Secciones
Síguenos en:
El accidente cardiovascular es la segunda causa de muerte en adultos
Cerebro

El accidente cardiovascular es la segunda causa de muerte en adultos.

Foto:

Carrusel

El accidente cardiovascular es la segunda causa de muerte en adultos

Una oportuna atención médica en centros especializados minimiza la pérdida de la función cerebral.

“El accidente cerebrovascular (ACV) es una enfermedad catastrófica y, generalmente, se produce cuando un área del cerebro queda con mala oxigenación, como consecuencia de un fenómeno obstructivo, que es lo que comúnmente se llama trombosis.

Hay una obstrucción del flujo sanguíneo –explica Boris Pabón, médico neurocirujano y neurorradiólogo intervencionista–. O también se presenta como consecuencia de una ruptura vascular, conocida popularmente como derrame”. Tanto en uno como en otro caso, la oxigenación en una parte del cerebro se interrumpe y, por lo tanto, el paciente comienza a presentar una serie de síntomas neurológicos dependiendo de la zona afectada.

(Además: El SARS-CoV-2 podría entrar en el cerebro a través de la nariz).

Algunos de los síntomas

El temprano reconocimiento de estos es clave para salvar vidas, dice Nelson Lobelo, neurorradiólogo intervencionista de la Clínica Universitaria Colombia y Hospital Infantil de San José, Bogotá. Dichos síntomas son:

-Asimetría facial: Pérdida de movimiento de la mitad del rostro, se presenta desviación hacia uno u otro lado y en la comisura labial.

-Entumecimiento, parálisis o debilidad de alguna de las extremidades del cuerpo, sea de una mano o una pierna y, generalmente, del mismo lado.

-Trastorno del lenguaje: Dificultad para hablar y para comprender lo que le están diciendo, incluso puede haber mutismo.

-Alteración en la marcha, inestabilidad, descoordinación y pérdida de equilibrio.

(Siga leyendo: Pianista Keith Jarrett revela sufrió dos derrames cerebrales).

-Pérdida súbita de la visión en uno o ambos ojos.

Cerebro

Cuando se presenta un accidente cerebrovascular mueren 2 millones de neuronas por cada minuto que el paciente no recibe asistencia médica.

Foto:

iStock

“Cuando se presenta un accidente cerebrovascular mueren 2 millones de neuronas por cada minuto que el paciente no recibe asistencia médica”, explica Lobelo. Por eso recomienda que no se superen las 4,5 a 5 horas para acudir a un centro asistencial.

“Nosotros tenemos tiempo hasta de 6 horas para extraer el trombo del cerebro por cateterismo, en algunos casos lo hacemos con más tiempo –precisa el especialista–, pero cuanto más pronto el paciente esté en urgencias, podemos extraerlo o ponerle medicamentos que lo deshagan y, de esa manera, el cerebro vuelva a tener sangre, la recuperación sea más rápida y la persona pueda quedar sin secuelas neurológicas”.

Estudios reportan que por cada hora sin atender la urgencia de un ACV, el cerebro envejece 3,6 años. Este tipo de lesiones son severas “porque las células cerebrales, en especial las neuronas, son muy sensibles a la falta de oxígeno y glucosa. Mueren muy rápidamente sin el suministro suficiente de sangre”, explica Iván Gaona, neurólogo especializado en Neurofisiología y Epilepsia de Clínica La Colina.

(Puede ver: Covid-19 podría causar problemas cerebrales incluso en formas leves).

Tan pronto se identifique cualquiera de los signos de daño neurológico, acércate (si eres tú quien lo está padeciendo) o lleva a la persona enferma a un hospital de alto nivel de complejidad. No pierdas tiempo en centros asistenciales sin equipos ni ayudas diagnósticas como la tomografía de cráneo, resonancia magnética, la sala de angiografía y el personal médico calificado que brinde un tratamiento óptimo y oportuno.

“Cuando se presenta un accidente cerebrovascular mueren 2 millones de neuronas por cada minuto que el paciente no recibe asistencia médica

¡Despabílate y actúa rápido!

No olvides esta palabra: Rápido. Y más aún si un familiar, amigo o tú mismo llegara a sentir algunas de las molestias de un posible ACV. Pon atención a las señales neurológicas que, dice el neurocirujano Boris Pabón, representa cada letra:

Ríe: Si la persona ríe de forma asimétrica.

Abraza: Si es incapaz de abrazar y presenta dificultad para mover medio lado del cuerpo.

Pronuncia: Verifica si habla y se expresa de forma espontánea, normal y fluida.

Inconsciente: ¿Ha perdido la conciencia o no? Los eventos neurológicos asociados a estados de inconsciencia tienen un pronóstico peor que los que no.

(Le puede interesar: Dos caminos ultrapoderosos para limpiar su cerebro).

Descoordinad@: Si está desorientado o tiene inestabilidad en la marcha y en el balance corporal.

Ojo: Vigila si tiene déficit visual.

Asesoría: Boris Pabón, médico neurocirujano y neurorradiólogo intervencionista.

Nelson Lobelo, neurorradiólogo intervencionista de la Clínica Universitaria Colombia y Hospital Infantil de San José, Bogotá.

Iván Gaona, neurólogo especializado en Neurofisiología y Epilepsia de Clínica La Colina.

​FLOR NADYNE MILLÁN MUÑOZ
REVISTA CARRUSEL

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.