‘Estamos pensando en las futuras generaciones’

‘Estamos pensando en las futuras generaciones’

Entrevista con el Presidente del Directorio Liberal del Atlántico y ‘pre’ candidato a la Gobernación

Elecciones en octubre proximo

En octubre próximo se vienen elecciones en Colombia para escoger a nuevos alcaldes, gobernadores, diputados, concejales y ediles. Los partidos y movimientos empieza a hacer ajustes.

Foto:

Jaime Moreno/EL TIEMPO

Por: Álvaro Oviedo C
21 de abril 2019 , 04:30 a.m.

Dejando atrás los días santos de reflexión, empieza una carrera electoral, en el país, por la conquista de alcaldías, gobernaciones, concejos, asambleas departamentales y hasta comunas, que culminará en octubre entre éxitos y fracasos.

Es así como ya se asoman ‘pre’ y candidatos, al igual que alianzas y evaluaciones internas en partidos y movimientos, en fin; como dicen expertos en política: comienzan a ‘aceitarse las maquinarias’.

Precisamente, sobre esa temática EL TIEMPO habló con el hoy presidente distrital del Directorio del Partido Liberal, concejal de Barranquilla y en calentamiento para aspirar a la Gobernación del Atlántico, Óscar David Galán...

¿Cómo anda su Partido Liberal en estos lares?
Bueno, en el Atlántico ha sido, históricamente, un partido con vocación de poder y le interesa participar en el ejercicio de las políticas públicas que puedan mejorar las condiciones de vida de los habitantes del Departamento.

¿Y sí las han mejorado?

Creo que hemos hecho un proceso político muy importante desde la Gobernación del Atlántico y también hemos acompañado desde el Distrito de Barranquilla a consolidar los grandes proyectos que han transformado a esta ciudad.

¿Hasta ahí, nada más?
No. Es importante avanzar hacia otros sectores que hoy, digamos de una u otra forma, son asignaturas pendientes y que requieren de un liderazgo y de un nuevo impulso.

¿Esas asignaturas pendientes son para mantener la Gobernación?
Sí. Pensamos que el partido ha venido manteniendo la Gobernación en los últimos periodos, avanzando en sectores fundamentales como, por ejemplo y solamente mencionar algo, la conectividad vial.

Las jefaturas no se imponen, son liderazgos que se ganan. Los jefes que hemos tenido aquí no han sido producto de la imposición, sino de, en franca lid, ganarse el respeto y la jefatura del partido

¿Pero qué es lo que está pendiente?
Es esencial avanzar en la parte humana y con el desarrollo social, y por eso creo que es necesario que hoy exista un nuevo impulso de una persona que pueda representar, realmente a esos sectores sociales y que pueda generar políticas públicas que mejoren la situación.

¿En qué aspectos claves?
En la salud, la educación, la seguridad, el tema de la inclusión social a través del arte, de la cultura, del deporte, y en aspectos a prevenir como el aumento del consumo de droga, porque el microtráfico es uno de los problemas estructurales que tiene hoy el Departamento y a esto hay que prestarle mucha atención.

Un paréntesis, ¿Cuántas alcaldías liberales tienen?
Escasamente tenemos dos: una neta liberal que es la de Sabanalarga; y la otra en alianza, Candelaria.

¿Y la Gobernación, pero esta no es tan neta...?
Bueno fue inscrita por el Partido Liberal, pero para el proceso electoral vinieron las alianzas, básicamente con Cambio Radical, un sector del Partido Conservador y otras fuerzas alternativas.

Visos de indisciplina

¿Por qué ya no se ve en el liberalismo un verdadero líder, como antes, sino focos o aproximaciones? En concreto, desde que salió de la escena política el senador Álvaro Ashton, no hay cabeza visible, esa es mi percepción…
Digamos que en el liberalismo de hoy hay un proceso que se presenta en todas las esferas sociales. En la música, en la política, en el deporte, los relevos generacionales son necesarios, y ese proceso de transición genera una serie de traumatismos, sobre todo cuando quienes están en el proceso emergente de liderar las cosas pues todavía no tienen la formación, la experiencia, la estructura para avanzar.

¿Recuérdeme quienes están representando al partido en estos momentos?
El senador Mauricio Gómez y la senadora Laura Fortich. Son personas muy jóvenes y, digamos, están en el proceso de estructurarse y formarse como dirigentes políticos. En ese proceso de transición ha habido esa falta de garantías y liderazgo.

