¿Igualdad o populismo? / Voy y vuelo

¿Igualdad o populismo? / Voy y vuelo

La igualdad la dan acciones que permitan que los ciudadanos puedan convivir en paz y tranquilidad.

Igualdad en Bogotá

La igualdad no la dan acciones populistas sino las acciones de gobierno que permitan que los ciudadanos puedan convivir en paz y tranquilidad.

Foto:

Abel Cárdenas / Archivo EL TIEMPO

23 de diciembre 2017 , 11:00 p.m.

Cada mañana mi ritual de trabajo comienza con una visita a las mujeres que nos colaboran con el aseo y nos ofrecen un café en EL TIEMPO. Esa charla es infaltable y por lo general me ayuda a poner los pies sobre la tierra frente a los temas apremiantes de la ciudad.

La última vez hablé con Wendy, María Elvira, Johana y Sofía, que tienen en común el amor infinito por sus familias y la lucha diaria por conseguir el sustento. Wendy vive en Fátima; María Elvira, en Ciudad Jardín del Norte; Johana, en Santa Librada, y Sofía, en Bosa Santa Fe.

A todas ellas las acompaña, a diario, el suplicio de un transporte público que se demora, que pasa lleno –no importa si son las 4 de la mañana– y la intranquilidad de que algún extraño se acerque para robarles el celular, que cuidan tanto como a su propia vida, pues es el cordón umbilical para estar en contacto con su familia.

La queja de Johana es que una vez llega al portal de Usme debe esperar hasta 20 minutos a que un alimentador la lleve a su barrio. “A veces los buses duran quietos harto tiempo porque el chofer espera a que se llene, y solo cuando la gente protesta es que arranca”, me cuenta.

“A mí me aterra la cantidad de droga que hay, yo me asomo a la ventana y ya los ve uno fumando marihuana al aire libre, el olor se mete hasta la casa”, me dice, por su parte, Wendy.

El día que Millonarios y Santa Fe disputaban la final del fútbol, Sofía le imploró a su hijo que no se pusiera la camiseta de Millos, pues el parque que queda al lado de su casa, Las Margaritas, es territorio de los del Santa Fe “y si me lo ven con esa camiseta van y me le hacen algo… quítesela, hágame caso, se lo imploro”, le dijo ella a su hijo, quien finalmente accedió.

Y María Elvira, ya con un nieto, dice que su mayor preocupación es la seguridad. “Yo pienso mucho en él, con tanta cosa insegura que se ve por ahí”, dice.

Estos son los problemas de las mujeres trabajadoras en Bogotá. Que no distan para nada del temor de cualquier otra mujer, no importa su condición social, ni su religión, ni su actividad. Estas son las prioridades que ellas reclaman. Por eso, cuando les pregunté que si les preocupaba que el eslogan de la Alcaldía dijera una ‘Bogotá mejor para todos y todas’, simplemente se indignaron. “Lo que queremos es una ciudad segura, buen transporte y con andenes”, fue su respuesta.

Pero esto poco le importa al flamante representante a la Cámara que llevó a que un juez decidiera agregar la palabreja para generar igualdad. No, la igualdad no la dan acciones populistas como estas, sino las acciones de gobierno que permitan que todos los ciudadanos puedan convivir en paz y tranquilidad, sin distingos. ¿Acaso eso le importa a la mamá que ruega por un empleo para su hijo? No voy a ahondar más en el debate porque el rechazo frente al tema ha sido generalizado. Solo pretendía ponerle rostro a una sinrazón que ya han abolido otros países del mundo.

Más bien invito al representante del Polo a que, en lugar de andar buscando votos por esta vía, nos explique por qué a esa corporación le ha costado tanto trabajo sacar adelante el proyecto de ley que mete en cintura a los médicos y clínicas que practican cirugías estéticas en condiciones deplorables y que les ha costado la vida a tantas mujeres. Si no es por la presión de los medios nuevamente se hubiera hundido. Y al señor juez que avaló el famoso ‘todos y todas’ a que explique por qué hay delincuentes que atracan y golpean a mujeres como Sofía y vuelven a quedar libres a las pocas horas. ¿Nos lo explican, por favor? Porque harto tiempo sí deben tener…

A propósito: les deseo una muy Feliz Navidad en familia, con mucha paz, sin altercados y, sobre todo, sin pólvora.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO
erncor@eltiempo.com
En Twitter: @ernestocortes28

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.