¿Quién controla al transporte escolar que contamina?

¿Quién controla al transporte escolar que contamina?

Fallas técnico-mecánicas, fugas de líquidos y emisión de gases, las multas repetitivas. 

Listo carril izquierdo para rutas escolares en Autopista Norte

En el 2018 se llevaron a cabo 162 operativos de vigilancia a carros de servicio especial, en los que se revisaron 8.570 vehículos.

Foto:
Por: Andrés Zapata
07 de marzo 2019 , 06:15 p.m.

Luego de la emergencia declarada en la ciudad por los altos niveles de polución, Germán Díaz, un lector de nuestro diario, formuló la siguiente pregunta en el Facebook en vivo que se realiza todos los lunes a la 1 p. m.

¿Cómo controlar la emisión de gases de los buses escolares que generan esta problemática?

Para responder esta pregunta, El TIEMPO investigó, y lo primero que se debe señalar es que el número de rutas de colegio inscritas en instituciones educativas distritales de las 20 localidades es de 1.426 para estudiantes y 70 para la comunidad educativa.

Sin embargo, la Secretaría de Movilidad no cuenta con el dato preciso de cuántos de estos vehículos existen en total en la ciudad, ya que los propietarios de los carros realizan contratos directamente con empresas de transporte, que son las encargadas de generar la prestación del servicio a los colegios mediante un convenio.

No obstante esto, con el propósito de evitar la accidentalidad y controlar la contaminación del medioambiente, la misma entidad informó que en el 2018 se llevaron a cabo 162 operativos de vigilancia a carros de servicio especial, en los que se revisaron 8.570 vehículos, de los cuales, 1.043 fueron multados y 288, inmovilizados.

Rutas escolaresRutas escolares
Carril escolar ahorra 30 minutos de viaje

Además, en lo que va del año han hecho 21 operativos de control; 1.143 automotores han sido revisados, de los cuales 194 han sido sancionados y 72, inmovilizados.

Lo que preocupa es que la infracción en que más incurren los conductores son las fallas técnico-mecánicas del vehículo –llantas en regular estado, fugas de líquidos y altas emisiones de gases–. Sin embargo, otras faltas son la no tenencia del formato único de extracto de contrato (Fuec) o el mal diligenciamiento de este; pólizas vencidas o seguros como el Soat, el contractual y el extracontractual, así como distintivos escolares en mal estado o inexistentes.

Para Miguel Quirama, profesor de Ingeniería Ambiental de la Universidad Manuela Beltrán, la gran mayoría de estos vehículos cuentan con tecnología euro III y euro IV, las cuales trabajan con diésel y, por lo tanto, generan material particulado 2.5, que puede ocasionarle problemas de salud a los estudiantes.

Av boyacá2

Entre las 5:30 y 7:30 am más de 300 buses viajan a las instituciones educativas.

Foto:

Andrés Zapata

“En estos carros se traslada a diario población vulnerable: niños de 0 a 5 años, quienes no han desarrollado bien los pulmones; por lo tanto, son mucho más sensibles a la contaminación”, precisó Quirama. Además, explicó que los jóvenes de 10 a 15 años están expuestos a sufrir de una enfermedad respiratoria o cardiaca.

“Sí los afecta; por ejemplo, uno pensaría que el techo y la guantera están sucios, pero es por los gases que expulsan estos automotores. No solo a los niños los afecta, también a nosotros”, dijo Gustavo Gálvez, conductor de una ruta que transporta más de 30 niños a diario y trabaja de 5 a. m. a 5 p. m..

Por su parte, la Secretaría de Educación manifestó que los colegios tienen la responsabilidad de verificar que las rutas cuenten con los requisitos adecuados, antes de que se inicie con la operación.

“Las llantas del vehículo, incluida la de repuesto, deben estar en buen estado. Cada asiento debe tener su cinturón de seguridad, al menos dos salidas de emergencia, y los vidrios no deben estar quebrados”, indicaron funcionarios de la entidad.

EL TIEMPO realizó un recorrido de 5:30 a 7: 30 a. m. por dos corredores viales: la avenida Boyacá y la autopista Norte, que según los ciudadanos son zonas en donde hay mayor presencia de rutas escolares. En estos se evidenció que, en esas dos horas, más de 300 de estos buses viajaban hacia las instituciones educativas.
Los trancones que se generan también son la causa de que se produzca contaminación, ya que estar frenando y acelerando hace que haya mayor emisión de gases.

Según registro de las autoridades, el transporte especial –rutas escolares– ocupa la tercera posición entre los vehículos que más contaminan en la ciudad, con un 10,1 por ciento, después del transporte de carga –43,6 por ciento- y el servicio público colectivo-provisional –13,6 por ciento–.

Andrés Zapata
@zapata_wilson
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

""
Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.