Secciones
Síguenos en:
‘San Felipe digital’, la apuesta para salvar el distrito de arte
San Felipe

Exposición de Joan Bennassar en Sketch Gallery, una de las primeras galerías del barrio.

Foto:

Cortesía del artista & SKETCH Gallery, Bogotá, ©Niko Jacob, 2020.

‘San Felipe digital’, la apuesta para salvar el distrito de arte

El barrio se convertirá en el primero que se pueda visitar y recorrer virtualmente. 

Hace doce años, el barrio San Felipe era un sector residencial de Bogotá, apacible y silencioso. Hoy es el distrito de artes más importante de la ciudad, pero por la pandemia se enfrenta a su peor momento en su corta historia. Ante este desafío, sus promotores quieren convertirlo en el primer lugar de la capital y del país completamente digitalizado y virtual.

Alejandro Castaño, arquitecto y coleccionista de arte, es el artífice de San Felipe como lo conocemos actualmente. Hace tres lustros, un viaje a Wynwood, el distrito de arte de Miami, lo inspiró para crear un circuito que reuniera galerías, artistas y emprendimientos en un solo lugar.

Así empezó el proyecto que en sus primeros siete años parecía no ver la luz. “Al principio fue difícil, a todos les gustaba la idea, pero nadie se metía de lleno”, cuenta Castaño.

Solo hace cuatro años, el distrito de arte comenzó a tomar forma. Poco a poco llegaron los galeristas, los artistas abrieron sus talleres y algunos chefs, sus restaurantes y cafés; aparecieron los talleres de diseño y moda, cervecerías artesanales y estudios de grabación, y llegó la revolución de la bici con espacios creativos para armar ‘el caballito de acero’ perfecto.

El barrio se convirtió en un espacio donde el arte es el protagonista. Sus calles fueron testigos de icónicos eventos como Noche San Felipe y Open San Felipe, que convocaron a la ciudadanía en un lugar para explorar la creatividad y apoyar a los artistas locales.

Con el paso del tiempo, el barrio se posicionó como uno de los atractivos turísticos más importantes de Bogotá y el epicentro de la llamada economía naranja, pero la pandemia golpeó de frente al distrito, que no tuvo más opción que cerrar sus puertas y hoy lo tiene en el vilo la incertidumbre. Ante este panorama y de frente a la revolución digital, que se hizo más evidente durante la cuarentena, Alejandro Castaño unió fuerzas con Álvaro Páez, publicista especializado en el área creativa y estratégica, y Alejandro Pardo, experto en medios y estrategias digitales, para convertir a San Felipe en el primer barrio de Bogotá que se podrá visitar, recorrer y disfrutar virtualmente.

‘San Felipe digital’ es una idea que venía rondando en la cabeza de Castaño antes de la pandemia y que cobró fuerza cuando, con angustia, los galeristas le empezaron a decir: ‘Me voy a tener que ir, voy a cerrar’. “El barrio es un referente en la ciudad y todo eso está en riesgo, en este momento hay que trabajar por San Felipe online”, dice Castaño.

(Lea también: Demora en instalación de ventiladores, el otro desafío contra el virus)

La apuesta consiste en crear un ecosistema digital 100 por ciento experiencial, que tenga el ADN del barrio y funcione para crear un nuevo concepto del distrito.

Funcionará como una plataforma web, en la cual las personas podrán visitar galerías, recorrer el barrio, conocer sus restaurantes, los talleres de los artistas e incluso hablar con los protagonistas del distrito.

El propósito es poder vivir San Felipe sin tener que salir de casa, desde cualquier lugar del mundo, y, a su vez, generar una cadena productiva que ayude a galeristas y artistas a salir de la crisis y a crear espacios convergentes para la ciudadanía.

“Es un proyecto absolutamente innovador, buscamos plasmar la sinergia del barrio. Si tu estás disfrutando de una galería desde tu casa, la idea es poderte enviar una pizza de la Cafetería del Barrio, o que te llegue un cóctel o que puedas hablar con el artista sobre su obra”, dice Páez.

San Felipe digital traerá varias sorpresas. Quienes lo visiten podrán crear su propio avatar, comprar obras de arte, libros y hasta bicicletas, pero lo más importante: ayudar a que el distrito de arte de Bogotá no desaparezca.

(Lea también: Galeristas de San Felipe, el arte de la resistencia)

San Felipe

San Felipe es el primer distrito de arte de Bogotá, está inspirado en Wynwood, Florida.

Foto:

Milton Díaz - EL TIEMPO

El montaje de la plataforma empezó hace tres meses y, por sus características, no estará lista sino hasta septiembre. “Hemos convocado a todas las personas que hacen parte de San Felipe para que estén en la plataforma, será una apuesta para que el barrio se viva offline y online”, enfatiza Páez.

Cabe resaltar que la plataforma incluirá a todos los establecimientos comerciales del barrio y sus promotores no cobrarán nada por hacer parte de esta apuesta digital.
Páez resalta que “aunque estamos hablando de un ecosistema en el que se van a vender los productos que ofrece el barrio, San Felipe digital es más que un e-commerce, por su modelo experiencial”.

(Además: La viajera que ha recorrido tres países en bicicleta).

Hemos convocado a todas las personas que hacen parte de San Felipe para que estén en la plataforma, será una apuesta para que el barrio se viva
offline y online

Para los galeristas, esta iniciativa es una ventana para fortalecer el barrio luego de que pase la pandemia, pues funcionará en la virtualidad y en la presencialidad, pero será un salvavidas para afrontar la inminente crisis.

“Es una buena propuesta, todo lo que se haga para promocionar y fortalecer el barrio es bueno en este momento. Estábamos atrasados en apuestas digitales y es una gran oportunidad para hacerlo”, menciona Liz Caballero, dueña de SKETCH Gallery y una de las creadoras de Noche San Felipe.

Para Castaño, la crisis no solo abrió la puerta para pensar en este proyecto y dice que a través de estas ideas hay que poner sobre la mesa temas como “no cobrar IVA en el arte y darles beneficios tributarios a quienes inviertan en arte”.

Hoy, el cerebro de San Felipe reconoce que nunca imaginó que el distrito llegaría a convertirse en el primer barrio digital de Bogotá y resalta que “esta también es una oportunidad para cerrar las brechas culturales en la ciudad y lograr que el arte llegue a todas partes sin distingo de clase social”.

(Lea también: El tejo, un deporte nacional que ahora se puede jugar en el celular).

ANA MARÍA MONTOYA Z.
Redacción Bogotá 
EL TIEMPO
Escríbame a: anamon@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.