¿Y no será más bien que persiste la indisciplina en las filas del partido?
Lo que pasa estos jefes políticos tienen que tener la altura para que la gente pueda seguirlos. Las jefaturas no se imponen, son liderazgos que se ganan. Los jefes que hemos tenido aquí no han sido producto de la imposición, sino de, en franca lid, ganarse el respeto y la jefatura del partido. Ellos están en ese proceso.

¿Haber, cuántos aspirantes a Gobernación por su colectividad?
He contado seis (Alfonso de la Cruz, Pedro Lemus, Eucaris Echeverria, Oscar David, Hernando Molina, Oswaldo Cubides) y hay cuatro que son los que están haciendo el mayor protagonismo.

¿Ante lo sucedido con el senador Ashton y la indisciplina que se vé, será que tambalea seguir con la Gobernación?
Lo que pasa es que yo creo que esto apenas está empezando y en ese orden de ideas se está viendo cómo nos ponemos de acuerdo en unas reglas claras para poder participar en este proceso y que esas diferencias puedan volverse fortalezas que unan al partido.

¿Los liberales sí se han preocupado por formar una base consciente de resolver los problemas básicos de las comunidades?
Aquí hay un centro de pensamiento liberal, un instituto, que genera procesos de formación académicos de los nuevos cuadros a través de diplomados, en alianza con entidades que promueven la participación ciudadana y la formación política.

¿Sin embargo, aún es lejana esa presencia permanente en la gente del común y se han dejado permear por muchos que caen en paracaídas para beneficio propio?
Luchamos para llevar el trapo rojo a las calles, a los sectores que lo hicieron grande. Es que el liberalismo se alejó de los estudiantes, de los maestros, de los trabajadores, de los sindicatos, de los campesinos, de esa fuerza popular y se convirtió en un partido de élite, parlamentarista, y eso es lo que no nos conviene.

¿No será que dejaron de pensar, se volvieron rediles y acogieron mejor ideas que generan odios y rencores…?
Sí, pero a pesar de todo eso hay un sentimiento liberal en nuestra población grande y hoy hay más liberalismo que Partido Liberal y eso es lo que queremos hacer, a través de los diálogos sociales para construir nuestro programa de gobierno participativo.

Oscar David Galán

Óscar David Galán es en la actualidad, además del presidente del directorio liberal, concejal de Barranquilla.

Foto:

Oscar Berrocal/EL TIEMPO

¿Por qué aspiras a la Gobernación?
Porque siempre he tenido un proceso de trabajo social, comunitario; las causas que he defendido siempre han estado ligadas a lo social y hoy siento que hemos avanzado bastante y que hoy el Departamento requiere de un nuevo liderazgo.

¿Ese nuevo liderazgo iría dirigido a qué?
Por ejemplo, a estabilizar la Universidad del Atlántico, en aumentar los cupos en educación superior, recuperar la sede de la carrera 43, fortalecer lo de la sede de Sabanalarga y lo de la pertinencia educativa con carreras afines con las necesidades reales del Departamento.

¿Es decir, la educación como eje en caso de ser gobernador?
Exacto. La educación es la herramienta que puede generar movilidad social, y combatir las desigualdades con las que muchas veces se nace. Pero también en la salud que hay mucho hacer.

Sí, pero deben ser modelos diferentes porque siempre he visto que se cae en lo mismo, sectores convertidos en fortines políticos…
Lo que pasa es que hay modelos que funcionan. Mire en la ciudad hemos implementado modelos que no es que sean la panacea, pero en algo funcionan, porque el problema es nacional, de infraestructura.

Cambiando un poco el tema y Usted que es concejal, les llueven críticas al Concejo por no verse un control político real, ¿Qué dice ante esto?
Mire la sala de partos donde nacen los grandes proyectos que han transformado a Barranquilla es el Concejo; lo que pasa es que a nosotros no nos invitan a que cortemos la cinta, ni nos ponen en las placas de las obras.

¿En resumen, Usted asegura que si han hecho bien la tarea de coadministrar?
Pero totalmente. El Concejo hace parte de la rama ejecutiva y nosotros lo que hicimos fue estructurar todos esos procesos y buscar la plata, ponerle el pecho a la brisa. Es muy fácil criticar y no plantear soluciones.

Álvaro Oviedo C.
Editor regional de EL TIEMPO
BARRANQUILLA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.