Cerrar
Cerrar
Aprobado el ingreso de Bogotá a la región metropolitana Bogotá - Cundinamarca
AUTOPLAY
Fue aprobado el ingreso de Bogotá a la región metropolitanaFue aprobado el ingreso de Bogotá a la región metropolitana
La Sabana de Bogotá le apuesta a las microciudades

Archivo / EL TIEMPO

Aprobado el ingreso de Bogotá a la región metropolitana Bogotá - Cundinamarca

Los concejales votaron en favor de que la capital del país se vincule a la nueva figura.

Luego de tres sesiones y de duras críticas, el Concejo aprobó este jueves, en segundo debate, el ingreso de Bogotá a la región metropolitana Bogotá – Cundinamarca. La corporación votó todo el articulado del proyecto de acuerdo, al que ahora solo le falta la sanción de la alcaldesa Claudia López.

La iniciativa, que consta de siete artículos, autoriza al Distrito Capital a hacer parte de la nueva región metropolitana, una figura asociativa inédita en el país a la que se vinculó en mayo pasado la Gobernación de Cundinamarca, con la aprobación de la Asamblea Departamental.

(Bogotá quedó a un paso de ingresar a la Región Metropolitana)

Después deberán empezar a ingresar los municipios de la Sabana interesados en pertenecer a la región, a través de la aprobación de los diferentes concejos.

La región metropolitana Bogotá - Cundinamarca es una entidad administrativa de asociatividad regional de régimen especial y a ella pueden asociarse los municipios que lo deseen. Su objeto es garantizar la ejecución de planes y programas de desarrollo sostenible y la prestación oportuna y eficiente de los servicios a su cargo.

Si bien por la dinámica que tiene la capital con los municipios de la Sabana, en particular con 17 donde residen personas que trabajan en la ciudad y viceversa, estos en principio son los que harían parte de la región metropolitana, a ella también pueden integrarse otras entidades territoriales, según expuso la secretaria de Planeación, María Mercedes Jaramillo.

La aprobación de la norma se dio luego de que durante tres largas sesiones, la última de ellas de más de 10 horas,  varios concejales expresaron sus preocupaciones y en medio de barras con carteles en contra y a favor de aprobar el proyecto. Incluso no faltaron los fuertes enfrentamientos verbales entre algunos de los cabildantes.

Entre los temas que más debate tuvieron fueron el impacto fiscal que tendrá el ingreso de la ciudad a la región metropolitana, los costos de la integración del transporte intermunicipal, en especial el subsidio a las tarifas; las fuentes de financiación de los proyectos de interés regional, la protección de los ecosistemas y del agua, y si el Concejo y el Distrito pierden autonomía o no frente a la figura del consejo regional, la máxima autoridad de gobierno.

La aprobación del ingreso de la ciudad a la región metropolitana fue celebrada anoche por la alcaldesa Claudia López, quien dijo que era una “deuda histórica” con una región que hoy funciona defacto. “Somos 11 millones de colombianos que compartimos este territorio, que nos provee agua, energía, oportunidades, pero por no tener un arreglo institucional que nos permitiera coordinarnos, invertir juntos, trabajar juntos, progresar juntos, hemos pagado costos enormes”, firmó la mandataria.

El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, destacó que ahora se va a “estrenar un modelo único de decisión: el de las decisiones por consenso. Ninguna decisión se podrá tomar si no es en consenso entre los municipios, el Distrito y Cundinamarca, una tarea llena de retos. Aquí se va a trabajar de la mano de todos los concejos municipales, que seguirán teniendo su total autonomía para muchas cosas, entre otras, el ordenamiento del territorio; vamos a tener un grupo para trabajar en tareas conjuntas, comunes, y que mejoran la calidad de vida de los habitantes del departamento y de la región”.

(Los escenarios que le quedan al proyecto de la región metropolitana)

Las críticas a la creación

Si bien todos los concejales están de acuerdo en que se debe conformar una región metropolitana, también hubo críticas a la figura asociativa que se estableció desde el Congreso de la República y a que no se haya convocado una consulta popular. Además, varios cabildantes aseguraron que la región metropolitana no tiene un sustento técnico sino político.

No obstante, los funcionarios de la administración distrital que asistieron a los debates respondieron a los interrogantes planteados y abogaron por la aprobación del proyecto de acuerdo, como en efecto sucedió.

El debate lo lideraron los concejales que no comparten la creación de la región metropolitana tal como se ha planteado. Entre los que más cuestionaron la creación estuvieron Diego Cancino, Carlos Carrillo, José Cuesta, Heidy Sánchez y Lucía Bastidas y Martín Rivera. Estos dos de la Alianza Verde, el partido de la alcaldesa.

 Rivera, de hecho, anticipó su voto en contra y aseguró “es necesario y lógico no oponerse a la planeación de una región, pero se está haciendo a la fuerza y con falta de planeación”.

Agregó que “es una irresponsabilidad grande con las futuras administraciones de Bogotá que no haya claridad en el marco fiscal de mediano y largo plazo de lo que le va a costar a la ciudad la región metropolitana”.

Bastidas fue más allá y señaló que “el matrimonio Nicolás - Claudia le va a salir caro a los bogotanos”, al referirse a que los dos gobernantes son los principales promotores de la nueva figura regional.

La concejal preguntó sobre qué va a pasar con los proyectos de movilidad que se adelantan con municipios los vecinos que no están interesados en ingresar, como es el caso de Soacha, y si estos van a terminar castigados.

"​Neceistamos una autoridad que coordine, sí; necesitamos integrarnos con la región, sí. Pero no significa que tenemos que hacer una región metropolitana en la manera como la hicieron, en la que los bogotanos tenemos que pagar más impuestos", señaló Bastidas, quien aseguró que "no hay claridad de cuáles son los hechos metropolitanos".

