Los pros y contras de la nueva apuesta por la carrera 7.ª

Los pros y contras de la nueva apuesta por la carrera 7.ª

La Alcaldía Mayor revocó el proyecto de TransMilenio para dar lugar al llamado corredor verde.

AUTOPLAY
Así se cayó el TransMilenio por la Séptima
Carrera Séptima

Abel Cárdenas. Archivo EL TIEMPO

Por: Ana Puentes
27 de julio 2020 , 04:32 p.m.

Lo de TransMilenio por la carrera 7.ª era la crónica de un fin anunciado, pero que pocos se atrevían a darlo por seguro hasta que no se diera la estocada final. El proyecto cargaba desde 2019 con cuatro procesos judiciales, sostenidos por argumentos de planeación, armonización y defensa del patrimonio; no aparecía en el plan de desarrollo de Claudia López, y en su lugar se mencionaba un corredor verde. Pero además, en uno de sus carriles se instaló hace unos meses una ciclorruta temporal que luego se hizo permanente. Es decir, todo apuntaba a que la troncal no tendría lugar.

Ese final se confirmó el viernes pasado. La Alcaldía Mayor, a través del IDU, revocó la licitación con la firma de un acto administrativo, después de que los siete proponentes se retiraron de la contienda. Pavimentos Colombia S. A. S., MHC-Mario Alberto Huertas Cotes, Hidalgo e Hidalgo S. A., Sonacol S. A. S, Consorcio Avenida Séptima, Lena Engenharia e Construçoes S. A. Sucursal Colombia y Constructora Conconcreto S. A. “de manera autónoma decidieron retirar sus ofertas”, como aseguró la alcaldesa. Esto destrabó en parte el lío legal que enredaba el proyecto.

(Le puede interesar: No va TransMilenio por la séptima, ¿y ahora qué viene?)

El paso inmediato, después del sacudón a uno de los proyectos insignia del exalcalde Enrique Peñalosa, es iniciar en agosto los trámites legales para solicitar a los jueces la terminación de los procesos en curso. Si eso sale pronto y bien, el IDU revelará en septiembre un borrador de diseño conceptual del llamado corredor verde para ponerlo a consideración de la ciudadanía y los expertos.

En el borrador están trabajando actores internacionales. “Es un ejercicio conceptual preliminar, el cual validaremos con la ciudadanía, y que no le ha costado nada al Distrito. A Gehl Architects lo contrató el BID –fruto de una cooperación técnica a cargo del Banco–, y World Resources Institute (WRI) firmó un memorando de entendimiento y de cooperación con la alcaldía para compartir mejores prácticas de gestión de proyectos de la magnitud de la 7.ª”, le explicó el IDU a este diario.

Bogotá no puede volver a la vieja normalidad del humo, el diésel, la contaminación, el trancón, la siniestralidad

Lo interesante es que Gehl Architects es una firma danesa con 20 años de experiencia, guiada bajos los principios del arquitecto Jan Gehl, que figura entre las más prestigiosas del mundo en planeación y diseño urbano. Además, tiene un énfasis especial en ‘crear ciudades para la gente’. Con esta premisa han desarrollado proyectos que priorizan el espacio público, el peatón y el ciclista en ciudades como San Francisco, Berlín, Shanghái, Bergen, Nueva York y São Paulo.

(Además: La séptima, ¡qué cansancio! / Voy y vuelvo)

Pero, volviendo al tema, hay que decirlo: aunque la idea del corredor existe desde la campaña de Claudia López, hoy nadie sabe con certeza y detalle qué incluirá en términos de movilidad. Se supone que la consultora dará la guía de cuáles son las mejores opciones. Por lo menos, hasta este viernes solo se supo que incluiría una forma de transporte masivo ‘limpio’ y corredores peatonales y ciclísticos.

Además, se anunció que su construcción se dividiría en tres tramos entre las calles 26 y 200.Ahora, esta nueva página en la historia de la emblemática 7.ª tiene sus pros y contras.

Lo bueno

No hay duda de que un proyecto que se guíe por las premisas de movilidad sostenible y protagonismo del peatón y el ciclista es un beneficio para la Bogotá del futuro. Precisamente, las ciudades del mundo apuntan hacia esos paradigmas, y más aún con los retos urbanos que reveló el covid-19. París, por ejemplo, acelera su Plan Vélo; Barcelona, por su parte, prioriza las grandes vías para el tránsito peatonal y ciclístico, desviando el tránsito motorizado, y Fortaleza, con proyectos de urbanismo táctico y pilotos, da un giro en su planeación para hablar de la ‘ciudad de la gente’.

“Tenemos que aprender a vivir la ciudad para los peatones, los ciclistas, la movilidad limpia y eléctrica. Bogotá no puede volver a la vieja normalidad del humo, el diésel, la contaminación, el trancón, la siniestralidad. Ahora Bogotá quedará ordenada por corredores de verdes”, explicó la alcaldesa.

