Secciones
Síguenos en:
El drama detrás de los 60 casos de trata detectados en el 2020 en Bogotá
Trata de personas

La Secretaría de Gobierno adelantaba la campaña #BogotáContraLaTrata en varios puntos.

Foto:

Alcaldía de Bogotá

El drama detrás de los 60 casos de trata detectados en el 2020 en Bogotá

no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

La Secretaría de Gobierno adelantaba la campaña #BogotáContraLaTrata en varios puntos.

A través de ofertas laborales y propuestas sentimentales, hombres y mujeres son víctimas de abusos.

Todas las modalidades del delito de trata de personas son dramáticas: trabajo forzado, explotación sexual, matrimonio servil, esclavitud, mendicidad, tráfico de órganos y hay más. Lo lamentable para la ciudad es que solo en el 2020, en Bogotá se detectaron 60 casos.

(Le puede interesar: En dónde y por qué están creciendo los homicidios en la ciudad)

Las autoridades luchan para que las víctimas denuncien, pero el miedo al poder detrás de los perpetradores de este delito hace que esta no sea una labor nada fácil. No obstante, las voces se escuchan cada vez con más fuerza.

*Sonia era una mujer exitosa que vivía en Bogotá y trabajaba con artistas. Una oportunidad para traer talentos europeos al país la llevó a conocer a un ciudadano italiano. Al comienzo todo fue como un ‘cuento de hadas’. Se mostró ante su familia y amigos como un hombre maravilloso y no tardó mucho en proponerle matrimonio. “Me enamoré y no dudé en decirle que sí. Luego de casarme, él se fue a su país y yo llegué seis meses después”.

(También lea: Capturaron a miembro de la primera línea que intentó quemar a ciudadanos)

El primer signo de alerta fue en el aeropuerto. “Él se demoró mucho en recogerme. Fue triste porque uno se imagina el superrecibimiento. En cambio comenzó a decir que él era un hombre muy ocupado”. Cuando llegó a la que sería su nueva residencia se encontró con una casa sucia y en cuestión de días le hizo saber que ella sería la encargada de encargarse de la limpieza del lugar. “Hubo días en los que me dejó encerrada, otros en los que me violó, me maltrató física y psicológicamente. Se contactó con todas mis redes laborales en Colombia y dañó mi reputación. Acabó con mi vida, es un tipo con aberraciones”.

Las mujeres son víctimas de falsas promesas de empleo con buenas remuneraciones.

Foto:

Archivo particular.

Esta mujer logró denunciar a su captor y devolverse al país, pero el camino para llegar a esto fue tortuoso. “Hoy el caso no ha prosperado ni en Italia ni en Colombia. Me revictimizaron, pero espero que algún día se haga justicia”.

(También lea: Ahora las cámaras salvavidas tendrán reconocimiento facial)

Otras mujeres viajan luego de recibir ofertas laborales atractivas. Una llamada angustiosa puso en alerta a una familia de Bogotá. Días antes, *Yolanda le contó a su esposo que una conocida le había hecho una atractiva propuesta de trabajo en las islas Turcas y Caicos, un territorio británico de ultramar dependiente del Reino Unido.

Yolanda, quien vive en un barrio de clase media en Bogotá, creía que esta era una oportunidad para tener mejores ingresos y huirles a la pandemia y a la falta de oportunidades en la ciudad. Aunque no estaban en una situación económica crítica, su deseo era poder ayudar a su esposo. “Me dijeron que iría a administrar un restaurante y la paga, aunque no era exorbitante, era buena, y como sabían que yo llevaba tiempo buscando trabajo, me hablaron de esa posibilidad”. Confió tanto en la propuesta de su conocida que le pidió a una amiga que la acompañara y que ella también podría laborar en el mismo lugar.

Y así, sin tener la certeza de quién las contrataba, viajaron el pasado 29 de marzo de 2021 con la ilusión de vivir una experiencia única. “Nos pagaron los tiquetes y en pocos días ya teníamos todo organizado. Mi familia estaba reacia, pues decían que estas propuestas no eran tan comunes, pero, aun así, nos fuimos”. Nunca habían hecho algo parecido.

El viaje de ida fue tranquilo, pero apenas pisaron suelo extranjero se dieron cuenta de que lo del supuesto trabajo no era más que una fachada. “Les cambiaron las condiciones, como suele pasar en estos casos”, dijo el investigador del Grupo de Articulación Operacional de la Policía Judicial de Migración Colombia. A ellas las recogieron en el aeropuerto, pero sus captores no tardaron en intentar, a toda costa, retenerles sus pasaportes con el supuesto de que les iban a cambiar su estatus migratorio.

