¿Qué hay que hacer para que Bogotá sea segura para los ciclistas?

¿Qué hay que hacer para que Bogotá sea segura para los ciclistas?

El caso de Yenny Cerquera revivió los retos de seguridad para aumentar la demanda de uso de la bici.

Bicicleta en Bogotá

Expertos reconocen que hay fallas en el sistema judicial, que no presta la suficiente atención a este delito.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Por: Bogotá
18 de mayo 2020 , 08:45 p.m.

El asesinato de Yenny Cerquera, víctima fatal de un robo de bicicleta en Bosa, puso nuevamente sobre la mesa no solo los temores de los ciclistas en Bogotá, sino las dudas de quienes quieren subirse a este medio de transporte pero esperan que la ciudad, de alguna forma, corresponda su deseo de elegir un transporte sostenible y seguro en medio de la pandemia.

Expertos consultados por EL TIEMPO coinciden en que sí hay avances en la protección a ciclistas desde un plan integral entre las Secretarías de Seguridad y Movilidad y la Policía.

(Le recomendamos: El doloroso asesinato de una enfermera en Bosa por robarle su bicicleta)

Y fue una de las observaciones hechas por el Distrito ayer dentro de su respuesta oficial al caso. Es cierto que Bogotá cuenta con 344 unidades de fuerza policial, 86 guardianes del IDRD y 150 unidades de la Secretaría de Movilidad que trabajan para garantizar la seguridad de los ciclistas en la vía.

Por otra parte, en la administración anterior se implementó el registro distrital de bicicletas, que busca ser una herramienta para combatir la venta de bicicletas y partes robadas, y se facilitó la denuncia vía virtual.

La pregunta es cómo siguen sucediendo casos tan dramáticos como este teniendo avances en materia de seguridad. Los expertos reconocen que hay fallas en tres factores: un sistema judicial que no presta la suficiente atención a este delito, un robusto mercado negro de bicicletas y partes hurtadas y una falta de difusión de información para que los ciclistas puedan protegerse.

(Lea también: Al cantante Jorge Celedón le robaron su bicicleta en Bogotá)

Yenny Cerquera

Yenny Cerquera, víctima fatal de un robo de bicicleta en Bosa.

Foto:

Archivo particular

“En el primer caso, la Policía Judicial recupera todas las pruebas en los casos de hurtos y realiza todo tipo de acciones: allanamientos, capturas… Pero la judicialización no es fácil. Por la cuantías termina siendo excarcelable. Nosotros hacíamos todos los procesos, pero cuando los jueces y fiscales se pegan a la ley colombiana, no pasa nada. Y en algunos casos los señalados pueden seguir delinquiendo desde casa. Es urgente cerrar el eslabón en el sistema penal”, señala Juan Manuel Prado, quien fue aseso de la Gerencia de la Bicicleta de Bogotá hasta marzo de 2020.

Además, señala el potencial mercado que se mueve detrás de esto: “Los que roban bicicletas no son ladrones corrientes. Son bandas organizadas con hasta tres eslabones: el que roba, el sitio especializado que capta lo hurtado y el que la vende. Entre estos dos últimos eslabones hay bicicletas que termina fuera del país y el seguimiento es casi nulo”.

Es urgente cerrar el eslabón en el sistema penal

Ricardo Montezuma, director de la Fundación Ciudad Humana y experto en movilidad sostenible, coincide en que no ha habido suficiente presión sobre la venta y el circuito de la bicicletas usadas. “Hay que ser mucho más agresivos en el tema. Al final estos casos tienen una implicación social enorme: no solo significan la agresión contra la persona, sino que obstaculizan el trabajo que han hecho las organizaciones para promover el uso de la bicicleta. Más aún cuando estamos ante una oportunidad como la de esta pandemia para hacerlo”, asegura Montezuma.

Prado, además, resalta la importancia de llevar la continuidad de los procesos en pro de la bici.

Y el asunto, de hecho, está reflejado en el Plan de Desarrollo presentado por Claudia López hace pocas semanas. Respondiendo al propósito 3, que habla de “Inspirar confianza y legitimidad para vivir sin miedo y ser epicentro de cultura ciudadana, paz y reconciliación”, hay una meta que tiene que ver con reducir los mercados criminales que afectan a biciusuarios. El propósito, a 2024, es reducir los hurtos a bicicletas en un 5 %. Es decir, pasar de 8.126 robos a cerca de 7.720.

(Le puede interesar: La seguridad de los biciusuarios, un reto en reactivación de Bogotá)

Prado advierte que, en este caso, hay que contemplar todas las modalidades de robo de bicicletas: por oportunidad, por halado y por atraco. “El 35 % de los hurtos son por atraco, pero el 65 % son por halado y oportunidad. Es decir, que la persona tenía su bicicleta parqueada sin amarrar y alguien se la lleva o que sí la tiene asegurada y alguien violenta ese candado, por ejemplo”.

En este punto es cuando Carlos Felipe Pardo, de NUMO, advierte que es clave la información para la comunidad. “el gobierno debe priorizar la instalación cicloparqueaderos seguros, en U invertida es recomendado, y hay que fortalecer el registro voluntario de bicicletas. Esto puede complementarse con acciones clave de educación a los usuarios sobre formas de robo típicas, tipos de candado a utilizar y cómo evitar el robo”, menciona Pardo.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.