‘TransMilenio me inspiró’: mujer que gestó cambio urbano en Nueva York

‘TransMilenio me inspiró’: mujer que gestó cambio urbano en Nueva York

Janette Sadik-Khan visitó Bogotá hace 10 años. Se llevó ideas con las que hizo cambios en su ciudad.

Sadik-Khan, comisionada de Transporte

Sadik-Khan atraviesa la carrera séptima de Bogotá, a la altura de la avenida Chile.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

26 de mayo 2018 , 10:59 p.m.

A Janette Sadik-Khan se le atribuye toda una revolución urbana en una de las ciudades más grandes del mundo: Nueva York.

Entre el 2007 y el 2013, esta mujer de 58 años fue la comisionada de Transporte de Michael Bloomberg. Con ella al mando se vieron grandes cambios en la movilidad: construyó cerca de 650 kilómetros de ciclorrutas, lanzó Summer Streets, un evento anual que convierte 11 kilómetros de avenidas en ciclovías; implementó un sistema de bicicletas públicas (CityBike) y otro de buses rápidos y carriles especiales similares a los de TransMilenio, peatonalizó el emblemático sector de Broadway y redujo los índices de accidentalidad.

Su experiencia la convirtió en una conferencista y asesora de talla mundial. Su charla TED sobre Nueva York acumula casi un millón de visualizaciones y hace un par de años publicó el libro ‘Street Fight: Manual para una revolución urbana’ en el que promueve un enfoque de bajo costo y rápida implementación para rediseñar las ciudades priorizando las modalidades de movilidad sostenibles, como la peatonalización, las bicicletas y el transporte público.

Sadik-Khan, doctora en Derecho de la Universidad de Columbia y con un posgrado en Ciencia Política del Occidental College, estuvo de visita en Bogotá. Como responsable de poner en servicio alrededor de 60 plazas en la Gran Manzana, le interesaba ver la recuperación peatonal de plazoletas que se habían convertido en parqueaderos.

EL TIEMPO habló con ella sobre su experiencia en esa metrópolis y sus impresiones sobre la capital colombiana.

Usted ya había visitado Bogotá, ¿qué impresión tiene de esta ciudad?

En el 2007 fui nombrada comisionada de Transporte de Nueva York y vine a ver las innovaciones que había hecho Bogotá, entre ellas TransMilenio, que me sirvió de inspiración para el sistema de buses que implementé en Nueva York, llamado SBS o (Select Bus Service).

¿También tiene estaciones?

Sí. Y el sistema de tarjeta prepago y un carril exclusivo por donde circulan estos vehículos.

¿Qué fue lo que más le gustó de TransMilenio?

El sistema de pago antes de subirse al bus, todas esas puertas para abordar y los carriles exclusivos. Todo eso fue de gran ayuda para que nuestros buses se movieran más rápido por la ciudad de Nueva York.

¿Qué más la inspiró de Bogotá?

Bogotá es famosa por las ciclorrutas. En Nueva York implementamos 650 kilómetros de vías para bicicletas, que se convirtieron en una verdadera solución para la movilidad.

¿Cómo ve hoy a nuestra capital?

Lo que más me gusta es la visión del alcalde de recuperar el espacio que tienen los carros para dárselo a la gente y convertirlo en plazoletas. También destaco la expansión de TransMilenio para que sea el sistema central de la movilidad.

¿Qué hay que hacer para que el impacto demográfico sobre la movilidad sea menor?

Hoy, la mitad de la población mundial vive en las ciudades, y en el año 2050 será el 75 por ciento. Esto significa un reto importante para las urbes. Tenemos que lograr que las ciudades sean densas para reducir los costos de la movilidad. Hay que invertir lo que sea necesario para tener una movilidad sostenible y que la gente utilice el bus y la bicicleta como medios de transporte. Además se debe mejorar la calidad de vida en todo aspecto: salud, educación, etc. De eso depende el futuro de nuestras ciudades.

¿Por qué apostó tan fuerte por recuperar el espacio público?

Cuando fui comisionada de Transporte de la administración de Michael Bloomberg, él creó el PlaNYC, cuyo objetivo es reducir las emisiones de carbono en un 30 por ciento hasta el 2030, cuando un millón más de personas habrán llegado para vivir en la ciudad. Para lograrlo hay unas implicaciones muy grandes en lo que tiene que ver con el transporte y la distribución de las calles, entre ellas darles prioridad al transporte público, la bicicleta y los peatones.

