Contra la diabetes: prevenirla es más fácil de lo que imaginas

Contra la diabetes: prevenirla es más fácil de lo que imaginas

Malos hábitos y falta de ejercicio han llevado a los médicos a catalogar esto como una epidemia.

Diabetes

Contra la diabetes: prevenirla es más fácil de lo que imaginas.

Foto:

Archivo Particular

Por: Carrusel
31 de octubre 2019 , 04:41 p.m.

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que se ha expandido por el mundo en los últimos años. Según la Federación Internacional de Diabetes se estima que hay 415 millones de adultos entre 20 y 79 años con diabetes
en el mundo, de los cuales 193 millones están sin diagnosticar. Una cifra muy alarmante que se atribuye al sedentarismo moderno y a una alimentación basada en
comidas procesadas y alto contenido de carbohidratos.

Es una oportunidad para tomar conciencia del llamado que hace la Organización Mundial de la Salud, ya que la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030, pero prevenirla no requiere tanto esfuerzo y está mayoritariamente en tus manos. 

Tomemos medidas para erradicarla y no seamos parte de las estadísticas.

Los básicos de la enfermedad

Hay tres tipos de diabetes: tipo 1, tipo 2 y gestacional.

En los tres casos, se trata de una enfermedad crónica que se produce porque el páncreas no produce insulina suficiente o el organismo no la utiliza de manera eficaz, y el cuerpo tiene más glucosa (azúcar), en la sangre de la que debiera, lo cual puede culminar en infartos, accidentes cerebrovasculares, enfermedades en los órganos especialmente en los riñones, ceguera o amputaciones por daños en los nervios y vasos sanguíneos, entre otros padecimientos.

Si una persona tiene diabetes no significa que llegará a estas complicaciones, siempre y cuando tenga un manejo adecuado, realice los exámenes de laboratorio necesarios y con la determinada frecuencia y consulte al médico. Así podrá mantenerse saludable.

La diabetes tipo 2 es la más común de todas, alrededor del 90 % de las personas tienen este tipo; y aunque existe un alto componente hereditario, otros importantes factores de riesgo son el exceso de peso y el sedentarismo. El resultado es que el cuerpo no es capaz de utilizar de manera eficiente su insulina.

Se estima que 9 de cada 10 casos de diabetes tipo 2 son prevenibles con simples cambios de estilo de vida

Si bien en décadas pasadas era más probable que se presentara en personas adultas, en años recientes se ha manifestado cada vez más en niños, y los síntomas que la delatan pueden ser muy variados: sed excesiva, orinar con mucha frecuencia, falta de energía, pérdida de peso aunque muchas personas no lo perciben con mucha intensidad, dependiendo de qué tan alto sea el nivel de azúcar en la sangre y por cuánto tiempo se ha tenido diabetes.

La diabetes tipo 1 afecta a alrededor del 5% de la población mundial; menores de edad, adolescentes o adultos jóvenes. En la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina en el cuerpo y es necesario inyectarla todos los días.

También existe la diabetes gestacional, que aparece en las mujeres alrededor de
la semana 24 del embarazo. Comúnmente debido a una falta de insulina causada
por cuestiones hormonales.

La diabetes gestacional finaliza al terminar el embarazo, pero sí aumenta el riesgo de volver en algún otro momento de la vida, por lo que deben tener cuidados especiales tanto para que las pacientes como sus bebés se mantengan saludables. Todas las mujeres deben realizarse una prueba de glucemia en la semanas 24 a la 28 para descartar la posibilidad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de todos los tipos de diabetes son similares, pero los de la 2 suelen ser menos intensos que los de la 1 y pueden aún percibirse cuando ya existen varios años de evolución de la enfermedad y comienzan las complicaciones. Cualquiera que sea el caso, pon atención, puede haber uno o varios de estos síntomas presentes: Alta presión sanguínea
Sed constante
Hambre irregular
Pérdida de peso inexplicable  
Ganas de orinar frecuentes
Falta de energía, cansancio
Visión borrosa
Infecciones frecuentes en las encías, en la piel, en la vejiga o en la vagina
Disfunción eréctil

¿Cómo prevenirla?

Hay una buena noticia, se estima que 9 de cada 10 casos de diabetes tipo 2 son prevenibles con simples cambios de estilo de vida, los cuales deben ser permanentes,
pero tendrán beneficios en muchos aspectos, como disminuir el riesgo de algunas enfermedades cardovasculares.

Si ya tienes diabetes, esos buenos hábitos también te ayudarán a mantenerla controlada: cuida tu peso. Los kilos de más son la causa principal de la diabetes 2. La obesidad en niños y adultos aumenta de 20 a 40 veces la probabilidad de padecerla.

Ejercítate a diario
. Al poner a trabajar tus músculos, mejoras su habilidad para procesar y absorber glucosa, lo cual regula tu producción de insulina. No tienes que pasar horas en el gym para ver resultados, 30 minutos de ejercicio moderado al día disminuyen la probabilidad de tener diabetes en un 30%.

No fumes. Al hacerlo aumentas la probabilidad diabetes tipo 2.

Lleva una alimentación balanceada con bajo contenido de azúcar. La sobrecarga de grasas saturadas y azúcares refinadas hace estragos en tu sistema. 

Cuidado con la pre-diabetes

Piensa en esto como un aviso de tu cuerpo.

Sucede cuando los niveles de azúcar son más altos de lo normal, pero no lo suficiente para clasificarse como diabetes; en esta etapa, la diabetes puede evitarse con los cuidados correctos. Vigila cuando haya herencia de diabetes en la familia.

Los síntomas inesperados de que estás en esta etapa o que la enfermedad ya se ha desarrollado, pueden verse en dos zonas importantes: los ojos, quizá estás viendo muy borroso, y los pies; la diabetes produce pérdida de la sensibilidad a las temperaturas y al dolor, causa cambios en la piel delos pies, se forman callos con más frecuencia y esta piel puede agrietarse, infectarse y producir incluso llagas, debido a la mala circulación y a la alta presión. Si notas alguno de estos trastornos, acude a un especialista para someterte a un examen completo.

Cambios en tu dieta

Algunas pocas modificaciones en tu alimentación tienen un alto impacto para reducir tu riesgo de diabetes tipo 2:

1. Lleva una alimentación saludable y que tenga todos los nutrientes, proteínas, vegetales, carbohidratos, fibra.

2. Elige granos integrales en lugar de granos refinados y carbohidratos procesados.

3. Evita las bebidas azucaradas. Las personas que toman una o más bebidas con azúcar al día, como sodas o alcohol, aumentan su riesgo de diabetes en un 83%, en comparación con aquellas que las consumen muy poco. Toma preferiblemente agua.

4. Elige grasas saludables. Son las que se encuentran en el aceite de oliva, nueces, semillas y frutas como el aguacate. Las grasas saturadas de comidas fritas y alimentos empacados aumentan de peso y conducen a la inactividad.

5. Maneja porciones en tu consumo de carne roja y evita carnes procesadas. Elige nueces, fríjoles, granos integrales, pero maneja las porciones adecuadas, y el pescado. Estas fuentes saludables de alimentos reducen tu riesgo de diabetes en un gran porcentaje.

CARRUSEL

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.