TransMiCable, un año de cambios en Ciudad Bolívar

TransMiCable, un año de cambios en Ciudad Bolívar

Hace un año se inauguró, con sus cuatro estaciones y sus 163 cabinas. 

TransMiCable

Los murales son uno de los atractivos que surgieron junto al cable. Colectivos organizan recorridos para conocerlos.

Foto:

TransMilenio

Por: Bogotá
26 de diciembre 2019 , 08:56 p.m.

El 27 de diciembre de 2018, sobre Ciudad Bolívar comenzaron a volar 163 cabinas rojas. Ese día, los habitantes de esta localidad del sur de Bogotá, calificada por años con las etiquetas de ‘inseguridad’, ‘pobreza’ y ‘lejanía’, comenzaron a percibir que una segunda oportunidad venía en camino.

“Este cable va a ayudar a que no solo se hable de las cosas malas de la zona, sino también de lo bueno, porque aquí hay cultura y gente buena”, manifestó en su momento Rocío González, una tendera y vecina.Este viernes, un año después, según las cifras y los proyectos alrededor de las cuatro estaciones (Tunal, Juan Pablo II, Manitas y Mirador del Paraíso) dan cuenta de que algo sí pasó en los barrios sobre la montaña.

En términos de movilidad, el objetivo principal, se tiene que hasta el 24 de noviembre de este año se habían validado 6’689.107 viajes. Antes de TransMiCable, un recorrido entre el portal Tunal y el barrio El Paraíso, donde hoy se ubica la última estación, podía tomar hasta una hora en medio de las serpenteantes y empinadas calles; ahora, el mismo trayecto, por los aires, tarda apenas 13 minutos y con posibilidad de transbordo en TransMilenio.

Sin embargo, no han sido solo los vecinos quienes lo han utilizado. El Observatorio Distrital de Turismo calcula que, gracias a este proyecto, hasta octubre de este año hubo 120.000 turistas en la localidad. Y en un diagnóstico hecho en abril se detectó que un 92 por ciento de los turistas extranjeros que visitaron Ciudad Bolívar consideraron el TransMiCable un atractivo turístico. Y además, el ciento por ciento se aventuró a salir de las estaciones para conocer.

Gracias al trabajo de líderes comunitarios, bajo la guía de entidades del Distrito, ahora hay plan en las zonas de influencia de TransMiCable. Hasta octubre se habían identificado más de 48 iniciativas en turismo, entre fincas agroturísticas, puntos gastronómicos, venta de artesanías y grupos de hip hop, break dance, parkour y grafiti.

Iván Triana, por ejemplo, dirige la Biblioteca de la Creatividad, en zona rural de Ciudad Bolívar, y un proyecto de turismo con jóvenes de ese sector. Para ellos, TransMiCable ha sido una herramienta de trabajo.

TransMicable

Este proyecto tuvo una inversión de 240.000 millones de pesos, además de los recursos que invirtió TransMilenio para integrarlo a todo el sistema.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

“Con él hemos podido acercar a personas que antes no podían o no querían venir por miedo o estigma. El cable funciona como una atracción y permite relatar la historia de una localidad emprendedora y llena de innovación”, asegura Triana.

El atractivo viene, en parte, dado por el color. En las fachadas, paredes y techos se han plasmado más de 200 murales artísticos.

“La Secretaría de Hábitat vino y pintó con la comunidad varios barrios. Dentro de unos meses esperamos que nos entreguen el Supercade y el centro cultural. Ya hemos visto pavimentar unas calles y arreglos en salones comunales. La vida nos cambió al 100 por ciento en el último año”, afirma Alfonso Mateus, líder comunal de Manitas.

Precisamente, las obras de TransMiCable no se limitaron a levantar las pilonas y las estaciones, sino una serie de 26 equipamientos culturales, deportivos y de servicios. Habrá un Centro Día (para atención de adultos mayores) en la pilona 7, un gran centro cultural en la 10, un Crea en la 20 y un museo y un punto de atención turística en la estación final, por mencionar algunos proyectos.

Transmicable

María Tránsito Molina, frente a la construcción de la estación Juan Pablo II en 2018.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

“Yo vivo muy enamorada de todo lo que vino para nosotros este año. Cambió la localidad, la forma de hablar de la gente, la forma de vida. Los barrios se llenaron de negocios. Mejoró un poco la seguridad. Hoy día estoy convencida de que Ciudad Bolívar es la localidad más hermosa de Bogotá”, dice conmovida María Tránsito Molina, líder del barrio Juan Pablo II y una de las personas que siguieron paso a paso la construcción del sistema que este viernes celebra su primer año.

María Tránsito se asoma a la ventana y ve las cabinas volando y una tarima que se monta en la plaza del barrio, para que la fiesta del cable comience hoy de medio día a seis de la tarde.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.