Seis orejas y la terna en hombros en la Santamaría

Seis orejas y la terna en hombros en la Santamaría

Julián López, El Juli, Luis Bolívar y Roca Rey salieron en hombros de la plaza bogotana.

Corrida en la Santamaría

Julián López, El Juli, Luis Bolívar y Roca Rey salen en hombros de la plaza.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

Por: Luis Noé Ochoa
10 de febrero 2019 , 10:04 p.m.

Este domingo, la legendaria plaza de toros de Santamaría confirmó su prestigio. Primero, porque hubo lleno completo, en una tarde toldada, pero en la que el sol terminó con su ojo taurino sobre el ruedo. Y el ambiente en la afición, que rompió con un aplauso que retumbaba hasta en los cerros tutelares de Bogotá. Y por la terna: Julián López el ‘Juli’, de España; Luis Bolívar, de Colombia; Andrés Roca Rey, de Perú, que cortaron seis orejas. Y por los toros de Juan Bernardo Caicedo. Que no fueron de bandera, pero fueron bellos, con edad, variopintos y, en general, nobles.

Uno manso, el primero, el segundo sirvió; el tercero, rajadito entablerado; el cuarto, bueno y noble; lo mismo que el quinto. Y el sexto, se rajó. Y como tenían toreros entregados al frente, con oficio y con valor, la tarde fue muy entretenida, divertida.

El Juli tuvo en primer lugar un toro castaño quemao, más gordo que encastado, que se paró, solo quedan las verónicas de saludo. Intentar faena, era construir en el aire. Espadazo y al mundo del carbón. Pero en el segundo, Juli, que iba en desventaja en orejas, salió a jugarse entero. Lo demostró en las verónicas, en la forma de dejar el toro en el caballo y en el quite por lopecinas, que hipnotizaron al público y al mismo toro, que rodó por el piso.

En verdad, le faltaba fuerza. Y así, Juli lo dosificó, lo toreó despacio, firme, con la muleta hecha seda en los pases por derecha, o desmayada en los remates, todos con un temple para hacer sonar los pasodobles. Qué quietud en cada tanda, como si no fuera un toro astifino. Una faena en la que él transmitió todo, hasta terminar metido en la cuna de los pitones. Y un espadazo de perfecta ejecución y colocación. Y dos orejas.

Luis Bolívar en su primero se hizo ovacionar por las verónicas, y en especial en el quite. Luego del brindis al público, una faena iniciada con pases por bajo para empalmar un par de series por la diestra rematadas con el do de pecho que emociona hasta la banda de música. Pero el toro comenzó a calamochear y por el izquierdo no sirvió. Mató de espadazo desprendido y la presidencia concedió una oreja de poca petición. Y cortó otra en el segundo, un negro bragado, de 500 kilos, bronco.

Pero Luis le fue enseñando el camino y logró series con temple, corriendo la mano. Torear a ese toro, que a veces atropellaba, no era fácil. Por eso cortó la oreja al matar de espadazo.

Roca Rey es el torero de moda, porque es distinto, con hambre de orejas y de gloria, un tipo que se juega la vida de verdad. Ante un jabonero sucio, ejecutó verónicas hecho él una columna, con el mentón sobre el pecho. Y dejó al toro en el caballo con un cambio de mano bello, como enviándolo a llevar una razón. Todo despacio, hasta para pedir permiso a la presidencia.

Después un quite por chicuelinas y repentismos a toro arrancado de las tablas, en que se lo pasaba rozando la piel. Así toreó con la muleta a un animal rajado que se fue a tablas y él le marcó un callejón por donde lo obligó a pasar así oliera ya a cloroformo. Y todo, como conversando con un amigo. Mató de un estocadón y la plaza se vistió de nieve. Dos orejas.

En el sexto de la tarde, un toro manso y con aspereza, que terminó en tablas, se la volvió a jugar y sufrió una voltereta. Grande y estéril esfuerzo en el que expuso y hasta fue desarmado y terminó con pinchazo y estocada. La terna se fue en hombros y la afición se fue contenta. Comenzamos bien.

LUIS NOÉ OCHOA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.