'Valorización sí, pero contemplando capacidad de pago': Hacienda

'Valorización sí, pero contemplando capacidad de pago': Hacienda

El secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, explicó cómo se manejarán los impuestos. 

Juan Mauricio Ramírez, secretario de Hacienda de Bogotá

 Juan Mauricio Ramírez, secretario de Hacienda de Bogotá.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Por: Guillermo Reinoso
10 de febrero 2020 , 04:31 p.m.

Como secretario de Hacienda de Bogotá, Juan Mauricio Ramírez es el responsable de buscar las fuentes de ingresos para garantizar todas las obras que están en marcha en la ciudad y financiar las que ha prometido la alcaldesa, pero sobre todo cuidar que cada peso se invierta donde realmente se necesita y mantener sanas las finanzas del Distrito Capital, como lo han hecho todos sus antecesores.

En entrevista con EL TIEMPO, este economista de la Universidad de los Andes y ex subdirector general de Planeación Nacional explica por qué sí se congeló el predial para 840.000 inmuebles de todos los estratos y del hueco fiscal que esa promesa de campaña deja en las finanzas de la ciudad.

También habla de las posibles fuentes de ingresos que permitirán sacar adelante la extensión de la primera línea del metro y a Suba y Engativá, los Regiotram y demás proyectos, y anuncia cambios en la política de subsidios y de cómo encontró la Secretaría que él ahora dirige.

En campaña, la alcaldesa prometió congelar el predial, ¿los anuncios de hace unos días se pueden entender como que cumplió la promesa o la morigeró?

El predial se congeló en términos reales para el 50 % de los predios residenciales, es decir, para 840.000. A los dueños les bajó el predial, o este es exactamente igual al del año pasado, o solo les aumentó la inflación, o sea 3,8 %.

¿Qué pasa con los otros 840.000 predios?

La gran mayoría paga un incremento máximo de 5 % en términos reales (sin inflación). Hay una partecita de esos predios que paga más, por dos razones: porque se habían atrasado y no los cubren los topes del Concejo. Y otros hicieron modificaciones en la vivienda y tienen incrementos más allá del tope, hasta del 25 %.

¿Qué va a hacer la alcaldía ante casos como ese?

El año pasado, 24.000 predios tuvieron mutación física, modificaciones o algún tipo de intervención. El ejemplo es el caso de la señora que motivó la promesa de la alcaldesa. Ella tenía una casa de dos pisos que valía menos de 118 millones de pesos. Ella pagaba 70.000 pesos de impuesto. Pero hizo el tercer piso y el avalúo ya le saltó a 127 millones, y su tarifa pasó de 1 por mil a más de 5 por mil, y eso le subió el impuesto mucho. En 2018 le cobraron 700.000 pesos y en 2019, otros 700.000, pero ella solo pudo pagar 250.000 pesos.

¿Este año le va a salir algo similar?

Qué va hacer esta administración. Primero, vamos a revisar los avalúos catastrales que subieron más del 100 % en 2018 y 2019. El contribuyente no tiene que solicitarlo. Si llega a haber un error se le comunica. La persona puede solicitar la devolución de lo que pagó de más o que se le consigne el saldo a la cuenta del 2021.

¿Son muchos casos?

Con un aumento de más del 100 % en el avalúo pueden ser 12.000 casos.

Esa retroactividad es una promesa que debe ser aprobada por el Concejo…

Lo que se le va a pasar al Concejo es que la gente que se quedó fuera de los topes pueda meterse a partir de 2021.

¿Hay alguna condición para beneficiarse de los alivios?

Que haya pagado cumplidamente.

¿Se mantiene el pago por cuotas, o se paga de una?

Se puede pagar en cuatro cuotas. Pero el que paga por cuotas no accede al descuento del 10 %. Casi el 80 % de la gente se acoge al 10 %. Y hay un punto adicional si actualizan datos.

¿Cuánto deja de recaudar la ciudad con los alivios?