(Lea también: Ciudades más flexibles, la lección que debería quedarnos del covid-19)

Ante este nuevo perfil vial, Darío Hidalgo, experto en movilidad y Ph. D. en Ingeniería Civil, Planeamiento de Transporte Urbano, reconoce que “se gana la oportunidad de mejorar las condiciones para peatones y ciclistas en un nuevo diseño que posiblemente requerirá la reducción de espacio vial para tráfico general”. Pero advierte que en este rediseño es clave que no pierda espacio el transporte público masivo, y que para los espacios peatonales y ciclísticos se debe pensar en un diseño seguro y continuo.

Frente a qué opción de transporte público es mejor, Hidalgo llama a la prudencia y a una decisión basada en estudios. “Es necesario que se realice una buena evaluación de alternativas, considerando costos e impactos totales. Decirlo a priori (si tranvía o prioridad de buses), sin evaluación de alternativas bien hecha, es un error. Un tema en la evaluación es la conectividad directa, los pasajeros prefieren no realizar muchos transbordos”, explica el experto.

Además, Nicolás Rincón, Ph. D. en Ingeniería Civil y Transporte y director de la maestría en Logística y Transporte de la Universidad Javeriana, no ve tan viables las opciones de tren ligero o tranvía. “Allí, un tren ligero no funciona, y está establecido desde un estudio que hizo la Universidad de los Andes en 2012, cuando (Gustavo) Petro lo intentó hacer. Por la gran cantidad de semáforos se dificulta, y se mueven menos de 12.000 pasajeros hora sentido”, dice Rincón.

(Lea también: ¿Por qué la bicicleta es tan importante en medio de la pandemia?)

Frente a los peatones y ciclistas, indica que TransMilenio por la 7.ª sí tenía una deuda con ambos actores. “No había espacio para una intervención adecuada en andenes”, admite, y alerta que para que funcione bien se debe diseñar una infraestructura que los proteja desde un diseño urbano continuo.

Un segundo aspecto que llama la atención es que este proyecto tenga un importante componente participativo. La misma alcaldesa ha calificado el proceso de septiembre como una serie de “talleres de diseño participativo”. En tercer lugar hay que reconocer que no se echa al traste todo el anterior proyecto. Se usarán parte de los estudios y todos los predios ya adquiridos.

Lo no tan bueno

No obstante lo bien que pueda sonar el proyecto, entre los expertos quedó un sinsabor. “Bogotá reinicia un proceso que estaba avanzado. Después de seis intentos fallidos de mejora de la movilidad y el espacio público en el corredor, ganó la inacción; en los próximos meses veremos nuevas propuestas y volverá la discusión. Ojalá esta vez algunos intereses particulares y políticos no se interpongan en las necesidades de acceso de la mayoría y de mejora del espacio urbano”, mencionó Hidalgo.

Por su parte, Rincón ve con preocupación el futuro de la movilidad en el borde oriental por un detalle que pasó inadvertido en los anuncios de López: en 2021 el IDU contratará los diseños finales del corredor verde y en 2022 comenzará su construcción.

“Por un lado, es optimista pensar en esos plazos y, por otro, esas obras les coincidirán con la construcción de la línea del metro por la Caracas”, dice Rincón, y agrega: “No haber hecho TransMilenio a tiempo pone ahora a la ciudad en una gran presión. Sin ese corredor remodelado con una infraestructura BRT (autobús de tránsito rápido) se va a generar gran congestión”, calcula Rincón. Advierte que Bogotá ya vivió una experiencia relativamente similar cuando hace más de 20 años se construyó la troncal de TransMilenio de la Caracas. Esta modelación de efectos de la construcción del metro es un factor para tener en cuenta. Aunque, después de todo, el retraso que llevaba la troncal también fue problemático.

Al final, este viernes se dio una respuesta al futuro de la 7.ª, pero también quedan bastantes preguntas. Dentro de uno o dos meses se conocerá el borrador de la nueva cara del corredor, y muy seguramente la ciudadanía esperará lo mejor y un proyecto que responda a la ciudad poscovid-19 y del mundo de la sostenibilidad.

Reacciones a la revocatoria de TM por la carrera 7.ª

- Claudia López, alcaldesa de Bogotá

“TransMilenio por la séptima lo pararon los jueces (4 acciones populares / 2 medidas cautelares) no nosotros. Jueces dijeron que TransMilenio estaba mal planeado, afectaba patrimonio y planes parciales. Logramos destrabar esos líos judiciales y recuperar 2 billones de pesos para hacer el Corredor Verde”.

- Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá

“Así hubiera un metro al lado, la manera democrática y eficiente de usar el espacio vial es con un sistema tipo TransMilenio. En la carrera séptima no hay metro; ni alternativa alguna distinta de TransMilenio. Decisiones políticas sin sustento técnico, que afectarán la vida de nuestra gente hacia el futuro”.

Defendamos la  7.ª, Comité ciudadano

“Lo vemos como un logro de esta administración en línea con los acuerdos de campaña hechos con este comité y los ciudadanos. Estamos pendientes de que se inicie de manera pronta la participación incidente para un proyecto que cumpla
las normas de andenes, accesibilidad universal, algo diferente”.

Para seguir leyendo:

Salvar la vida urbana, el reto del día después del covid-19

La bicicleta es un muy buen negocio y aquí le explicamos por qué

ANA PUENTES
EnTwitter: @soypuentes

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.