A qué se debió la reducción de homicidios en Cundinamarca

A qué se debió la reducción de homicidios en Cundinamarca

Alcanzó la tasa más baja en los últimos 43 años: llegó a 14,5 por cada 100.000 habitantes.

Homicidios

La tasa es una de las más bajas en la hsitoria del departamento. Viene disminuyendo desde el 2015.

Foto:

Johan López / EL TIEMPO

Por: Bogotá 
10 de enero 2019 , 10:16 p.m.

Cundinamarca cerró el año con la tasa más baja en homicidios en los últimos 43 años, según expuso el Observatorio de Seguridad del departamento: 14,5 casos por cada 100.000 habitantes.

La población del departamento supera hoy los 2,5 millones de personas distribuidas en los 116 municipios. La mayoría de las poblaciones viene haciendo esfuerzos con diferentes estrategias de seguridad y convivencia para reducir el indicador de asesinatos.

Muestra de ello es que en el 2015 la tasa que reunían los 116 municipios era de 17 casos por cada 100.000 habitantes y desde entonces anualmente viene reduciéndose un punto, hasta ubicarse en 14 para el 2018.

Esto también se refleja en las cifras cuando se entra a observar a los municipios más críticos, que cuentan con mayor población, y que fueron claves para alcanzar este indicador. Soacha, Girardot, Facatativá y Zipaquirá tuvieron un significativo aporte.

El departamento mantuvo una tasa “10 puntos por debajo del promedio nacional, que se ubicó en 24,7 homicidios por cada 100.000 habitantes”, señaló el Observatorio de Seguridad, que hace parte de la Secretaría de Gobierno de Cundinamarca.

Además está por debajo de territorios que cuentan con una población similar, como Medellín, Antioquia, que de manera preliminar llegó a una tasa de 24,75 o el Valle del Cauca, con 16,8.

El buen balance del 2018 representa nuestro total compromiso con la seguridad de los cundinamarqueses, gracias al trabajo articulado con las distintas autoridades

Aunque Cundinamarca pasó de tener 448 homicidios en el 2017 a 408 en el 2018, lo que significa 40 vidas salvadas, la tarea continúa. “El buen balance del 2018 representa nuestro total compromiso con la seguridad de los cundinamarqueses, gracias al trabajo articulado con las distintas autoridades”, señaló el gobernador, Jorge Rey.

Para Andrés Nieto, director del Observatorio de Seguridad de Cundinamarca, “hay que resaltar que 27 municipios no presentaron un homicidio en el 2018. Hay disminución en 45 de ellos, entre los que están algunos de los más grandes como Soacha, Facatativá, Ubaté, Zipaquirá y Cogua, que venían en aumento pero el año pasado tuvieron disminución”.

Señaló que para el 2019 las estrategias de convivencia harán énfasis en poblaciones que reportaron aumento o aparición de casos, tales como Agua de Dios, Cabrera, Cajicá, La Calera, Nilo, Nariño, Topaipí y Villapinzón.

“Allí se identificó que los homicidios se dan por los llamados ajustes de cuentas, pero no entre grupos al margen de la ley, sino entre los mismos familiares, amigos o conocidos, por las llamadas deudas de honor”, explicó Nieto.

Hay que resaltar que 27 municipios no presentaron un homicidio en el 2018

Otra de las claves del departamento ha sido la articulación que ha tenido con la Policía de Cundinamarca y el Ejército Nacional, que apoyan las labores de seguridad, así como la adopción de horarios de restricción para bares y discotecas en varios municipios, con el fin de controlar las riñas.

Los resultados que arrojan las cifras de homicidios en el departamento muestran que en el 49 % de los homicidios estuvo involucrado el consumo de alcohol y en cerca del 20 % una sustancia psicoactiva, “por lo menos 20 horas antes del suceso”, señaló Nieto.

Por eso, municipios como Mosquera o Fusagasugá no permiten que las zonas de rumba excedan la 1 a. m., y disponen de sus pies de fuerza a esa hora para garantizar que no se presenten peleas entre los habitantes, pues en Mosquera, por ejemplo, el 89 por ciento de los homicidios se cometieron con un arma blanca.

Algunas acciones destacadas

Soacha

Pasó de una tasa de 31,1 en 2017 a 23,7 (preliminar 2018). Incentivaron la denuncia anónima para prevenir crímenes en zonas que se disputaban bandas de microtráfico, como Cazucá. Implementaron restricción a bares hasta las 3 a. m. (fines de semana) y capacitaron a ciudadanos en conjuntos residenciales para evitar. 

Mosquera

Como en el 80 % de los homicidios se veían involucradas armas blancas, aumentaron los controles. Se impusieron en 2018 unos 2.500 comparendos por su porte y se decomisaron cerca de 700. Restringieron los horarios de establecimientos hasta la 1 a. m., por tarde, pues el consumo de alcohol o alucinógenos está relacionado con este delito en Mosquera.

Facatativá

Aumentaron las campañas de prevención junto con la Policía y el Ejército, para mapear el porte de armas blancas y se intensificó su decomiso. También se aumentaron los controles de personas en estado de alicoramiento o alteración, que eran posibles protagonistas de riñas o lesiones.

Fusagasugá

Regularon el cierre de establecimientos: unas zonas hasta las 11 p. m. y otras hasta la 1 a. m., en fines de semana. Fortalecieron el modelo de seguridad por cuadrantes incluyendo líderes de barrios y aumentaron gradualmente su número de cámaras: en el 2017 pusieron 37 y el año pasado, otras 30.

BOGOTÁ
Síganos en Twitter: @BogotaET y en Facebook: @BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.