Sistemas virtuales comunitarios que combaten la inseguridad

Sistemas virtuales comunitarios que combaten la inseguridad

Residentes y comerciantes utilizan Verito y WhatsApp ¿Qué es lo bueno y lo malo de usarlas?

Frente de seguridad de la carrera 10 con calle 124, en Usaquén.

Frente de seguridad de la carrera 10 con calle 124, en Usaquén.

Foto:

Policía de Usaquén

Por: Catalina Arango Bedoya
02 de julio 2019 , 12:53 p.m.

En la carrera 4.ª de La Candelaria, un individuo se dirige hacia el restaurante Ricasole Al Carbón. Una vez ingresa al establecimiento se hace pasar por un cliente y observa disimuladamente los objetos personales de las personas que están sentadas. Después de esperar el momento indicado, esos precisos segundos en los que uno o varios comensales se distraen, toma un morral o bolso en sus manos y huye del lugar.

Los residentes y comerciantes de este sector ya tenían identificada la banda; eran cuatro asaltantes que se dedicaban a hurtar objetos personales en restaurantes, cafés y tiendas. Incluso esperaban a los extranjeros y los seguían para robarlos.Toda esta situación propició la creación de un frente de seguridad en la carrera 4.ª en agosto del año pasado. El panorama cambió.

Leydy Flórez, empresaria de Ricasole Al Carbón, destaca que gracias a esta iniciativa han podido combatir la delincuencia. “Los tipos sabían que ya no era como antes. Empezaron a notar las placas que identifican los diferentes locales y viviendas como una área protegida por la Policía”, cuenta.

Aplicación Verito, creada en 2017.

Aplicación Verito, creada en 2017.

Foto:

EL TIEMPO

Verito app

Historial de activaciones por situaciones de alerta en la plataforma digital.

Foto:

EL TIEMPO

Estos distintivos están colgados en las fachadas de los 24 establecimientos comerciales y residencias que conforman el frente. La demarcación visual de una zona de vigilancia se ha creado gracias al trabajo conjunto durante los últimos nueve meses.

En ese lapso de tiempo, la comunidad se ha articulado por medio de una aplicación móvil. Y, aunque venían trabajando contra la inseguridad a través de un grupo en WhatsApp, decidieron hablar con la Policía y la alcaldía de La Candelaria a fin de conformar una red conectada con las autoridades.

“Logramos unir a los vecinos después de ir tocando puerta por puerta. Aunque empezamos siendo 15 establecimientos y viviendas voluntarias, con el tiempo, nueve más decidieron unirse”, narra Flórez.

Entre la diferentes cotizaciones con varias empresas que ofrecían una plataforma virtual de alarma comunitaria, una en especial les llamó la atención.

Verito

Esta aplicación para teléfonos móviles fue implementada en agosto pasado en la carrera 4.ª de La Candelaria. Todos los empleados de un establecimiento comercial, además de los residentes, la tienen instalada en sus teléfonos.

Funciona como un sistema de alarma que, ante diversas situaciones de emergencia, notifica de manera instantánea tanto a las autoridades como a los vecinos que hagan parte del frente de seguridad, por medio de seis íconos. Estas opciones se dividen en alertas por un sujeto sospechoso, casos de hurto, problemas de convivencia por riñas o pleitos, actos de vandalismo o terrorismo, incendios y emergencias médicas.

Para acceder a la aplicación se genera un usuario y contraseña individual. En caso de que alguien no posea un teléfono inteligente, se entrega un número de emergencia que puede ser marcado desde cualquier dispositivo y es detectado automáticamente por la aplicación.

¿Cómo fue creada?

Richard Villabón Jiménez, ingeniero electrónico con 20 años de experiencia en sistemas de seguridad comunitaria, tuvo las primeras ideas de esta plataforma virtual en abril del 2017.

“Me surgió la iniciativa de llevar el modelo tradicional de comunicación entre vecinos a un sistema digital que lograra permitir el acceso a la seguridad comunitaria”, explica Villabón.

Fue así como Verito nació para crear un puente de comunicación entre las autoridades y los vecinos de una zona específica. La meta fue crear soluciones integrales.

En la actualidad, según su creador, esta aplicación ha sido implementada en seis localidades de Bogotá: La Candelaria, Santa Fe, Puente Aranda, Suba, Engativá y Usaquén. En esta última se están llevando a cabo periodos de prueba con el fin de implementarla en la estación de bomberos.

De otra parte, esta plataforma digital tiene un menú conocido como historial. En este se despliega un récord de las alertas que se han activado, quién lo hizo, en qué fecha y a qué hora.

Según las cifras de la aplicación, desde el 22 de septiembre del año pasado hasta el 21 de mayo del 2019, en el frente de seguridad de la carrera 4.ª en La Candelaria hubo 317 activaciones. Algunas de las causas fueron: 100 por sujetos sospechosos, 18 por incendios, nueve por hurto y nueve por emergencia médica.

Esta plataforma digital también funciona en la carrera 3.ª de la misma localidad, donde fue implementada con la participación de 20 comerciantes y residentes.

Otros frentes

En Usaquén hay 53 organizaciones cívicas que tienen el mismo fin: combatir la inseguridad. Cada red de empresarios y comerciantes está conectada con la Policía Metropolitana, que se comunica por medio de grupos en WhatsApp.

Según el intendente jefe de prevención y educación ciudadana de la estación de policía de esa localidad, Fabián Velásquez, gracias a este trabajo se ha reducido la delincuencia.

“El balance que hicimos con los frentes muestra que en cada uno se ha reducido la inseguridad en un 90 %. Esto se debe a que la comunidad se ha empoderado de sus manzanas o sectores. Son ellos la verdadera esencia de esta herramienta”, afirma Velásquez.

Para William Morales, líder de la organización en Chicó Navarra, que tiene alrededor de 60 personas, ahora se ven muy pocos ladrones en la zona.

“Es importante comprender que un frente es como la familia de uno; saber proteger al vecino, sea comerciante o residente, define la solución de las problemáticas en el sector”, señala.

Lo bueno y lo malo

Para Hugo Acero, experto en seguridad, el sistema de alarmas vecinales digitales no puede ser descartado para combatir la inseguridad. Si bien es importante apoyarse en desarrollos tecnológicos, es necesario tener cuidado con la red.

“Hay que saber verificar el tipo de información que se comparte en estos frentes. Las autoridades podrían responder a falsas alarmas, y mientras están focalizados en un sector atendiendo una situación, delinquen en otro lugar”, afirma.

Además, señala la falta de presencia en tierra debido a la orientación que las autoridades han tomado por lo virtual como otra desventaja.

“Trabajé nueve años con estas organizaciones cuando fui subsecretario de seguridad, y a veces esos procesos se reducen a un proceso de capacitación. Es importante regresar al contacto presencial y potenciar las relaciones con los ciudadanos”.

CATALINA ARANGO BEDOYA
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO
catara@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.