El predial es uno de los impuestos más importantes, con un recaudo de 3,7 billones de pesos. Nuestro cálculo es que este año va a crecer un 1,6 por ciento real, eso es 5,4 %, con inflación.

¿En cuánto se van a reducir los ingresos?

Son más o menos 70.000 millones de pesos.

El mejor negocio para los ciudadanos no es pagar lo mínimo de impuestos, el mejor negocio es pagar según la capacidad de pago, y a cambio recibir calidad

¿Eso no es importante para la ciudad?

El mejor negocio para los ciudadanos no es pagar lo mínimo de impuestos, el mejor negocio es pagar según la capacidad de pago, y a cambio recibir calidad en servicios públicos, en servicios sociales, en infraestructura, en calles seguras, en capacidad de moverse con tranquilidad, en áreas de recreación…

¿Cómo vamos a recuperar esos 70.000 millones?

Creemos que así como está pasando con la economía nacional, la economía de Bogotá se está recuperando. El año pasado crecimos 3,3 y este año vamos a crecer 3,5 %. Con ese incremento esperamos que las fuentes de ingresos crezcan más que la inflación. Esperamos ingresos tributarios de 10,3 billones de pesos en total. El año pasado fueron 9,6 billones. Vamos a hacer un esfuerzo en el régimen simple de tributación. Queremos convencer a esas pequeñas empresas del sector informal de meterse. Si se avanza en formalización, aumenta su productividad. En el régimen simple, en un solo formulario se paga todo de manera anual. La renta se le va a bajar muchísimo.

¿Quién podría acogerse a ese régimen?

Cualquier persona natural o jurídica que realice cualquier actividad industrial, comercial y de servicios, con ingresos brutos hasta 2.700 millones de pesos al año. Puede ser una tienda o una cafetería.

Siempre se ha buscado que el valor catastral se acerque al valor comercial…

Ahora, por los topes que introdujo tanto la ley nacional como el Concejo se está abriendo un poquito, el catastral se está rezagando un poquito con respecto al comercial. Acaba de salir una norma del Gobierno Nacional que dice que el valor catastral no puede ser inferior al 60 % del valor comercial.

¿Dónde están creciendo más los avalúos?

Estamos encontrando que donde más están creciendo los avalúos catastrales es en los estrato 1, 2 y 3, más que en 4, 5 y 6. Hace 6 o 7 años crecían más en 4,5 y 6. Ahora hay una mayor demanda por vivienda en los estratos 1, 2 y 3.

¿El estrato 2 es clase media en Bogotá?

Un mensaje que tiene que aprender Bogotá: hay un progreso social que implica actualizar la política social. Hoy, uno de cada dos bogotanos es clase media. Un cálculo del Dane es que una tercera parte, si se tiene en cuenta la capacidad de pago, pasaría a estrato 2. Si a la gente que está en estratos 1, 2 y 3 se le valoriza la casa, eso es bueno para ellos. Pero ¿cuál es el problema? Que el ingreso, la capacidad de pago, no aumenta igual al patrimonio. Ese es el nudo. Hay una parte de la población a la que hay que ayudarle para que le quede más suave.

¿Se va a invitar a la gente a pagar el 10 % adicional en predial?

Totalmente. Vamos a apostarle a eso.

¿Ustedes se ven metidos en la discusión por cobro de peajes internos?

Hay que evaluar eso. Se ha hablado de las zonas de parqueo, de la restricción de pico y placa, que podría generar entre 200.000 millones y 220.000 millones de pesos por año. Aquí hay dos construcciones bien importantes: Plan de desarrollo y POT, un POT que tiene que estar mirando la siglo XXI, quiere decir aprovechar áreas donde va a haber mixturas de usos, y a partir de ahí generar nodos dinamizadores.

¿Están dispuestos a mirar todos los escenarios posibles?

Sí, todos.

Bogotá no puede seguir simplemente con predial e ICA.

