Así es como Sabanalarga mantiene en cero los contagios del coronavirus

Así es como Sabanalarga mantiene en cero los contagios del coronavirus

Garantizarle agua permanente a las comunidades, es parte del  plan de este municipio del Atlántico.

Controles en Sabanalarga

Los lavamanos en diferentes puntos de la ciudad hacen parte de la estrategia de la alcaldía local.

Foto:

Prensa Alcaldía de Sabanarlarga

Por: Leonardo Herrera Delgans
24 de abril 2020 , 07:00 p.m.

Llevarles agua a los barrios y corregimientos, que durante años han padecido por la falta de este servicio, fue la primera tarea que emprendió la alcaldía de Sabanalarga para mantener hasta el momento a este importante municipio del centro del Atlántico con cero casos de contagio por el nuevo coronavirus.

(Lea también: La tragedia de una enfermera y su esposo que murieron por coronavirus)

Sabanarlaga es un pueblo próspero dedicado a la ganadería y agricultura, tiene unos 102 mil habitantes y después de Barranquilla y Soledad, es el centro urbano más grande e importante del departamento.

Debido a su ubicación estratégica, entre Barranquilla y Cartagena, sobre el corredor conocido como La Cordialidad y al gran número de personas que a diario se tienen que trasladar a la capital del Atlántico a trabajar, el alcalde Jorge Manotas asegura que no pudo cerrar la frontera del municipio, como han hecho en otras localidades del Atlántico: “son pueblos más pequeños que pueden tomar esa decisión, acá no es fácil”, señala.

Si no tienen agua, ¿cómo pueden lavarse las manos y cumplir con las recomendaciones para combatir el coronavirus?

Por eso, desde cuando se conoció el acecho de la pandemia se diseñó un plan de acción cuyo éxito hasta el momento ha sido la prevención.

Manotas cuenta que para atender la emergencia en el municipio designó como gerente de todo lo relacionado con el coronavirus a María Claudia Castellanos, microbióloga, bacterióloga, magíster en Microbiología Molecular y especialista en Derecho Médico, cuyas capacidades sumadas a las del equipo de la Secretaría de Salud han ayudado a poner en práctica una serie de proyectos e inversiones, que hasta el momento han dado resultado.

Plan de acción

Manotas cuenta que, con el apoyo de la Gobernación del Atlántico, se comenzó a llevar agua en carrotanques a los barrios y los siete corregimientos, que históricamente han tenido problemas de suministro continuo del liquido.

Hasta el momento, se han repartido más de 24 mil litros de agua en estos sectores.
“Si no tienen agua, ¿cómo pueden lavarse las manos y cumplir con las recomendaciones para combatir el coronavirus?”, dijo el mandatario al explicar que también construyó estructuras de aluminio con capacidad de almacenar 4.000 litros de agua para estas zonas rurales, con lo cual llevó alivio a corregimientos como Gallego, Mirador y Patilla.

Controles en Sabanalarga

A la entrada del municipio las autoridades mantienen controles.

Foto:

Prensa Alcaldía de Sabanalarga

Las acciones continuaron todos los días con perifoneo por las calles y principales puntos del municipio, con mensajes de prevención. Para llamar más la atención, se les incluye reflexiones y mensajes alusivos a Dios en este pueblo en donde la mayoría de habitantes son creyentes.

En el municipio también se decretó el toque de queda cuando se dio la orden presidencial de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

La administración habilitó una línea a la cual las personas llaman y reciben información y orientación, a cargo de médicos, sicólogos y personal de asistencia social.

“Un señor que estaba deprimido porque pensó que estaba contagiado y consideró tomar una trágica decisión fue atendido por nuestros profesionales y podemos decir que se le salvó la vida”, comentó Manotas.

La alcaldía instaló en lugares como el mercado, el cementerio, entrada al pueblo y otros sitios estratégicos 10 lavamanos. Son dispositivos fabricados en acero inoxidable, conformados por tanques de almacenaje de agua y jabón, válvulas de bombeo de pedal hidráulico y una estructura metálica portátil.

Suministro de Agua en el Atlántico

La Gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, ha estado llevando agua a las comunidades de la zona rural de Sabanalarga.

Foto:

Prensa Gobernación del Atlántico

“Lavarse las manos crea una cultura. Muchas de estas personas llegan a sus casas y replican esta idea”, agrega el alcalde de Sabanalarga, quien también ordenó la desinfección de calles, parques, plazas y mercados.

También se están entregando ayudas alimentarias en 25.000 casas de este municipio, con recursos del municipio y otros apoyados por la Gobernación.

Sabanalarga, además, ya tiene lista en el cementerio una fosa común para casos  extremos, y se está montando un albergue para atender a pacientes contagiados bajos cuidados especiales y controlar así la propagación del virus.

Los controles en la entrada y salida

Pero quizás donde más cuidado mantienen las autoridades locales es en la entrada y salida del municipio.

Manotas contó que diariamente van y vienen entre Sabanalarga y Barranquilla unas 1.200 personas.

“Son trabajadores que viven aquí pero trabajan en Barranquilla y no se les puede restringir su movilidad, porque su labor no se los permite”, sostiene el mandatario.
Por eso se generó un plan de control con las empresas de transporte. De los 80 buses que a diario salían desde Sabanalarga,  hoy solo están en servicio 16.

Antes de ingresar al municipio deben llegar a un puesto de control donde se desinfectan a los buses, carros particulares y camiones de reparto, con sus pasajeros.

Controles en Sabanalarga

Esta es una de las zonas de control ubicada a al entrada del  municipio.

Foto:

Prensa Alcaldía de Sabanalarga

La Policía verifica que pasajeros y conductores lleven tapabocas y que el vehículo no venga con sobre cupo. También se les mide la temperatura a los viajeros. En ese punto hay dos lavamanos a donde tienen que llegar las personas que intenten entrar a Sabanalarga.

 El municipio instaló una cabina de desinfección, en la que se realizaron unas  pruebas, pero ante los reparos del Ministerio de Salud a este tipo de equipos, no la han puesto a funcionar.

Después de pasar por la zona de desinfección, las personas deben llegar al puesto de control, donde funcionarios de la Secretaría de Salud y la Policía les hacen una caracterización, para saber quién es, qué hace, de dónde viene, a qué se dedica y así tener un mejor control de quienes entran y salen del pueblo.

“No ha sido fácil, pero gracias al apoyo de la comunidad, hasta el momento le vamos ganando el pulso al coronavirus”, puntualiza Manotas.

LEONARDO HERRERA DELGANS
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla
En Twitter: @leoher69

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.