¿Qué significa que Bogotá pueda tener Región Metropolitana?

¿Qué significa que Bogotá pueda tener Región Metropolitana?

El Senado aprobó en último debate el proyecto de creación de esta figura de integración regional.

autonorte

Autopista Norte entre Bogotá y Sabana Centro. 

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Por: Ana Puentes
18 de junio 2020 , 06:39 a.m.

Si esta semana sale bien la conciliación, Bogotá y Cundinamarca tendrán su Región Metropolitana, una figura de integración regional que permitirá una discusión real de temas de común interés para el Distrito, el Departamento y los municipios que decidan asociarse.

EL TIEMPO ha seguido el proceso de este proyecto de ley que dio un enorme paso esta semana con la aprobación en plenaria de Senado, el último de los ocho debates necesarios para surtir los pasos exigidos por la ley.

A continuación, le explicamos qué es y qué significa esta figura:

¿Qué es una Región Metropolitana?

Juanita Gobertus, Representante a la Cámara por Bogotá y una de las promotoras del proyecto, le definió a este diario la Región Metropolitana como “una nueva figura de asociatividad regional para que entre Bogotá y municipios aledaños de Cundinamarca se pueda dar una planeación organizada a largo plazo. La vida real nos ha demostrado que, en últimas, Bogotá y Cundinamarca son interdependientes. Pero no planeamos el desarrollo de forma articulada”.

¿Cómo se hizo?

Esta figura puede crearse gracias al proyecto de ley propuesto por Representantes a la Cámara de Bogotá y Cundinamarca. El acto legislativo pide una reforma constitucional al artículo 325, que originalmente dice esto:

“Con el fin de garantizar la ejecución de planes y programas de desarrollo integral y la prestación oportuna y eficiente de los servicios a su cargo, dentro de las condiciones que fijen la Constitución y la ley, el Distrito Capital podrá conformar un área metropolitana con los municipios circunvecinos y una región con otras entidades territoriales de carácter departamental”

Y la reforma, aprobada este martes, permite que quede de la siguiente manera:

“Artículo 325. Créese la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca como entidad administrativa de asociatividad regional de régimen especial, con el objeto de garantizar la ejecución de planes y programas de desarrollo sostenible y la prestación oportuna y eficiente de los servicios a su cargo. El Distrito Capital, la Gobernación de Cundinamarca y los municipios de Cundinamarca podrán asociarse a esta región cuando compartan dinámicas territoriales, ambientales, sociales o económicas.

En su jurisdicción las decisiones de la Región Metropolitana tendrán superior jerarquía sobre las del Distrito, las de los Municipios que se asocien y las del Departamento de Cundinamarca, en lo relacionado con los temas objeto de su competencia. Las entidades territoriales que la conformen mantendrán su autonomía territorial y no quedarán incorporadas al Distrito Capital.

El Distrito Capital también podrá conformar una región administrativa con otras entidades territoriales de carácter departamental o un área metropolitana con los municipios circunvecinos”

Adicionalmente, el proyecto suma dos parágrafos transitorios, que serán explicados más adelante.

¿Quiénes podrán hacer parte de ella?

Los dos primeros participantes serán la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca. Ambos, según dice el primer parágrafo transitorio del acto legislativo, deberán someter su ingreso a votación del Concejo Distrital y de la Asamblea Departamental, respectivamente.

Cuando este ingreso suceda, la Región Metropolitana comenzará su funcionamiento.

Ahora, los municipios de Cundinamarca también podrán ingresar. Pero vale destacar que esto será 100 % voluntario: ningún municipio está obligado a hacerlo. El mecanismo de ingreso será definido por la ley orgánica (leer más abajo su definición).

Goebertus aclaró que “hicimos el cambio para que no sean solo los circunvecinos, en la medida que la escala sea un poco más grande habrá otros que podrán estar incluidos”.

También hay que recordar que la Región Metropolitana no tendrá un municipio núcleo. Esto quiere decir que ni Bogotá, ni Cundinamarca ni ningún municipio podrá imponer su voluntad sobre los demás. Este punto fue la clave para que la región decidiera promover la figura. (Le puede interesar: Lo que viene para lograr, realmente, la Región Metropolitana de Bogotá)

¿Los municipios que se anexen serán absorbidos por Bogotá?

Según lo planteado por el acto legislativo, no. La figura implica participación y decisión en temas de común interés para los municipios y Bogotá; pero esto no significa que haya una incorporación física del municipio, que seguirá manejando su modelo administrativo y su identidad propia.

¿Cómo funcionará?

La Región Metropolitana tendrá un Consejo Regional, integrado por el Alcalde(sa) de Bogotá, el Gobernador de Cundinamarca y los alcaldes municipales que se asocien. Este será un órgano de gobierno de superior jerarquía que discutirá temas de su competencia y que sean de común interés para la región.

¿Qué temas podrán tratar?

El proyecto concibió que esta fuera una herramienta para hablar de temas conjuntos en “movilidad, prestación de servicios públicos, protección del medio ambiente, ordenamiento del territorio, logística, disposición de recursos sólidos, entre otros”.

En entrevista con EL TIEMPO durante el proceso del proyecto, Goebertus no descartó que esta figura permita la creación de agencias regionales temáticas. Por ejemplo, una podría ser la de movilidad, que permita hablar del futuro de los Regiotram o de otras formas de movilidad interregionales.(Además: Casa fuera de Bogotá, ¿alternativa para la pospandemia?)

¿Por qué es tan importante lo que pasó esta semana?

