Secciones
Síguenos en:
El carro que se deteriora en patios mientras dueño resuelve caso de estafa
Estafa carro Barranquilla

Así está el carro en los patios de la estación San José.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

El carro que se deteriora en patios mientras dueño resuelve caso de estafa

Así está el carro en los patios de la estación San José.

Vehículo ya tiene año y un mes inmovilizado y recuperarlo podría costar más del valor de la compra.

“El caso es parecido al de la boxeadora Íngrit Valencia, hasta le escribí a ella y me respondió ‘No te preocupes, que todo sale a la luz ante los ojos de Dios’. Si a mí me llega a pasar algo mañana, se pierde esa plata, porque el carro está a nombre mío”.

Estas palabras de angustia son de Steffi Vallejo, propietaria del vehículo que se transformó de un sueño familiar a una pesadilla en Barranquilla, tras su inmovilización hace año y un mes por una denuncia de presunta estafa, emitida desde Ibagué.

(Lea también: El sueño cumplido de familia barranquillera que se volvió pesadilla)

Habían pasado seis meses y la denuncia no había sido cargada todavía en los sistemas legales

Esta historia, que fue dada a conocer por EL TIEMPO en junio pasado, se originó en diciembre de 2019, cuando los Stevenson Vallejo adquirieron en Manizales el carro Suzuki modelo 2017, avaluado en ese entonces en 32.840.000 pesos.

Pero nueve meses después les fue inmovilizado el auto en un retén de la Policía, al verificar que era requerido por la Fiscalía 55, en la capital de Tolima, desde mediados de 2018 por la actuación penal.

“Es decir, habían pasado seis meses y la denuncia no había sido cargada todavía en los sistemas legales. Si no es porque la fiscal entra nueva al cargo y remueve esto a mediados de 2020, el vehículo estuviera rodando y el señor pensaría que su demanda estaba en curso”, dice el esposo de la propietaria, Luis Stevenson, quien iba conduciendo cuando fue retenido.

Ese reporte lo recibió con sorpresa la familia, toda vez que en el proceso de compra siguieron la ruta de comprobaciones de ley, perito al vehículo, revisión mecánica y legal, hasta una contratación con una compañía privada para el avalúo, con la conclusión de que estaba libre.

La pareja, por su cuenta, hizo las averiguaciones y encontró que el denunciante había pagado por una camioneta, pero supuestamente el vendedor no se la entregó. En respuesta, el responsable le prometió una camioneta y este automotor. El primero llegó, pero el segundo no, según comentó en la audiencia.

(También lea: Estudiante se encadena y pide reintegro tras ser expulsado de universidad).

Steffi Vallejo se mostraba contenta cuando compró el vehículo, sin saber que venía toda una pesadilla.

Foto:

Álbum familiar

Recuperarlo saldría más caro

Tengo una afectación de columna, nos ha acarreado problemas familiares, la relación se ha quebrantado por estrés

Desde hace un año, el carro permanece al aire libre, soportando sol y lluvia, en un parqueadero interno de la estación de Policía del barrio San José, de Barranquilla. A simple vista, según pudo verificar este medio, los daños son mayores con el paso del tiempo.

“Un vehículo con más de un año de deterioro ahí inmovilizado. Hablé con los mecánicos, si yo lo llego a sacar de ahí, tengo que hacerle un cambio general de líquido, batería, empaque, para ver cómo funciona”, cuenta Stevenson, quien se desempeña como docente.

El hombre, de 34 años, agrega que no se trata solamente del aspecto mecánico, sino también de los daños físicos, pues presenta hundimiento en la cubierta, rayones y quiebres. Mientras tanto, el proceso avanza “lentamente”. La última audiencia fue el 23 de junio.

Adicionalmente, el afectado estima que les tocaría acarrear un gasto de aproximadamente la mitad de lo que costó el automotor para ponerlo a funcionar nuevamente. Asimismo, el gasto del litigio legal, que aún no se ha determinado.

“Todo este tiempo nos ha afectado sin vehículo, a mí me ha afectado en cuestión de salud, tengo una afectación de columna, nos ha acarreado problemas familiares, la relación se ha quebrantado por estrés. El vehículo está en el limbo y sentimos que el dinero está perdido”, sostiene.

(Le puede interesar: La historia del niño barranquillero que se tomó la foto con Neymar)

La propietaria actual dice que el carro se ha desvalorizado en los patios.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

Recurso legal

Hasta que no estuvieran las pruebas suficientes para ver la autenticidad del vehículo en el sentido de los propietarios, no se podía entregar

En medio del proceso, el abogado de la familia, Álex Torres, solicitó la entrega del carro de manera provisional, ante el conocimiento de un Juzgado de función de garantías en Ibagué.

“En segunda instancia, el suscrito aportó el certificado de tradición, los documentos del vehículo, el traspaso, la compraventa y se pudo constatar que ese vehículo sufrió traslado de Cali a Manizales y ahí mi cliente lo adquiere. Esas pruebas se aportaron. El juez dice que no lo entrega, porque no hay suficiente material probatorio para acreditar la entrega del mismo”, explicó Torres.

Añadió que aportaron las pruebas, en la que se demuestra que el auto fue obtenido de manera legal y de buena fe. Bajo este último argumento, también le fue negada la entrega del vehículo.

“Este togado interpuso recurso de apelación y el juez superior de función de garantía confirmó el fallo de entrega. Hasta que no estuvieran las pruebas suficientes para ver la autenticidad del vehículo en el sentido de los propietarios, no se podía entregar, pese a que esa funcionaria había solicitado a la Secretaría de Manizales la carpeta del vehículo y únicamente le entregaron un solo documento, que fue el final de traspaso. Le escribió también al tránsito de Cali, que no respondió y no tenía prueba suficiente”, relató el abogado.

(Le recomendamos: El Atlántico liquidará sus cuatro hospitales para crear nueva empresa)

La maleza cubre el carro mientras que su techo ha recibido golpes.

Foto:

Vanexa Romero /EL TIEMPO

A Torres le parece extraño que el denunciante diga que adquiere presuntamente el vehículo, porque un amigo se lo recomendó con el fin de comprar una camioneta, esta no se la entregaron y le dieron dos tarjetas de propiedad.

El abogado señaló que “quien inmovilizó el vehículo es quien debe responder por el deterioro del rodante, porque quien lo mandó a inmovilizar fue la Fiscalía 55 de Ibagué y es ella la que debe responder tanto en la mecánica como en latonería y pintura”.

Mientras este proceso se resuelve, la pareja Stevenson Vallejo y sus dos hijos menores de 12 años piden a las autoridades agilizar el mismo, sin perder la esperanza de volver a rodar por la ciudad, cumpliendo, ahora sí, el sueño de la familia.

Deivis López Ortega
Corresponsal de EL TIEMPO Barranquilla
En Twitter: @DeJhoLopez
Escríbeme a deilop@eltiempo.com

Más contenidos de Colombia:

Familia convirtió su casa en un cementerio para celebrar el Halloween

Familia de menor asesinado en Tibú se llevó el cuerpo para Venezuela

Video en celular delató el abuso continuo contra 2 niños en Ibagué

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.