La música es el nuevo nicho del turismo para la capital

La música es el nuevo nicho del turismo para la capital

Este sector busca potenciar la visita de extranjeros con rutas por bares, clases de baile y demás.

Turismo musical en Bogotá

Visita a un lutier –o creador de violines– en Bogotá. La idea es que los turistas conozcan de cerca la industria local.

Foto:

ProColombia

Por: MICHAEL CRUZ ROA
05 de octubre 2018 , 09:21 p.m.

Desde visitas a lugares donde se construyen instrumentos hasta irse de rumba con bailarines profesionales por un circuito de bares son algunas de las apuestas que se están realizando en Bogotá para aportarle a la música como el nuevo mercado del turismo.

Aunque en la capital ya hay operadores y agencias que ofrecen paquetes con este arte como eje de las visitas, ProColombia alineó los sectores de la música y el turismo para ir en una sola vía. Para ello trabaja en asocio con la Cámara de Comercio de Bogotá, el clúster de música de la ciudad, el Instituto Distrital de Turismo y el Instituto Distrital para las Artes (Idartes).

En principio, la estrategia de estas entidades es trabajar con cuatro operadores privados que dentro de su portafolio de servicios ofrecen alguno relacionado con la industria musical. Sin embargo, se espera ir aumentando el número de oferentes de los recorridos.

“La música es parte fundamental de la cultura colombiana y de su potencial exportador. Por eso vemos una gran oportunidad en Colombia como destino de turismo musical, y arrancamos este año, entre marzo y septiembre, con un proyecto piloto en Bogotá”, afirmó Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

Lo que se encuentra

Impulse es una de las agencias que desde hace 10 años se ha enfocado en el mercado internacional, brindando experiencias de inmersión cultural a los extranjeros. Ellos ya tienen cuatro recorridos montados y el más antiguo tiene dos años y medio.

Por ejemplo, se van con un bailarín profesional a varios bares de la ciudad, y allí les dan clases a sus clientes. Es, literalmente, “una noche de rumba pero con lecciones personalizadas”, explicó Rodrigo Atuesta, socio director de Impulse.

Otro de los recorridos ya conocidos es el de la visita a los creadores de instrumentos musicales, en especial a los lutieres que construyen violines, “que es un acercamiento a esta práctica que mezcla el arte y la ingeniería”, reflexionó Atuesta.

Hay otro paquete que incluyeron y fue el de las sesiones de apreciación de la música colombiana, que es casi como un concierto privado, con un maestro pianista y una percusionista, en donde se exponen diferentes ritmos del país.

Por su parte, Macondo DMC gestionó durante 5 meses una ruta de la salsa, que lanzaron hace un mes. Con esta, recorren de la mano de expertos en este género musical bares, tiendas de vinilo y colecciones de discos de quienes por décadas han estudiado el género.

Turismo musical en Bogotá

Proyecto de formación musical con jóvenes en Bogotá.

Foto:

ProColombia

Alejandro Suárez, representante de Macondo, explicó que desean fortalecer la ruta de la salsa, porque tiene potencial. En Cartagena ya implementamos un proyecto similar, pero que incluye clases de percusión en el barrio Boquilla y ha sido muy exitoso”, expresó el empresario.

Un tercer proyecto que recién entró a esta estrategia es Aainjaa, de Homero Cortés. Está ubicado en el barrio Ricaurte y se centra en la formación artística de jóvenes de la ciudad, en donde se mezclan ritmos del nordeste de Brasil.

La música es parte fundamental
de la cultura colombiana y de su capacidad exportadora. Por eso vemos un potencial para el turismo

Por el impacto que tuvo en la reducción de barreras sociales, fue elegido por ProColombia como un piloto para llevar a extranjeros a conocer su labor. Allí los visitantes realizan ejercicios de creación de sonidos con el cuerpo, y luego, cuando tienen la base rítmica, pasan a reproducirla en instrumentos.

El último proyecto es el recorrido de Pazapporte, un operador turístico que lleva cerca de una década en el sector del turismo literario. Ahora, mezclan este arte con la música, para llevar a los extranjeros a espectáculos como el de Pombo Musical.

Después, “los llevamos a un recorrido, en donde se visitan plazas como la de La Perseverancia, para probar platos autóctonos y ver cómo han sido la inspiración de canciones en el país. También vamos a la Candelaria para entender cómo es la relación entre música y literatura en la capital”, indicó Wilmar Duque, vocero de Pazapporte.

La importancia

Bogotá es la ciudad que más llegadas de extranjeros reporta en el país, pues le favorece la importancia y cantidad de rutas del aeropuerto internacional El Dorado. Según datos de Migración Colombia, si se compara el número de visitantes internacionales no residentes en Bogotá, entre enero y agosto de 2017 y 2018, hubo un aumento del 27,6 por ciento.

El año pasado, por ejemplo, llegaron 902.555 en los primeros ocho meses, mientras que este año fueron 1’151.312. Estados Unidos, México, Brasil, Argentina y España son algunos de los principales visitantes, según ProColombia.

MICHAEL CRUZ ROA
Miccru@eltiempo.com@M_CruzRoa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.