“Yo me enfurecí, les dije que si ellos querían hacer alguna renovación, lo correcto y normal era que yo estuviera presente”. Después vino lo peor, le dijeron que ella y su amiga ya habían adquirido una deuda que correspondía a todos los gastos del viaje y que la forma de pagarlo era con ‘trabajo sexual’. Estaban siendo captadas por una red de explotación.

(No deje de leer: Entre hurtos y consumo de drogas están los habitantes del Park Way)

Según la teniente Daniela Londoño, en la dirección de investigación criminal y delitos sexuales y contra la familia de la Sijín, el caso llegó a través del centro operativo antitrata de personas. “Contaron que las engañaron ofreciéndoles un buen sueldo. En menos de un mes les consiguen el dinero y los documentos”. Afortunadamente pudieron ser rescatadas.

Otras víctimas hacen el tránsito en Bogotá. Salen desde el aeropuerto El Dorado con la ilusión de un mejor futuro y terminan envueltas en redes delincuenciales.

“El negocio está hecho”. Cuando *Sara y Camila, dos jóvenes colombianas, escucharon esta frase en Turquía, sabían que prácticamente iban a ser traficadas como si fueran mercancía.

Todo comenzó en Pereira, en el Eje Cafetero. Víctimas de un entorno pobre, muchas con hijos, abandonadas por sus esposos y sin posibilidades de estudiar o trabajar, son explotadas sexualmente con o sin conocimiento de causa. Pero no todo salió como se esperaba. La primera alerta fue dada por un familiar de las jóvenes. Este le contó a un funcionario en la región que se las habían llevado para Estambul.

De esto se enteraron los investigadores de Migración Colombia, quienes, en coordinación con otros importantes operativos, se dieron a la tarea de rescatar a estas mujeres en contra de todos los pronósticos. Todo ocurrió el 16 de marzo de 2021. “Sara nos contó que llegaron allá por un hombre que había conocido en China, en una discoteca, cuya relación se había mantenido activa a través de las redes sociales tras el regreso de ella al país”.

Este hombre la había convencido de que Estambul era un buen destino para ‘trabajar’ y que la necesitaban de forma urgente. “Ahí las engancharon. Les dijeron que ellos cubrirían todos los gastos del viaje, incluido los tiquetes, la obtención del pasaporte y un dinero adicional”. Iban directo a ser explotadas si no hubiera sido por la labor de las autoridades.

Y se sabe que hay muchos más casos. La semana pasada, mientras la Secretaría de Gobierno adelantaba la campaña #BogotáContraLaTrata en la terminal de transporte, una víctima más se atrevió a contar su historia. Era una ciudadana extranjera que buscaba la manera de viajar hacia una ciudad costera para escaparse de su pareja, quien la estaba extorsionando y la amenazaba con revelar sus fotos y videos íntimos: sexting.

“Estoy huyendo de mi pareja con el que llevo viviendo dos años. Desde hace algunos meses se empezó a tornar brusco y me empezó a pegar, me maltrataba física y psicológicamente. Gracias a los vecinos del barrio me logré escapar, pero me llama y dice que va a publicar fotos íntimas mías en las redes sociales y que las va a enviar a mi familia y conocidos” agregó la víctima.

De inmediato, esta mujer accedió a ingresar a la Ruta de Atención a las Víctimas de Trata de Personas de la Secretaría de Gobierno, donde se le brindarán todos los servicios y el acompañamiento jurídico que requiera en su denuncia.

¿Dónde se puede denunciar?

Los casos que más se dan en Bogotá están relacionados con la explotación de la prostitución ajena, trabajos o servicios forzados, servidumbre, explotación de la mendicidad ajena y matrimonio servil, finalidades que muchas veces son naturalizadas por simple desconocimiento de las víctimas.

Bogotá cuenta con la Ruta Integral de Atención a las Víctimas de Trata de Personas. Los ciudadanos que conozcan posibles casos pueden comunicarse por WhatsApp al 300 2505050 o al correo electrónico lucha.trata@gobiernobogota.gov.co. 

Este delito es la tercera empresa criminal más grande del mundo. En Bogotá se avanza en una Política Pública contra la Trata de Personas.

REDACCIÓN BOGOTÁ
Escríbanos a carmal@eltiempo.com 

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.