‘Mi hija regresó llena de golpes luego de desaparecer cinco días’
NO ES HORA DE CALLAR
¿Es necesaria la cadena perpetua para violadores? | No es Hora de Callar

‘Mi hija regresó llena de golpes luego de desaparecer cinco días’

Yohana Aroca, de 21 años, apareció después de que se perdiera su rastro desde el miércoles.

Desaparecida

Yohana Aroca había desaparecido la semana pasada. Fiscalía asumió la investigación del caso.

Foto:

Archivo particular

Por: REDACCIÓN BOGOTÁ
03 de diciembre 2019 , 06:37 a.m.

Gloria Acevedo recibió en la madrugada de ayer la llamada que le “devolvió el alma al cuerpo”. Al otro lado de la línea, un hombre le dijo que había encontrado a Yohana Aroca, su hija de 21 años, de quien no tenía rastro desde el 27 de noviembre. Le dijo que se la mandaría en un taxi.

Cuando Gloria la recibió, la encontró llena de golpes en todo su cuerpo. “Estaba desorientada, agredida por todas partes. Solo no le habían tocado la cara, ella dice que sus agresores le dijeron que ahí no le pegaban ‘porque tenía un rostro muy bonito’ ”, relata Gloria, quien inmediatamente llevó a su hija a un hospital de la capital para que la atendieran.

Yohana desapareció el miércoles pasado. Según explica su madre, tuvo una discusión con su exnovio y, al final, se llevó al sobrino de él para la casa de sus exsuegros. Llamó a su mamá y le contó cuál sería su ruta ese día. Y, en efecto, llegó hasta el barrio Centenario y dejó al niño donde había prometido. Pero nunca regresó a casa.

Entonces, comenzó la pesadilla. Su mamá la buscó, llamó a amigos y preguntó, incluso al exnovio de su hija, por su paradero. “Él me decía que no sabía, que seguramente ‘estaría farreando. El domingo me dijo en una llamada que ‘podría aparecer en cualquier momento’, que quizá estaba viajando. Yo sabía que eso no era cierto, porque la intención de Yohana siempre fue volver a casa”, asegura Gloria.

Entonces, un día después de esa llamada, Yohana apareció. Pero lo que pasó en esos cinco días aún es un misterio.

La joven, estudiante de Licenciatura en Educación Infantil de la Universidad Distrital, le dijo que no recordaba nada, que tenía imágenes de ella deambulando por la calle, pero nada más. “Cuenta que escuchaba las voces de los hombres que la golpeaban.
Que sentía las cachetadas y a ellos discutir ‘en la cara no, en la cara no’. No recuerda escuchar la voz de su ex entre ellos”, asegura.

Lo que sí es seguro es que, paralelo a este caso, hay un contexto de violencia.
Según explica Gloria, esta era una relación de varios años, que incluía una hija de tres años, pero que estaba marcada por los celos y el acoso.

“Ese noviazgo a mí nunca me gustó. Él la celaba, la seguía y la grababa a la salida de la universidad y de su trabajo, en un almacén de un centro comercial”, detalla. Yohana ya lo había denunciado ante las autoridades.

Una amiga cercana a la joven le confirmó a este diario que esa era una relación llena de conflictos y peleas.

“Yohana nos contaba que él le ‘hackeaba’ la cuenta de Facebook y le revisaba mucho
el celular. Ella tenía que borrar conversaciones tan simples como las que tenía con sus amigas porque a él no le gustaba que hablara con nadie. Llegó a pelearle por cómo se vestía”, relata la estudiante.

Agrega que siempre le preguntaba dónde y con quién estaba y le recriminaba su comportamiento. “Le decía que para esa gracia no se hubiera metido con ella sino que se hubiera quedado con la ex”, comenta la amiga.

Pero la situación se agravó en las últimas semanas. Según personas cercanas a Yohana, hacia el 21 de noviembre las peleas fueron más frecuentes. Unos días después, Yohana tomó la decisión de alejarse de él y terminar la relación. Hizo maletas y regresó a la casa de su mamá.

Ese noviazgo a mí nunca me gustó. Él la celaba, la seguía y la grababa a la salida de la universidad y de su trabajo



“Ella nos decía que estaba cansada de todo lo que vivía con él. En los últimos días, él la sacaba de la cama y ella tenía que buscar un colchón aparte para acostarse con la niña. Ellos habían terminado varias veces”, confirma la amiga.

Aunque esta situación personal coincide en el tiempo con la desaparición de Yohana, y levanta sospechas entre los familiares, la responsabilidad de la desaparición, retención y violencia física debe ser determinada al final de la investigación de las autoridades. La denuncia está interpuesta ante la Fiscalía.

El único pronunciamiento oficial de la Policía Metropolitana de Bogotá señala que “se ha mantenido el acompañamiento a ella y a su familia” y que este caso es “ajeno a las movilizaciones que se han registrado durante los últimos días en la capital colombiana”

¿Qué hacer ante un caso de violencia de género?

Si usted es víctima de maltrato sexual, físico, psicológico o económico, o conoce a alguna mujer en esta situación, sepa que puede pedir ayuda. La Secretaría de la Mujer, en el caso de Bogotá, tiene una línea púrpura (018000112137) que da atención profesional gratuita y 24 horas a las mujeres vulneradas. También puede reportar el caso a la línea nacional 155 o al WhatsApp 300 755 1846. Si se prefiere, hay oficinas para atención presencial en las Casas de Igualdad que la Secretaría tiene dispuestas en cada localidad. Para más información, consulte esta guía. 

REDACCIÓN BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.