Secciones
Síguenos en:
Un recorrido por la vieja carrilera que dejó el tren para el Regiotram
AUTOPLAY
Un recorrido por el trazado del Regiotram de Occidente
Regiotram de Occidente

César Melgarejo / EL TIEMPO.

Un recorrido por la vieja carrilera que dejó el tren para el Regiotram

EL TIEMPO participó en una visita al trazado por el que irá el primer tren de cercanías del país. 

Hace casi 30 años, el imponente pasar del tren dejó de sonar por los rieles que llevaban de Facatativá a Bogotá en lo que se conocía entonces como el ramal occidente del Ferrocarril de La Sabana. Entonces, la vía se llenó de maleza, basuras y silencio. Luego, el sonido regresó en forma del paso ocasional de una vieja máquina de la desaparecida Ferrocarriles Nacionales de Colombia. Todo para chequear que el camino no se perdiera para siempre.

(Le puede interesar: Despega el segundo tren de cercanías: Regiotram del Norte)

Esta semana, la máquina volvió a pasar. Esta vez, iban a bordo el Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García; la gerente de la Empresa Férrea Regional (EFR), Jeimmy Villamil; y Jing Liu, Subgerente de la Concesionaria Férrea de Occidente S.A.S (constituida por la EFR y la empresa China Civil Engineering Construction Corporation), los tres rostros que hoy lideran el proyecto del primer tren de cercanías del país: el Regiotram de Occidente, que le devolverá la vida a 39,6 kilómetros de la vía férrea entre Sabana Occidente y Bogotá.

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

EL TIEMPO acompañó este recorrido, que partió de los patios de El Corzo, en los límites entre Facatativá y Madrid, y siguió, por la línea férrea, entre algunas paradas para quitar escombros y basuras, hasta llegar a la torre de control de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), en la carrera 68 con calle 22.

“En este predio funcionaban los patios del sistema férreo. Ahora, está en mantenimiento, pero no hay operación. Aquí queremos ubicar los patios y talleres del Regiotram donde haríamos el mantenimiento de la flota férrea y dejaríamos pernoctar 24 de los 36 trenes”, explicó Villamil poco antes de partir. Ella, con el ex Gobernador, Jorge Rey, estructuró este proyecto. Y, de primera mano, sabe lo necesario que es un sistema de transporte masivo entre este punto de Cundinamarca y Bogotá.

“Soy oriunda de Funza, vivo allí y todos los días me desplazo a Bogotá a mi trabajo. Pese al crecimiento de la región, no hubo una ampliación de la movilidad eficiente para atender la demanda de pasajeros y de carga. Los desplazamientos pueden ser de dos o tres horas”, comenta y anota que este tiempo de viaje podrá reducirse a 45 minutos en 2024, año en que rodará el Regiotram por la Sabana. Por ahora, están en preconstrucción y avanzando con los estudios y diseños a detalle, la gestión predial de cerca de 100 predios y todo el tema de licencias antes de que, a finales de 2021, inicie la construcción.

Regiotram de Occidente

Jeimmy Villamil, gerente de EFR.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

Un camino accidentado

La máquina arranca con un sonido ensordecedor y se interna por la Sabana con dirección a Bogotá. Los viejos rieles, pese a todo, sobreviven a la vegetación, los escombros y la basura. En varios tramos, entre las piedras del trazado, hay montones de vidrios y desperdicios de construcción. Hacia Mosquera, incluso, los operadores tuvieron que parar y correr para sacar del camino un par de viejos sillones.

(Le recomendamos: Trenes de cercanías, la revolución económica que llega a Bogotá Región)

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

“Es triste que Colombia tenga este corredor férreo pero abandonado. En China desarrollamos proyectos en ferrocarril y queremos apoyar a Colombia en la recuperación de su parte férrea”, comenta Jing Liu, que vive hace 10 años en Colombia y hoy se desempeña como subgerente del Concesionario que hará realidad el Regiotram. “Tenemos la confianza en Colombia, tiene un buen ambiente jurídico para los inversionistas y tiene empleados muy trabajadores”, agrega Liu.

