A la cárcel profesor que habría abusado de estudiante menor de edad
no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

A la cárcel profesor que habría abusado de estudiante menor de edad

La víctima presenta traumas  y está bajo tratamiento siquiátrico.

No es hora de callar

En las instalaciones de un colegio del sur de Barranquilla fue el lugar donde se registraron los hechos la semana pasada.

Foto:

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

Por: Barranquilla
10 de agosto 2020 , 07:44 p. m.

A la cárcel de El Bosque de Barranquilla fue enviado, la tarde de este lunes, el profesor sindicado de haber violado a una menor de 17 años de edad, en el aula de clases a la que la había citado con el pretexto de entregarle material de estudio.

La determinación fue adoptada en las últimas horas por el Juzgado Segundo de
la capital del Atlántico, tras analizar los argumentos expuestos por la Fiscalía.

(Lea: Hace 35 años, 'Happy' Lora hizo famoso el sombrero vueltiao​)

"Viste lo que hiciste, fue lo único que le dije, y apenas me vio gritó desde una ventana, que él no le había hecho nada a mi hija", contó a EL TIEMPO con la voz entrecortada la madre de la menor, al recordar el momento que vivió hace siete días y que la mantiene sumida en el dolor y viviendo una tragedia con su hija, quien se mantiene desde entonces bajo observación médica.

El caso se presentó el cuatro de agosto en un colegio del suroccidente de Barranquilla, considerado uno de los barrios más grandes de esta ciudad, dividido en varios sectores, algunos catalogados como zona roja debido a problemas sociales generados por la pobreza y el abandono oficial.
 
(También: 'Pico y cédula' en Barranquilla ahora será según día par o impar)

Ese día, cayó sobre la ciudad un aguacero que inundó parte de los alrededores de la institución educativa. Una vez dejó de llover, la estudiante salió de su casa, ubicadas a tres cuadras del colegio, a cumplir la cita que el profesor de español le había puesto para entregarle el material de estudio, ya que ella no cuenta con equipos ni servicio de internet para atender las clases de manera virtual.

En las cámaras del colegio se ve cuando la estudiante sube al segundo piso, donde la estaba esperando el docente. Luego se ve cuando baja. Minutos más tarde se conocería el drama que están viviendo la joven y su familia.

Una estudiante especial

La noticia del supuesto abuso de la estudiante causó revuelo de inmediato en el barrio, donde más de uno se llenó de valor y movido por el odio y el dolor salió a buscar al profesor sindicado de abusar de una niña a quienes todos han visto crecer y que toda la vida, junto a su hermana, ha estudiado en ese colegio.

Claro que las conocemos, sabemos quiénes son, las hemos acogido por que son personas muy humildes

"Claro que las conocemos, sabemos quiénes son, las hemos acogido por que son personas muy humildes", dijo una mujer de Santo Domingo, quien pidió reserva de su nombre porque conoce al profesor sindicado y su familia, que también son del sector.

La madre de la víctima contó que debido al coronavirus se quedó sin trabajo y prácticamente vive de la caridad de algunas personas que la apoyan con los mercados.

"Esta situación la mantenía muy deprimida a mi niña, pero yo le decía que no tomara las cosas así, que saldríamos adelante", dijo ella  quien ha trabajado en cocinas de restaurantes, pero lleva meses sin conseguir para el sustento de sus hijas.

(Además: Proyecto de minería Soto Norte, explicado desde orillas opuestas)

Esta condición de vulnerabilidad era conocida en el colegio, por lo que desde el rector, secretarias y profesores tenían un trato especial con esta estudiante, que ya estaba cursando 11 grado y que había sido vista por la sicóloga del colegio debido a los cuadros depresivos que presentaba por la situación económica en su casa.

La víctima y su familia es conocida en el sector donde viven, también lo es el profesor acusado, ya que es vecino de ella. Viven patio con patio.


"Él la conoce desde que estaba en la barriga, sabe todos los problemas que hemos atravesado y por eso no tiene perdón de Dios lo que hizo", dijo la mujer.

Denuncia y captura

El testimonio que la menor ha entregado a su madre y a las autoridades asegura que cuando entró al curso y se sentó a esperar a que el profesor le entregara el material, este se le acercó y la comenzó a tocar.

En el relato, ella dijo que sentía un nudo en la garganta que le imposibilitaba llorar o gritar y que fue tanto el miedo que la envolvió en ese momento que no se pudo defender.

"Llegó llorando y me contó todo. Sentí que el mundo se me venía abajo, pero quise ir a confrontarlo", recuerda la mujer, quien asegura que cuando llegó al colegio, apenas él la vio le respondió: "yo a tu hija no le hice nada". "Ni siquiera le había dicho nada cuando ya me estaba dando explicaciones. Estaba confesando su culpa", agregó ella.

Los vecinos, amigos, y familiares estaban dispuestos atacar a piedras las instalaciones del colegio para sacar el profesor y hacer justicia. La madre de la estudiante pidió a sus hermanos, que estaban entre la turba enardecida, que no dañaran el colegio. Un primo de ella fue a buscar a la Policía,  que evitó una tragedia mayor.

(Le puede interesar: 'Le ganamos la primera batalla al covid, no la guerra': Jaime Pumarejo)

"La Policía nos llevó a la clínica para que atendieran a la niña, luego a la Fiscalía, donde puse denuncia y después me llevaron otra vez a la clínica", cuenta la mujer, que sostiene que el profesor cuando la vio en le hacía señas para que no lo denunciara. "Estaba asustado, solo me hacía señas para que no dijera nada".El hombre fue detenido ese mismo martes y este lunes luego de la audiencia fue enviado a la cárcel de El Bosque.

Bajo observación médica

Desde el martes, la niña se encuentra en una clínica bajo observación médica, debido al estado de depresión en que se mantiene. "No le dan de alta hasta que no la valore un siquiatra", contó la angustiada mujer que ahora teme por la salud mental de su hija.

El rector y varios profesores no han dejado de brindarle apoyo y ofrecerle su solidaridad. Lo mismo que los vecinos del barrio.

"Le han puesto medicamentos para evitar un posible embrazo no deseado y cualquier enfermedad de trasmisión sexual", cuenta en tono desolado la mujer, quien confiesa que ha sido fuerte para poder sacar adelante a sus muchachas, pero cuando llega a la casa se deprime de solo recordar lo que está viviendo su hija. "Le pido a Dios que me de fuerzas, porque yo no tengo más".

No deje de leer

BARRANQUILLA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.