Bogotá ya comparte dinámicas sociales, laborales, ambientales, económicas (entre otros factores) en mayor medida con municipios vecinos de las provincias de Sabana Centro (donde están Chía y Cajicá, por ejemplo), de Sabana Occidente (con Funza, Mosquera, Madrid y otros), Soacha (Soacha y Sibaté) y Guavio (con La Calera). Pero, hasta ahora, su desarrollo ha sido de manera independiente a pesar de que se tienen problemas comunes: movilidad, seguridad, calidad del aire, servicios públicos, etc.

Tener una Región Metropolitana con un Consejo de superior jerarquía y una estructura que siente a los líderes a hablar de temas comunes y a decidir sobre ellos podría ser un avance significativo. Aunque ya hay figuras como la Rape, sus decisiones no son vinculantes y, en este caso concreto, funcionan a nivel macro.

Goebertus destacó este martes, cuando supo de la aprobación, que el valor del proyecto radica en que fue creado bajo el principio de ‘no imposición’. “Desde 2018, en toda la preparación con centros de pensamiento, con programas de ordenamiento territorial de la Universidad de los Andes, la Rosario, La Sabana y con organizaciones trabajamos en una visión que fuera gana a gana, que no pretendiera imponer, sino que pensara en cómo podíamos construir una visión que después de un largo año de debates acabamos de lograr", trinó la Representante.

Trabajamos en una visión que fuera gana a gana, que no pretendiera imponer, sino que pensara en cómo podíamos construir una visión que después de un largo año de debates acabamos de lograr

Es destacable que las figuras de integración son claves para el desarrollo regional y ya funcionan en el país y en el mundo. En Colombia, por ejemplo existen áreas metropolitanas en Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cúcuta y Centro Occidente.

Y en el mundo hay Región Metropolitana de Sao Paulo (Brasil), Santiago (Chile), Londres (Inglaterra) y Buenos Aires (Argentina).

En Bogotá, concretamente, tener un desarrollo ordenado y conjunto es clave si se tiene en cuenta que Bogotá Región mueve el 25 % del PIB nacional.

¿Qué viene ahora?

Hasta este sábado hay plazo para lograr la conciliación del texto. Luego, pasará a ser sancionado por el presidente Iván Duque.

Entonces, vendrá el paso más importante: la formulación de la ley orgánica que pondrá las reglas de juego. Según el acto legislativo, esto debe hacerse:
“Una Ley Orgánica definirá el funcionamiento de la Región Metropolitana y en todo caso deberá atender las siguientes reglas y asuntos:

1. Para su trámite, el Congreso de la República promoverá la participación ciudadana y de los entes territoriales interesados.

2. El procedimiento y las condiciones para la asociación de los municipios a la Región Metropolitana.

3. El grado de autonomía de la Región Metropolitana.

4. El Consejo Regional será su máximo órgano de gobierno y estará conformado por el Alcalde Mayor de Bogotá, los Alcaldes de los municipios de Cundinamarca que se asocien y el Gobernador de Cundinamarca.

5. Habrá un sistema de toma de decisiones que promueva el consenso. No se contemplará la figura de municipio núcleo como estructura organizacional ni habrá lugar al derecho al veto. Ninguna decisión sobre los temas que defina la Región Metropolitana podrá ser tomada por una sola de las entidades territoriales asociadas. Para las decisiones referentes al nombramiento y retiro del Director, y los gastos y las inversiones de la Región Metropolitana, se requerirá la aceptación de la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca.

6. Se establecerán los parámetros de identificación de hechos metropolitanos, los mecanismos de financiación, la estructura administrativa del Consejo Regional, sus funciones, la secretaría técnica, los mecanismos de participación ciudadana y la transferencia de competencias de la nación.

7. La Región Metropolitana no modifica el régimen de financiación de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca-CAR, ni los municipios que componen su jurisdicción.

8. En todo caso el control político de las decisiones de la Región Metropolitana lo ejercerán el concejo distrital, los concejos municipales y la Asamblea departamental.”

¿Cómo se financiará?

Esto deberá definirse en la ley orgánica.

¿Cuáles son las críticas a la figura?

Gustavo Petro y otros sectores han criticado que la creación de esta figura no contempló la consulta popular, lo cual consideran una vulneración a los derechos de los habitantes de los municipios.

Adicionalmente, hay quienes ponen en duda que las decisiones sean realmente vinculante y que la Región Metropolitana resuelva los problemas comunes de Bogotá y Cundinamarca.

¿Quiénes lo respaldan?

La alcaldesa Claudia López y el Gobernador Nicolás García han apoyado abiertamente la figura. Lo mismo han hecho varios alcaldes de Sabana Centro y Sabana Occidente.

Para otros trabajos, EL TIEMPO ha hecho un sondeo con académicos y expertos en planeación regional y el concepto es generalmente favorable.

¿Qué pasaría con la CAR?

Como dice expresamente el acto legislativo, la Región Metropolitana no afecta la financiación de la CAR. “La Rape y la CAR siguen existiendo. Además, este proyecto garantiza que Bogotá no pierda sus recursos de financiación. Por otra parte, planteamos hacia adelante la discusión de si hay o no una agencia regional ambiental”, apuntó Goebertus sobre el tema hace algunos meses.

Lo cierto es que de suceder la sanción presidencial y la primera vinculación de Bogotá y Cundinamarca a la Región Metropolitana, el camino a seguir es bastante largo. La figura se pondrá a prueba con los primeros temas de discusión.

ANA PUENTES
Redacción Bogotá

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.