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

De Regiotram de Occidente, poco a poco, se van conociendo detalles. Por ejemplo, la estación de Madrid y una de las de Mosquera quedarán junto a las antiguas estaciones del tren que, se espera, sean recuperados por los municipios por su valor patrimonial; también se supo que la segunda estación de Mosquera será elevada; que las intersecciones con calles de municipios exigirán detener el tráfico por entre 20 y 25 segundos; y que los pasos por Bogotá exigirán del tren elevaciones a desnivel en los cruces con las avenidas Boyacá, 68, Las Américas y la NQS.

(También puede leer: Todo lo que se podría hacer con las antiguas vías férreas)

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

Parada para el recuerdo

El recorrido hizo una breve parada en Mosquera. “¡Yo estudiaba allí, junto a la estación! Y a unas cuadras está la casa donde nací. Mi mamá vivió acá en la estación, porque mi abuelo trabajaba con la empresa de trenes”, contó el Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García y agregó, “cuando era niño el plan era salir de clase a poner moneditas sobre el riel para que el tren pasara y las aplastara”.

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

García saludó a unos cuantos vecinos y amigos. Volvió  a bordo y vio lo que quedaba de camino.

En apariencia, poco o nada ha cambiado. Apenas en algunos tramos se asoman unas primeras adecuaciones de la segunda línea del tren.

Hoy, los perros corren al paso de la vieja máquina y le ladran. Tan baja es la velocidad que el tiempo da para que la persigan un buen rato y que sus dueños se asomen a la ventana: tal ha sido el desarrollo urbano que casas y conjuntos quedan a escasos metros de la carrilera. En unos años, por entre los barrios y potreros pasará un tren veloz: se espera que puede ir a velocidades de entre 70 y 100 kilómetros por hora en su paso por Cundinamarca. Pero, al entrar a Bogotá, deberá ir más despacio.

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

El tren vuelve a la ciudad

Al paso de la máquina en Bogotá, se asoman los vecinos de Fontibón. Algunos carreteros se quitan del camino y ven los pequeños vagones con desconfianza. 

Aunque el mejoramiento urbano no es parte del proyecto, sí se estima que un sistema masivo de transporte de este tipo le cambie la cara a los sectores aledaños a la carrilera. 

La maquina sube por toda la calle 22, cruza la Cali. "Acá en Hayuelos quedará otra estación", menciona Villamil.

Varios kilómetros más adelante, después del cruce de la carrera 68, se despliega un enorme terreno con varios rieles: una inmensa huella de lo que alguna vez fue la poderosa red férrea de Cundinamarca y Bogotá. 

(Puede leer: Lo que le falta a Bogotá para ser una ciudad de 15 minutos)

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

En este punto se espera que haya una estación de conexión con el Regiotram del Norte, que empieza en Gran Estación y termina en Sabana Centro. No hay muchos detalles aún (después de todo, este otro tren apenas está en estudios de factibilidad), pero se evalúa que aquí haya una pasarela que permita que los pasajeros hagan transbordo de un tren a otro.

Regiotram de Occidente

Recorrido por el trazado de Regiotram de Occidente

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO.

Pronto, los viejos rieles se levantarán y darán paso los nuevos rieles, uno de ida y uno de regreso, que verán correr trenes que moverán 130.000 pasajeros entre las 4 a.m. y las 11 p.m. Serán vagones fabricados y ensamblados directamente en China que viajarán, desde el otro extremo del mundo, para revivir la movilidad férrea en Colombia.El tren volverá a sonar, quizá un poco menos fuerte. Será eléctrico.

Bogotá entra a la marcha del Regiotram

Este martes 3 de noviembre Bogotá firmará dos convenios para buscar la integración del Distrito Capital al Sistema Regiotram. Para Occidente, firmará uno que adelantará el estudio de las alternativas de integración del proyecto con el sistema de transporte de Bogota, proyecto que tendrá integración con la estación del proyecto Metro en la Calle 26 con Av Caracas, integración que permitirá confluir en una misma estación (hoy, en el papel, ambas están separadas por apenas 50 metros); sin embargo, todo dependerá de que tal conexión no genere retrasos en la obra de Cundinamarca. Y, por otro lado, firmará la aprobación de la adhesión del Distrito, al convenio que hoy ejecuta Cundinamarca, desde hace un año, en asocio con recursos de la Embajada Britanica para la elaboración de los estudios y diseños de Regiotram del Norte

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.