Siete ‘tips’ para no depender del azúcar

Siete ‘tips’ para no depender del azúcar

Tres días sin dulces, beber más agua y optar por frutos secos son algunos consejos de expertos.

Azúcar

Analía Moreiro, licenciada en nutrición, explicó que el azúcar en exceso nos altera el estado de ánimo y cambiar de hábito es la clave para sentirnos mejor.

Foto:

Martín García

Por: José María Acosta/ La Nación
12 de julio 2018 , 10:32 p.m.

La pasión por lo dulce puede generar graves problemas de salud y es uno de los motores de la epidemia de obesidad que crece en el mundo. Esta dependencia se da porque cada vez que se consume azúcar se despierta una hormona llamada insulina, que es la que se encarga de transportar el azúcar en la sangre (glucosa) a los músculos y al hígado.

El problema surge cuando la cantidad de dulces ingeridos es elevada. Esto lleva a que el páncreas segregue más insulina y, si hay mucha insulina en la sangre, aparecen más deseos de comer dulce.

Al ser consultada por La Nación, Analía Moreiro, licenciada en nutrición, explicó: “El azúcar en exceso nos altera el estado de ánimo; al principio sentimos una especie de éxtasis, pero luego de unos momentos nos ponemos de mal humor por haberla consumido. Cambiar de hábito es la clave para sentirnos mejor”.

La especialista ofreció siete consejos para cortar con esta adicción
  • Suspender golosinas y postres y todos aquellos alimentos que tengan “azúcar agregada” al menos por 3 días. En su lugar elegir fruta fresca madura (cuanto más madura, más dulce) armar ensaladas de frutas o preparar licuados. También se pueden comer en compota o asadas al horno.
  • Comer más fibra: la fibra regula los niveles de azúcar en sangre evitando los picos de insulina. Si come la fruta con cáscara está aportando fibra. A los licuados también se les pueden agregar semillas. Igualmente se puede incorporar fibra a través de los frutos secos que pueden ser una buena opción de colación para cuando atacan las ganas de comer algo dulce.
  • Evitar exponerse a todo lo que le tienta: si en casa hay galletas o golosinas guardarlas en un lugar que no las vea para evitar tentaciones.
  • Beber más agua: típico de toda dieta, ¡el agua soluciona todos los problemas! lo interesante es que cuando está deshidratado su cabeza puede que le pida dulces pero, en realidad, su cuerpo no está necesitando energía sino oxígeno. Lo mejor es tomar un vaso de agua cada una hora.
  • Ojo con las golosinas dietéticas o reducidas en calorías que pueden tener azúcar o mucho edulcorante. En este caso tendrán menos calorías pero para el cerebro es lo mismo ya que no distingue entre edulcorante y azúcar común (y lo que estamos buscando es aprender a desprendernos de lo dulce). Es recomendable dejar esta opción para más adelante.
  • Las frutas disecadas o las pasas de uva son de sabor dulce y se pueden utilizar como recurso para reemplazar el hábito de comer caramelos o chicles.
  • Es importante reducir el consumo de gaseosas y jugos en polvo que traen mucha cantidad de azúcar.

JOSÉ MARÍA ACOSTA
LA NACIÓN PARA REVISTA CARRUSEL

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.