Y citando a funcionarios del Distrito agregó que "la región metropolitana no soluciona los problemas de Bogotá" y que "las decisiones del consejo regional sí se imponen al alcalde de Bogotá, que hace parte de ese consejo".

Cancino, por su parte, dijo que la creación de la región es “legitimar el volteo de tierras” en municipios de Cundinamarca y expresó su preocupación por las competencias del consejo regional como máximo órgano de gobierno de la región metropolitana.

Carrillo se sumó a las críticas y cuestionó duramente a sus colegas del Concejo y señaló que lo que se va a hacer “es ceder competencias a perpetuidad” y lamentó que no se no se haya consultado a la ciudadanía.

(Asamblea de Cundinamarca aprobó ingreso a la Región Metropolitana)

Durante tres días y con barras a favor y en contra, la plenaria del Concejo de Bogotá discutió el proyecto de acuerdo de la región metropolitana.

Foto:

Cesar Melgarejo

Algunas de las posiciones a favor del proyecto

Uno de los cabildantes que anunció su voto a favor de la región fue Julián Rodríguez Sastoque, quien señaló que la discusión se había vuelto política e insistió en que varios miembros del Pacto Histórico en el Congreso de la República habían acompañado y fueron autores del proyecto que permitió la creación de la región metropolitana.

Aseguró igualmente que sobre ese tema se han creado "mitos" y citó uno de ellos: "Que se va a dejar sin agua a los municipios de Cundinamarca, falso".

La concejal conservadora Gloria Elsy Díaz expresó algunas dudas para que sean tenidas en cuenta en la reglamentación de la región metropolitana y dijo que su bancada daba "un voto de confianza" al proyecto y que ella consideraba que "no hacer nada es peor que hacer". Aseguró que Bogotá y la región tienen temas comunes y tienen que dialogar.

Fabián Puentes, por su parte, defendió la creación de la región y dijo que "cuando se generan estas dinámicas, estas conformaciones de áreas y regiones metropolitanas a nivel mundial, una consecuencia de ello es el aumento de la productividad y el aumento de la competitividad. Si Bogotá y la región hoy contribuyen con cerca del 32 por  del Producto Interno Bruto de la Nación, a través de estas acciones se van a mejorar las condiciones y el aporte al PIB será mayor" .

Rubén Darío Torrado destacó en su intervención que el proyecto tiene puntos positivos y que "posiblemente contribuyen a solucionar algunos de los problemas de carácter regional. Dijo que "es importante que las decisiones que se tomen en estas figuras de asociatividad sean articuladas y den lineamientos para proceder en las respectivas jurisdicciones".

Qué respondieron algunos funcionarios

La secretaria de Movilidad, Deyanira Ávila, explicó que la entidad a su cargo operará de manera transitoria como autoridad en la región en este campo mientras se crea una agencia de movilidad regional que deberá decidir sobre los proyectos de infraestructura de impacto en la región  y un fondo de estabilización que permita financiar dichos proyectos y el transporte público.

“Frente al transporte intermunicipal, a hoy no hay una organización clara y hoy, como región metropolitana y como agencia regional, podemos tomar esa competencia”, aseguró Ávila.

El secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, señaló que la puesta en marcha de la región metropolitana no implica un costo fiscal para la ciudad, debido a que los recursos asignados para el funcionamiento de la nueva estructura por parte del Distrito se tomaron de excedentes de 2021 que ascienden a 1.422 millones de pesos.

Ese valor equivale al 50 por ciento que le corresponde al Distrito y que se presupuestaron para seis meses de este año. A esos se sumaría otro 50 por ciento de la Gobernación de Cundinamarca. Aseguró que para el próximo año se tienen contemplados 75.000 millones de pesos de aportes de la Nación.

Ramírez también señaló que en el momento no es posible determinar el impacto fiscal que tendrá la región metropolitana para el Distrito en el mediano y largo plazo, porque se desconocen los proyectos de nivel regional que se van a desarrollar.

Y dijo que la ley que autoriza la creación de la región metropolitana Bogotá – Cundinamarca establece fuentes de financiación y relacionó algunas de ellas: plusvalía, delineación urbana, contribución regional de valorización, derechos por uso intermodal y una contraprestación aeroportuaria.

“Como no tenemos cuál es el portafolio de proyectos de la región metropolitana, se trata de construir, de armarlo, tampoco podemos saber cuánto va a costar la región”, afirmó Ramírez.

Y agregó: “Cuánto va a recaudar la región por plusvalía, sobretasa o impuestos distritales no sabemos. No es posible exigir que haya un estudio de impacto fiscal de la región metropolitana en ese sentido”.

En el mismo sentido se pronunció William Mendieta, secretario Jurídico de Bogotá, quien indicó que no se puede hablar de impacto fiscal hasta que no se apruebe y no se determine qué se va hacer a futuro en la región metropolitana y que tanto el Distrito, como la Gobernación y los municipios que se vinculen realizarán aportes para el funcionamiento de la estructura de asociatividad regional. Y señaló que ni Concejo ni el Distrito perderán autonomía.

Los ponentes del proyecto de acuerdo fueron los concejales José Cuesta, cuya ponencia en contra fue votada de forma negativa, y Julian Espinosa y Samir Abisambra, presidente del cabildo distrital. Estos últimos apoyaron la creación de la región. Sus ponencias fueron unificadas.

El proyecto de acuerdo había sido aprobado en primer debate en el Concejo de Bogotá el pasado 31 de octubre. Y en su paso por la plenaria no puede ser modifcado el texto del mismo.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
Editor de Bogotá
En Twitter: @guriei24​

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.