El amor poscuarentena, el corazón no conoce de virus

El amor poscuarentena, el corazón no conoce de virus

Algo nos queda claro: la vida será una antes de la pandemia y otra después de esta.

Carrusel Mr. Darcy

El amor no conoce virus ni cuarentenas.

Foto:

Adobe Stock

Por: Carrusel
04 de junio 2020 , 06:02 p.m.

El mundo entero vive una experiencia sin precedentes y llena de contrastes que nos obliga a adaptarnos a un nuevo cotidiano: por un lado, fronteras cerradas y familias separadas; por otro, personas forzadas a pasar juntas cada hora del día.

Algunos descubrimos maneras de trabajar a distancia, mientras que otros no lograron conservar sus puestos de trabajo.

El número de infartos por estrés bajó alrededor del mundo cuando los workaholics se relajaron; pero el de tendencias depresivas subió por aquellos que se preocupan por la naturaleza. La única constante en todo este embrollo fue la incertidumbre que cubrió al planeta con el nombre de covid-19 y que despertó emociones inesperadas en cuestión de días.

¿Volverá todo a la ‘normalidad’? No, verdaderamente; pero eso puede ser muy positivo, en especial cuando se trata de relaciones humanas. Ya que enfrentamos el mundo con nuevos ojos y hábitos, era de esperarse que se notaran las consecuencias en nuestras interacciones.

China, el primer país tocado por la enfermedad, y ya en proceso de desconfinamiento, reportó un número récord de solicitudes de divorcio luego de la cuarentena: expertos en psicología asumen que la sensibilidad a flor de piel y la convivencia obligada son los responsables de las separaciones; pero la culpa no es del virus, sino del espejo que les puso en frente para que se dieran cuenta de que no eran el mejor match.Algunos romances terminan, pero otros comienzan: es el ciclo de la vida, y, para perpetuarlo, el jugador estrella de la temporada son las videollamadas.

¿Te imaginas el mismo escenario pandémico sin tu teléfono?

Los encuentros digitales salvaron al mundo del aislamiento total. Gracias a ellos se desarrolló una forma diferente de tener reuniones familiares y citas; las nuevas parejas se sumaron a este proceso que podría parecer frío pero que en realidad te motiva a concentrarte de pleno en la conversación; no hay presión por pedir el plato correcto, por usar la ropa adecuada o por pensar a dónde van luego de la cena… Es una conversación ‘de frente’ y sin tapujos, profunda con frecuencia, dadas las circunstancias, lo cual siempre debió ser.

Lo que no habrá es un baby boom, y no solo por la distancia física.

Se especuló que habría un aumento de embarazos en estas semanas, pero no parece que será el caso, pues los acontecimientos oscuros, aquellos que te hacen dudar sobre el futuro, no motivan a la intimidad: no es lo mismo un baby boom tras San Valentín porque celebras el amor, que uno cuando no sabes qué pasará con el planeta; simplemente, no sucede.

(Lea también: Así trabajan los guardianes de la biodiversidad durante la pandemia).

Seguimos sobre la ola que nos llevará a nuevos territorios. Pero no todo es depresión y nubes grises. Algo que nos dejará de bueno esta experiencia es la confirmación de lo que ya sabíamos: el presente es lo único que cuenta.

Pasar tiempo en cuarentena autoimpuesta con gente que no te agrada es un martirio; así que diles adiós a esas amistades tóxicas que has guardado por compromiso, y ¡hola! a esos ratos de risas y abrazos con la gente que realmente te importa (aquellos que te llaman para preguntarte cómo te sientes al estar encerrado).

A mí me tocó trabajar en mí, organizarme, soltar el control de las cosas, no aplazar

El planeta hizo una limpieza y también nos está obligando a hacerlo: de pensamientos, de costumbres, del hábito de dar las cosas por

(Le puede interesar: Moda para protegerse).

sentado. ¡A que nunca habías sentido tanto la necesidad de caminar sin zapatos en el pasto o de abrazar a tu abuela como ahora!

La vida no será la misma, lo sabemos; pero puede ser mejor: una vida en la que elijas qué hacer de tus días y con quién. Este es nuestro segundo aire, el que nos demuestra que el verdadero lujo no son las cosas materiales, sino la simpleza de tomarnos de la mano.

Si algo aprendimos de esta historia es la palabra ‘resiliencia’: lo capaces que somos de devolver la pelota al otro lado de la cancha sin importar con qué fuerza nos llegue. Podemos batearlas todas…, aun las de tamaño microscópico.

Mr Darcy
Carrusel

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.