos caseros, compuestos de semillas de hortalizas certificadas, sustratos especiales de germinación, abono orgánico, herramientas de jardinería, capacitaciones personalizadas y seguimientos constantes para garantizar el desarrollo de sus cultivos.

El 80 por ciento de la población beneficiada es de origen campesino, que tienen la voluntad de realizar procesos de siembra en sus viviendas. Una de las condiciones es contar con espacios suficientes como patios y zonas verdes que permitan desarrollar del proyecto.

Huertas caseras en Barranquilla

El director de Barranquilla Verde, Henry Cáceres, supervisa el el proyecto de Felipe Orozco.

Foto:

Barranquilla Verde

Barranquilla Verde pretende llegar a todas las localidades, priorizando a poblaciones vulnerables que con la agricultura urbana puedan mejorar su calidad de vida. La intención es que, en dos meses cuando los planes pilotos entreguen su cosecha, se inicie el programa masivo.

“ 'Mi huerto en casa' busca dar un importante valor social entre sus participantes, permitiendo mejorar su calidad de vida con un alto valor medioambiental, apostando a los objetivos de desarrollo sostenible y entregándole a la ciudad nuevos espacios verdes en los cuales el huerto y la conservación del entorno es el protagonista”, dijo Henry Cáceres, director de la autoridad ambiental.

El trabajo está articulado con ediles y líderes comunitarios, quienes están atentos al seguimiento y progreso sostenible del proyecto.

Por lo pronto, los Orozco esperan con paciente recoger en dos meses toda una cosecha, que como el cilantro que alcanzó para compartir con el resto de la familia, y las habichuelas “que mi mamá ya comenzó a usar en el guiso de pollo”, comenta Karina.

LEONARDO HERRERA DELGANS
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla
En TW: @leoher69
Escríbeme a leoher@eltiempo.com

Lea más noticias de Colombia

Denuncian a locutor de Barranquilla por golpear a su expareja 

El rastro en Colombia de 'Papillon', el famoso criminal francés
 Avianca suspende ruta Barranquilla-Miami por la pandemia

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.