¿De dónde va a salir la plata para la extensión del metro hacia el norte y hacia Suba y Engativá?

A eso hay que agregarle cuáles son las inversiones prioritarias en el Plan de Desarrollo. Les estamos apostando a centros de cuidado, a apoyar los jóvenes. La extensión del metro puede costar 1,2 billones de pesos, y el metro a Suba y Engativá, 7,5 billones o 8 billones, de los cuales el 70 % los aporta el Gobierno Nacional y el 30 % Bogotá. También está el Regiotram del norte; y tenemos los 2,4 billones de la 7.a, que se van a utilizar en un corredor verde. De ahí va a sobrar plata. Al final, es posible que tengamos necesidades de recursos entre 3 y 4 billones de pesos. Claro que estamos hablando de unas obras para 4, 8 y 12 años.

Una de las cosas bien importantes es que parte de esas obras se puede financiar con gestión del suelo. Con la primera línea del metro y el tema Bogotá distrito aeroportuario, por ejemplo, se va a generar una dinámica local importante que debemos aprovechar con gestión del suelo y captura de valor. Bogotá no puede seguir simplemente con predial e ICA. El gobierno local tiene que saber cómo aprovechar esa creación de valor, para decir: ‘una parte de ese valor es público y nos va a servir para financiar y pagar esto que estamos diciendo’.

¿El Regiotram sí va a dar la demanda que todos esperan?

En los estudios de flujos de tráfico, de la 200 para acá ese Regiotram tiene muchísima demanda. Se llena a tal punto que el flujo proyectado de TransMilenio en la 7.a baja muchísimo. Esto va hasta Zipaquirá, y ahí viene la segunda parte. ¿Cómo aprovechar eso para generar cierta utilización del suelo, densificación. Entonces, empieza a justificarse económicamente.

¿Van a satanizar las valorizaciones?

La valorización es un fenómeno de mercado. Sin duda el tema de la valorización sigue siendo central, pero la metodología debería avanzar en tener en cuenta la capacidad de pago de los hogares.

¿Eso no fue lo que pasó en la última valorización, que la pagaron los estratos 4, 5 y 6?

Eso es una forma, pero el tema va incluso más allá. Hay población en estrato 4 o 5 que realmente estaría, por capacidad de pago, en un estrato menor. Valorización sí, pero tratemos de acercar la capacidad de pago como unos de los elementos.

¿Van a revisar toda la política de subsidios?

Vamos a revisar toda la política de subsidios. Hay familias que se gastan el 27 % del ingreso en transporte. Imagínese que pueden esperar. Hay unos subsidios que probablemente no están logrando nada, que si uno los quita de ahí y se los pone al transporte serían más efectivos. El mensaje a mis compañeros de gabinete es que vamos a hacer una política general de subsidios, que optimice subsidios y contribuciones.

Un último mensaje, la Secretaría de Hacienda no solo se va a preocupar por recaudar y recoger las fuentes que se requieren para financiar el Plan de desarrollo y todas estas obras, sino también por vigilar la calidad el gasto. Vamos a tener un Observatorio del gasto. Esto es preguntar por qué quiere poner este impuesto, por qué quiere este subsidio, si no genera mayor equidad vamos a revisar.

¿Está tranquilo con las finanzas de Bogotá?

Yo estoy tranquilo. Esta ciudad ha sido muy juiciosa, ha tenido muy buenos secretarios y secretarias de Hacienda. El tema es convencer a los bogotanos de que sí vale la pena pagar impuestos.

¿Encontró la casa en orden?

Veo un muy buen trabajo. Mi equipo en Hacienda, en una proporción bien importante, viene de atrás. Yo veo a mi equipo y me siento bien. Esto no es un club de amigos, es un grupo de funcionarios trabajando para hacer hacer de Bogotá el mejor hogar para todos los colombianos.

GUILLERMO REINOSO
EDITOR SECCIÓN BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.