Secciones
Síguenos en:
Volver al colegio / Opinión
colegios autorizados para modelo de alternancia

Los colegios podrán abrir pero cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad.

Foto:

Secretaría de Educación.

Volver al colegio / Opinión

Es importante permitir que los niños regresen al salón de clase. No solo mejora el proceso de aprendizaje, también les permite interactuar con sus grupos de pares en un ambiente controlado con mejores condiciones de bioseguridad.

Y aunque la coyuntura no ha cambiado mucho y seguimos en pandemia, ya hay suficientes estudios que demuestran que cumpliendo con los protocolos, la tasa de contagio en los colegios es muy baja, comparado con las universidades, donde hay una mayor interacción social, desplazamientos en transporte público y otros factores que son difíciles de controlar.

(Le puede interesar: Dudas y respuestas sobre el regreso a clases en Bogotá)

Los niños y adolescentes han sido testigos mudos de esta crisis sanitaria, y a pesar de todo han logrado adaptarse más fácilmente que otros grupos poblacionales, no por ello, son ajenos a problemas emocionales, sociales y de salud mental. Ellos necesitan ver a sus amigos, profesores y compañeros de pupitre. Una pantalla jamás podrá remplazar el contacto personal y las expresiones no verbales del aula de clase.

El colegio es un espacio que garantiza bienestar social y emocional. Al igual que la casa, es un espacio protector que brinda alimentación, seguridad y cuidado. De allí que, para los estudiantes más pobres y vulnerables, la posibilidad de volver se convierte en la mejor alternativa para superar las dificultades que hoy viven. Muchos de ellos deben quedarse en casa solos mientras sus padres salen a trabajar, no todos tienen un computador o tableta, y aquellos que la tienen, tampoco tiene asegurado la conexión a internet. Estas desventajas profundizan mas las brechas sociales y de aprendizaje en una sociedad inequitativa como la nuestra, donde muchos tienen poco, y pocos tienen mucho.

(Además: ¿Cómo será el regreso a jardines, colegios y universidades en Bogotá?)

No significa que el actual modelo de alternancia resuelva esos problemas, pero al menos los alivia.

Tampoco hay que subestimar a los docentes, quienes han hecho un esfuerzo enorme por cumplir con sus obligaciones académicas, mientras llevan las riendas de su hogar y resuelven sus propios problemas de conectividad. Muchos han tenido que repensar sus metodologías para trasmitir conocimiento y evaluarlo, un tema bastante complejo. En ellos va a residir el éxito o fracaso de este nuevo proceso de alternancia.

Los próximos meses serán un desafío para todos: padres de familia, rectores, profesores, estudiantes, personal administrativo. No será fácil, pero hay que apoyar esta iniciativa. Los salones deben estar siempre ventilados, la alimentación debe cumplir con protocolos de higiene, el lavado de manos y el distanciamiento deben continuar. El recreo no será como antes, pero es mejor que estar en casa.

(Para seguir leyendo: Cómo evitar que se adelante el tercer pico de contagio)

Los niños necesitan regresar a estudiar y todos debemos comprometernos con la cultura del cuidado, protegernos y aislarnos en caso de contagio. Esa es la clave de la nueva normalidad. Solo así podremos superar nuestros miedos, y transmitirle seguridad a nuestros hijos para que aprendan a vivir en un mundo en constante evolución.

ÓMAR ORÓSTEGUI
FUTUROS URBANOS
En Twitter: @OmarOrostegui

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.