Región Metropolitana Bogotá- Cundinamarca: buena noticia / Opinión

Región Metropolitana Bogotá- Cundinamarca: buena noticia / Opinión

Luego de su creación, el desafío es la concertación de una ley orgánica.

Sabana de Bogotá

La Región Metropolitana se requiere para modificar la forma de ocupación actual del suelo de la Sabana.

Foto:

César Melgarejo. Archivo ELTIEMPO

Por: María Carolina Castillo
22 de junio 2020 , 11:37 p.m.

La Región Metropolitana será la institucionalidad que permitirá contar con una visión compartida del desarrollo con perspectiva de largo plazo, que contribuya a resolver los problemas existentes en materia de abastecimiento de agua potable, saneamiento del río Bogotá, contar con un sistema de transporte público integrado modal y tarifariamente, así como la vocación social y económica de la Sabana.

(Le puede interesar: Todo lo que falta para lograr la Región Metropolitana de Bogotá)

La idea de la Región Metropolitana surgió como respuesta a la necesidad de una gobernanza propia del fenómeno específico existente entre Bogotá, sus municipios circunvecinos y el departamento de Cundinamarca. Única en el ordenamiento constitucional colombiano que excluye la figura de municipio núcleo, característica de las áreas metropolitanas que impidió, durante décadas, que esta asociación fuera realidad.

Luego de su creación, el desafío es la concertación de una ley orgánica que no replique el modelo de las corporaciones autónomas regionales, y que garantice la participación de las entidades territoriales que la conforman y de la sociedad civil.

La Región Metropolitana se requiere para modificar la forma de ocupación actual del suelo de la Sabana, que es insostenible y las cifras así lo prueban. Según el estudio realizado en el año 2018, veinte municipios vecinos de la capital ocupan el equivalente al 76 % de la huella urbana de Bogotá, pero alojan solo el 20 % de la población.

Este desorden además ha generado una reducción de los suelos agrícolas que conlleva un aumento de la vulnerabilidad al cambio climático y un abandono de la vocación productiva, que se ve reflejada en la baja capacidad de generación de empleos.

En el país existen seis áreas metropolitanas en funcionamiento, y en la última década, el Congreso ha expedido leyes para las entidades territoriales y los esquemas asociativos; sin embargo, en todas ellas, la tarea pendiente siempre fue qué hacer con la aglomeración urbana más grande del país, la de la sabana de Bogotá.La reforma constitucional aprobada resuelve este vacío y dota a la Sabana de herramientas similares a las que existen en el gran Londres, la región metropolitana de São Paulo o la Comunidad Metropolitana de Montreal.

(Además: Es oficial: Habrá Región Metropolitana de Bogotá y Cundinamarca)

MARÍA CAROLINA CASTILLO
Directora de Gobierno y Política Pública de ProBogotá

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.