¿Cómo entiende usted el espacio público?

Es la parte más importante de las ciudades. Tenemos que cambiar la concepción de las urbes orientadas a los carros, que viene de la década de 1950. Hoy no debe ser así, hay que recuperar el espacio para los ciudadanos.

¿Cuáles fueron las principales críticas que recibió por su gestión?

Es muy difícil cambiar la cultura ciudadana. A la gente no le gusta el cambio. Durante muchos años nos dijeron a los neoyorquinos “vamos a hacer esto, vamos a hacer lo otro”, pero nada pasaba. Entonces nos volvimos escépticos.

Cuando hicimos los carriles exclusivos para buses y las ciclorrutas –lo cual implicaba mirar las calles de una manera diferente– nos movimos muy rápido para mostrar las posibilidades de cambio. Con pintura, materas y cosas que instalábamos en el espacio público demostramos que sí podía haber transformación, y esto cambió la expectativa de los habitantes de Nueva York. Se les demostró que sí se podían hacer las cosas.

¿Qué otras cosas produjo el cambio físico?

Los habitantes introdujeron palabras en su lenguaje, como ciclorruta, plazoletas, bicicletas compartidas... Eso hizo que los ciudadanos empezaran a sentir un cambio en sus vidas.

En un mundo que se mueve al ritmo de las redes sociales, ¿qué recomienda para que los comentarios no acaben con iniciativas como estas?

Es importante tener una visión de a dónde vamos. No puede ser solo un proyecto de buses, plazoletas o ciclorrutas. Todo tiene que estar unido en una visión como la que tenía Michael Bloomberg: ciudades más verdes. La gente siempre se va a oponer al cambio y lo puede hacer usando las redes sociales o los medios tradicionales. Lo importante es tener siempre el coraje para seguir adelante y cumplir con la meta.

Pero además hicimos más de 2.000 reuniones anuales con los ciudadanos para explicar los proyectos y preguntarles qué problemas tenían y ver cómo se podían solucionar.

¿Qué traería de Nueva York a Bogotá?

Todo lo que tenga que ver con seguridad vial. Hay que tener todos los modos de transporte: bus, caminata y bicicleta, pero de forma segura, para evitar que las personas mueran en accidentes. Nueva York tiene las tasas más bajas de siniestros viales. Para lograrlas se tomaron los datos de 7.000 accidentes de tránsito y se detalló cómo sucedieron y quiénes cometieron errores, y todo eso se estudió. Con liderazgo e información, los accidentes se pueden evitar. Una de las frases que más me gustan de Bloomberg es: “Solo confiamos en Dios, los demás tráiganme datos”.

¿Qué quiso hacer como comisionada y no logró?

Hubiera querido construir más ciclorrutas y corredores de buses rápidos. Aunque peatonalicé Broadway, me habría gustado ampliarla hasta la parte sur, que llega al río.

Los bogotanos se quejan mucho por la falta de transporte público…

Igual pasa en Nueva York. El metro de esa ciudad tiene un cumplimiento del 61 por ciento en los itinerarios y eso es muy malo. El transporte es la sangre de Nueva York y la forma de que fluya es no dejar que la gente se mueva en carro particular. Lo que hay que hacer en todas las ciudades del mundo es invertir más en el transporte público.

Nueva York tiene un robusto sistema de bicicletas públicas, ¿cómo lo construyeron?

Lo primero que hizo la ciudad fue construir las ciclorrutas, para que la gente se pudiera mover segura y tranquila. Después se implementó el plan de bicicletas públicas patrocinado por un banco (Citibank). Hoy hay 7.000 bicicletas y cero muertes en este sistema. Peatonalizar las vías y hacer ciclorrutas hace que haya más gente en las calles, por lo que estas se vuelven más seguras.

¿Cuáles son las cifras de la bicicleta en Nueva York?

En un año se hacen unos 10.000 viajes en bicicleta. Desde el 2013 se han hecho alrededor de 50 millones de viajes.

JOHN CERÓN
EL TIEMPO
johcer@eltiempo.com
En Twitter: @CeronBastidas

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.