Cerrar
Cerrar
Sara Sofía: Carolina Galván y Nilson Díaz quedan en libertad
AUTOPLAY
Sara Sofía: Carolina Galván y Nilson Díaz quedan en libertad
Sara Sofía Galván

Archivo particular.

Sara Sofía: Carolina Galván y Nilson Díaz quedan en libertad

La audiencia es a las dos de la tarde.  Carolina Galván y Nilson Díaz están recluidos en la cárcel. 

Hoy se definió la situación judicial de Carolina Galván y Nilson Díaz, procesados por la desaparición de la bebé Sara Sofía Galván. Los señalados quedaron en libertad.

(Conozca aquí los detalles de la decisión)

Carolina Galván, madre de Sara Sofía Galván, la niña de dos años desaparecida.

Foto:

Archivo particular.

Los familiares de las víctimas solo piden que se haga justicia. “No sabemos en qué terminó la investigación ni si continuó o no la búsqueda de la niña. Queremos que los culpables paguen por lo que pasó. Ya es hora de saber qué pasó, si la regalaron o la vendieron”, dijo Xiomara Galván, tía de la niña.

Por el momento Carolina Galván se encuentra en la cárcel El Buen Pastor y Nilson Díaz en el centro penitenciario La Picota.

Ya se cumplieron siete  meses desde que Sara Sofía Galván salió de su casa en brazos de su madre y seis  meses desde su desaparición. El dolor en su familia sigue intacto y las noticias sobre resultados en la investigación son nulos.

Lea también: ‘Mi hermana dice que ella no mató a Sara Sofía, Nilsón sabe la verdad'

Xiomara Galván, tía de la niña, le contó a EL TIEMPO que su familia está compuesta por cinco hermanos y ella es la mayor. Nacieron en Puerto Berrío (Antioquia) y allí transcurrió su infancia.

Cuando Carolina Galván tenía nueve años su mamá decidió terminar la relación con su esposo y que este cuidara a todos sus hijos. Ella se aferró entonces a su abuela paterna, quien la crió. La familia se trasladó durante un tiempo a Barrancabermeja, pero cuando la joven creció se fue para Bogotá gracias a la ayuda de un familiar.

En 2018 llegó a Bogotá, pero, aparte de cuidar a los hijos de su tío, su interés por el estudio nunca fue el mejor, aunque sí tuvo oportunidades; ni siquiera cuando su familia la ayudó a entrar a una fundación de bachillerato para mayores.

Pronto quedó embarazada, pero, a pesar de las sospechas de su familia, ella lo negaba. “Cuando nos enteramos, Carolina ya tenía siete meses. En marzo ella ya tenía a la bebé. Nunca supimos quién era el padre”.

Lea también: Sara Sofía, la ilusión de volver a verla viva.

La familia cuenta que aunque Carolina sí mostraba dificultades de aprendizaje, ella nunca tuvo problemas de alcohol o drogas antes de conocer a Nilson. “Mi hermana se transformó con ese señor, la manipuló, la convenció de convertirse en trabajadora sexual. No es por defenderla, yo peleaba con ella por comportarse siempre como un niña, pero nunca por ser una mujer violenta”. 

En el caso, la Fiscalía acusa a Carolina Galván Cuesta y a Nilson Bladimir Díaz Valenzuela por el delito de desaparición forzada agravada y si hoy son encontrados culpables su condena podría superar los 40 años de prisión.

Los familiares de las víctimas solo piden que se haga justicia. “No sabemos en qué terminó la investigación ni si continuó o no la búsqueda de la niña. Queremos que los culpables paguen por lo que pasó. Ya es hora de saber qué pasó, si la regalaron o la vendieron”, dijo Xiomara Galván, tía de la niña

Por el momento Carolina Galván se encuentra en la cárcel El Buen Pastor y Nilson Díaz en el centro penitenciario La Picota en el Patio 6. Ellos dos fueron quienes aparecieron de primeras en la audiencia virtual con todas las medidas de seguridad pertinentes en estos casos.

Según el escrito de acusación publicado la hipótesis de la Fiscalía es que la niña falleció y su cuerpo fue puesto a la orilla del caño del río Tunjuelito. "​Adelantadas las diferentes actividades investigativas, la hipótesis que ha cogido más fuerza es que la niña falleció y el cuerpo sin vida, luego de ser envuelto en una manta azul, se introdujo en un costal de fibra color blanco, el cual es amarrado con un cordón de zapato color café y puesto a la orilla del caño del río Tunjuelito por Nilson, compañero sentimental de Carolina (...) A pesar de la búsqueda, a la fecha no se ha ubicado el cuerpo", se lee en el escrito.

La defensa de los acusados solicitó a las autoridades anular el proceso en su contra pues, según argumentan, la Fiscalía habría cometido varios errores en el proceso, puntualmente en la audiencia de formulación de cargos.

Según los abogados, la acusación debe contener una delimitación de la conducta juzgada, es decir, debe especificar tiempo, modo y lugar de los delitos por los que son acusados Díaz y Galván.

La acusación habría carecido de datos precisos debido a la falta de pruebas y detalles exactos sobre lo que ocurrió con la menor, que no ha sido encontrada con vida, pero tampoco se ha encontrado su cuerpo durante todo este tiempo.

REDACCIÓN BOGOTÁ
Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.