Secciones
Síguenos en:
Qué va a pasar con el ‘Plan Marshall’ luego de su retiro del Concejo
CONCEJO

Aunque hubo fuertes debates, se aprobaron más del 95 % de los artículos.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Qué va a pasar con el ‘Plan Marshall’ luego de su retiro del Concejo

Alcaldía afirmó que el trámite estuvo viciado. Concejales responden que hubo demora en radicación.

Una nueva polémica se dio entre el Distrito y el Concejo de Bogotá. Esta vez fue por cuenta del sorpresivo retiro del proyecto de reactivación económica que había sido radicado en el cabildo distrital para su aprobación.

El pasado viernes, en la noche se conoció una carta del secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, en la que le solicitó a Carlos Fernando Galán, presidente de la corporación, retirar el sonado ‘Plan Marshall’ de los debates de discusión.

(En contexto: Retiro del Plan Marshall del Concejo de Bogotá genera controversia)

Lo que causó polémica fue que en la misiva Gómez señala que “la Presidencia y la Secretaría General del Concejo de Bogotá viciaron el procedimiento de este, desde el momento en que se inició su trámite al interior de esta corporación”. Con ello se generó una serie de reacciones. Varios miembros del cabildo distrital rechazaron esa afirmación. El primero fue el mismo Galán, quien afirmó que la Alcaldía “se lavó las manos” culpando al Concejo.

Tras este pronunciamiento, varios cabildantes manifestaron su inconformismo y defendieron a la corporación. Por ejemplo, Lucía Bastidas, concejal por el partido Verde, el mismo de la alcaldesa Claudia López, señaló: “Es mentira. Lo retiró porque no había tiempo para discutirlos”, refiriéndose al ‘Plan Marshall’ y al cupo de endeudamiento por 10,8 billones de pesos.

Otra cabildante que se pronunció fue Susana Muhamad, de Colombia Humana y UP y quien estaba designada como ponente de la iniciativa y además es presidenta de la Comisión de Hacienda del Concejo.

“Es una decisión autónoma de la Administración, lo que no es positivo es que culpe al Concejo cuando tiene una visión jurídica diferente. Hay que decirlo, es tan bien verdad que no era posible debatir los dos proyectos por los tiempos en los que radicó la Administración”, afirmó.

El concejal liberal Samir Abisambra, por su parte, advirtió que el Plan no puede debatirse solo, sino que debe ir acompañado del cupo de endeudamiento, y dijo que por tiempos no había posibilidad de discutirlos ampliamente.

¿Qué fue lo que pasó?

Hay dos versiones. La del Concejo y la de Alcaldía.

Lo primero que hay que decir es que el ‘Plan Marshall’ se radicó ante el Concejo en dos proyectos diferentes. Primero presentaron el paquete de alivios tributarios y luego la propuesta de endeudamiento. El proyecto que retiraron es el que contiene los alivios tributarios. Lo segundo que hay que aclarar es que el proyecto en cuestión iba a ser discutido junto con otras dos propuestas, una de la bancada de Cambio Radical y otra del Centro Democrático.

La explicación de la Alcaldía, más allá del argumento de “vicios en trámite”, es que el ‘Plan Marshall’ debía ser discutido sin ningún otro y que la decisión de debatirlo en conjunto con las otras dos iniciativas debía ser informada al Distrito. También justificó el retiro del proyecto en el hecho de que la corporación excedió el número de ponentes permitidos. Además de Susana Muhamad, habían sido designados Rolando González, Humberto Amín y Julián Espinosa.

(Además: Guía para la nueva fase de cuidado en Bogotá).

Por su parte, varios miembros del cabildo distrital explicaron que todo el proceso se hizo de acuerdo con las normas. En un comunicado, Carlos Fernando Galán argumenta que lo que pasó fue que “el proyecto tuvo que ser acumulado con las iniciativas de otros concejales, porque así lo exige el reglamento”.

Agrega que la Alcaldía radicó tarde los proyectos “y al percatarse de su error decidió priorizar el del cupo de endeudamiento”. Este último argumento lo han respaldado varios cabildantes.

Ahora bien, con respecto a los ponentes, el presidente del Concejo señaló que la designación de los cuatro cabildantes no la tomó ni la Presidencia ni la Secretaría, sino que dos fueron designados por la corporación, Muhamad y Espinosa, y dos más por los partidos proponentes de los otros dos proyectos en discusión, Amín y González.

(Le sugerimos: ¿Para qué son los 10,79 billones que pide la Alcaldía de Bogotá?)

¿Qué pasará ahora?

¿El ‘Plan Marshall’ debe ser discutido y aprobado o no por el Concejo de Bogotá?

Después de esta nueva polémica entre la Alcaldía y el cabildo distrital, el pasado sábado en la noche, el secretario de Gobierno, la alcaldesa Claudia López y algunos concejales se reunieron para aclarar las dudas sobre la propuesta de reactivación y el cupo de endeudamiento de la Administración.

“Esta tarde sostuvimos reuniones con distintas bancadas del Concejo de Bogotá, aclarando sus dudas sobre el cupo de endeudamiento y el ‘Plan Marshall’. Hubo muy buen ambiente y acordamos incluir sus propuestas en ambos proyectos”, escribió Gómez en su cuenta de Twitter.

Lo que sucederá es que la Alcaldía va a esperar a que terminen las sesiones ordinarias del Concejo, esto será el próximo 9 de septiembre, y al día siguiente presentará el proyecto para su discusión en sesiones extraordinarias, que deben ser citadas por el mismo Distrito.

En ese momento, el sonado ‘Plan Marshall’ quedará en manos de los concejales, quienes tendrán la última palabra sobre su futuro.

Hay que decir que tanto el Concejo como la Alcaldía han manifestado la intención de darle un debate democrático y participativo a la propuesta de reactivación económica.

Lo cierto es que esta polémica ya generó algunas reservas en el cabildo distrital y varios concejales han manifestado su desacuerdo con los proyectos de reactivación presentados por la Alcaldía.

¿Qué incluye el plan?

El llamado ‘Plan Marshall’ básicamente contiene medidas tributarias que buscan disminuir el impacto de la crisis económica producida por la pandemia del covid-19. Lo primero que propone es que el cupo de endeudamiento de la ciudad sea de 10,8 billones de pesos, dinero que estaría destinado para poner en marcha los proyectos del plan de desarrollo para el cuatrienio, con lo cual se espera incentivar el empleo y reactivar la economía de la ciudad.

El plan contempla, además, beneficios tributarios. Por ejemplo, plantea el congelamiento del predial para el 2021 para todos los predios residenciales y no residenciales, excepto los lotes.

Así mismo, propone continuar con el pago diferido de este impuesto y darles una exención del 100 por ciento a los teatros y museos en los próximos dos años y del 50 por ciento en el 2023.

También incluye descuentos en el impuesto de industria y comercio, ICA. Formula un alivio en el pago de la obligación en el 2021 para los contribuyentes que hayan tenido pérdidas en los ingresos tributarios del 2020.

Y propone beneficios para las empresas que renueven su matrícula mercantil y para las que se formalicen. Así mismo, postula una focalización de créditos para la formalización y la inclusión productiva, estos incluirían beneficios en tasas de interés, incentivos a capital y periodos de gracia.

(Además: IDU espera ponerse al día con obras de valorización en 2023)

REDACCIÓN BOGOTÁ
EL TIEMPO
En Twitter: @BogotaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.