Las reglas de juego que puso Movilidad a la reactivación en Bogotá

Las reglas de juego que puso Movilidad a la reactivación en Bogotá

El secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán, habló de las exigencias para la reactivación.

AUTOPLAY
Live Movilidad
TransMilenio

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Por: Ernesto Cortés y Ana Puentes
29 de abril 2020 , 08:13 p.m.

Para evitar volver a la caótica congestión del pasado y mitigar los riesgos de contagio por covid-19, la Secretaría de Movilidad le puso reglas a la reactivación económica.

A las empresas de construcción que iniciaron obras este miércoles, y a las que se irán sumando en los próximos días, la Secretaría les dictó una norma: desde este 29 de abril, los empleados del sector construcción no podrán utilizar TransMilenio ni el SITP antes de las 9 a. m.

Lo mismo ocurrirá con el sector de la manufactura, a partir del 11 de mayo.

EL TIEMPO habló con el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán, de la reactivación económica de la ciudad y los retos que impone en pandemia.

(Le puede interesar: Este miércoles y jueves se reactivan primeras obras en Bogotá)

No ha comenzado la reactivación en forma y ya hay cantidad de carros y motos en las calles, ¿cómo se explica eso?

En la semana del simulacro todo fue espectacular, la gente se movía poco: entre 2 y 2,5 kilómetros. Pero con el pasar de los días, el promedio de salida se incrementa y se están recorriendo distancias más largas. Eso pasa porque hay gente que sale a trabajar. La semana pasada el volumen de tráfico se había reducido en un 60 %, pero esta semana va en 45 %. Hay un sector formal que podemos observar, medir y controlar, pero hay un porcentaje de informalidad que se va pegando y se vuelve un reto.

En TransMilenio este martes cerramos con una reducción del 84 %. Pero el zonal preocupa: la reducción es del 69 % frente a un día pico, es decir, nos estamos acercando peligrosamente al tope del 35 %.

Por la Encuesta de Movilidad de 2019 sabemos que el sector construcción y manufacturas le agregan 1’130.000 viajes a toda la red de transporte. La construcción, en un día típico le agregaba 562.000 viajes a la red de transporte: de estos 79.000 se subieron a TransMilenio y, en general, el 27 % usaron transporte público.

Para prevenir la superación del tope estamos pidiendo la información a las empresas de cómo van a movilizar a sus trabajadores. Y ponemos una condición: que no utilicen el sistema de transporte público en el pico de la mañana.

¿Se extenderá la norma en otras horas pico?

Hemos visto que el pico de la mañana se sigue concentrando, pero el de la tarde se ha ido aplanando. Entonces tenemos que distribuir la demanda de las primeras horas. No tiene sentido que estemos metiendo presión al sistema por cumplir los horarios de antes.

¿Qué tan fácil es lograr que se cumpla eso?

El primer mensaje es el autocontol. El segundo es ‘si no hacemos eso, vamos a cerrar TransMilenio’. Para facilitar la tarea, la regla es: no se pueden abrir las obras antes de las 10 a. m. Entonces no tenemos que monitorear en TransMilenio, sino que si detectamos una obra en trabajos antes de esa hora, activamos la alerta con Secretaría de Salud y tomamos medidas.

¿Qué balance hubo con las ciclovías temporales?

Muy positivo. Empezamos con 35 kilómetros y estamos implementando de manera progresiva 45 kilómetros adicionales. Al final de este martes, tuvimos cerca de 56.000 ciclistas en estos corredores. Iniciamos corredor en Soacha y hubo 11.500 ciclistas.

Bogotá en cuarentena

Este martes, según la Secretaría de Movilidad, el martes se registraron 56 mil ciclistas en los corredores.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

¿Cómo responder a la confianza de los ciclistas con más seguridad?

Lo trabajamos con Secretaría de Seguridad, 180 integrantes del grupo guía y 1.000 agentes de Policía que apoyan la operación. Pero también hacemos una segregación en la vía para separar a los ciclistas de los carros y estamos tratando de virtualizar el registro de bicicletas al 100 %, para mitigar la venta de ciclas hurtadas.

¿Qué ha pasado con la accidentalidad?

Antes de la pandemia, el 19 % de las fatalidades se daban entre 6 p. m. y 12 p. m., ahora es del 44 % en ese mismo horario y eso tiene un nombre: velocidad. Vamos a tener que controlarlo. Si hay más ciclistas y peatones le y lo estamos promoviendo, debemos cuidarlos.

¿Por qué se pide registrar vehículos de domicilios?

La primera razón es que tanto las empresas, las plataformas como nosotros debemos saber cuántos carros y motos están vinculados a ellos para prestar estos servicios. La segunda razón es que hemos detectado que hay gente que para salir en cuarentena compra una cajita de Rappi y dice que trabaja con la empresa.

¿Y si yo tengo un carro particular para distribuir alimentos o productos en emprendimientos también tengo que cumplir ese requisito?​

Puede transitar porque son personas naturales y porque no son un servicio de transporte de carga. Esto viene para empresas, personas jurídicas que hacen domicilio y mensajería.

¿Qué Bogotá veremos después de cuarentena?

Vamos a encontrar una ciudad más valiente, que tomó retos y se arriesgó a proponer cosas diferentes. Ciudades como Berlín y Milán están replicando el modelo de ciclovías temporales que se hicieron en Bogotá.

Vamos a encontrar una ciudad que nos llama a volver a lo básico, que ya estaba contemplado en el plan de desarrollo: construir 6,5 millones de metros cuadrados de espacio público e intervenir 480 kilómetros de ciclorrutas.

Y vamos a encontrar una ciudad que va más hacia la recuperación interna de barrios. En Barcelona se hacen las supermanzanas, para desviar el tráfico y repotenciar esa vida interna de barrio que potencia la actividad y el espacio público.

Vamos a encontrar una Bogotá más valiente, que tomó retos y se arriesgó a proponer cosas diferentes

¿Esta no debería ser una oportunidad para activar el tan anhelado sistema de bicicletas públicas?​

En el decreto 121 flexibilizamos algunos puntos para promover la micromovilidad. Necesitamos darle un empujón fuerte a eso y que sea una realidad. Estamos hablando con pequeños como Muvo y grandes como Jump, el brazo de bicicletas de Uber para que vengan. Pero no solo para el Parque de la 93 donde todo funciona bien siempre, sino en todas partes, en Bosa, Kennedy, El Tunal, para darles la oportunidad de conectar en la llamada ‘última milla’ y para descongestionar TransMilenio.

ERNESTO CORTÉS Y ANA PUENTES

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.