Qué hay detrás del regaño de la alcaldesa en la Universidad Distrital

Qué hay detrás del regaño de la alcaldesa en la Universidad Distrital

Videos en mano, Claudia López calificó de falsos los señalamientos de Red de DD. HH.

AUTOPLAY
Regaño de Claudia López al Comité de Derechos Humanos de la U DistritalEl llamado de atención fue en medio de la tercera sesión del Consejo Superior de la Universidad Distrital, luego de que el estudiante Julián Augusto Báez leyó un comunicado de la Red Distrital de Derechos Humanos de la Universidad en el cual denunciaba el uso desmedido de la fuerza por las autoridades en las manifestaciones del viernes 21 de febrero.
Encapuchados

Cesar Melgarejo

Por: Guillermo Reinoso Rodríguez
28 de febrero 2020 , 07:28 a.m.

Desde la campaña y ahora como alcaldesa, Claudia López ha apoyado la protesta pacífica y los reclamos válidos de los estudiantes universitarios. Pero también ha rechazado con claridad el vandalismo y los hechos de violencia.

El último episodio en el que la mandataria expresó su rotundo malestar por ese tipo de sucesos en el marco de una movilización tuvo lugar en la noche del martes pasado, durante la tercera sesión del consejo superior de la Universidad Distrital.

El motivo de la fuerte reacción de López fue la carta de la Red Distrital de Derechos Humanos de la Universidad, en la cual se denunciaba que en la protesta convocada por Fecode y a la que se sumaron estudiantes, la Fuerza Pública habría ingresado a la sede del campus, el supuesto uso desmedido de la fuerza y la utilización de gases lacrimógenos contra los manifestantes, entre otros hechos.

Esa relación de sucesos llevó a que la mandataria, después de 3 horas y media de reunión, pidiera ver los videos, incluso los que algunos de los manifestantes habían subido a las redes sociales para sustentar sus reclamos. Pero en esas grabaciones no había evidencia de las situaciones expuestas por la red de derechos humanos.

Por el contrario, sí llamó la atención de los asistentes, entre ellos el rector de la Distrital, Ricardo García, cuando encapuchados dañan las baldosas del andén de la institución e ingresan a la sede de Ingeniería y desde el primer piso y la azotea les lanzan piedras y bombas molotov a los policías que estaban en la calle.

En esos incidentes resultaron heridas al menos cinco personas, entre ellas dos ciudadanos que no estaban vinculados a la manifestación de estudiantes, solo transitaban por esa zona de la carrera 8.ª con calle 40. También salieron lesionados tres policías.

“El que lea esa declaración cree que había un pacífico grupo de estudiantes protestando, desarmados, que fueron vilmente atacados. Eso es absolutamente falso”, les respondió la alcaldesa a Julián Báez, representante de los estudiantes en el consejo superior y quien leyó la declaración de la red de derechos humanos.

Y agregó: “Es absolutamente falso que la policía haya entrado a la sede (...) los que están dentro de la universidad, los que salieron y reingresaron a la universidad fueron los vándalos, armados; desde el primer piso y desde la azotea tirando piedras y bombas molotov. ¿Eso no lo vieron los del comité de derechos humanos?”, reclamó la mandataria, que también destacó que los policías no utilizaron armas, sino que se defendieron con escudos, bastones y aturdidores.

Ayer, al ser consultado por los medios, Julián Báez no rechazó la presencia de encapuchados en las protestas, pero sí responsabilizó al Esmad de la muerte de estudiantes y dijo que “si se quiere mermar la protesta social, se deben generar cambios estructurales al modelo de país”.

El regaño llama la atención porque, precisamente, sucede en la Universidad Distrital, donde no solo la hoy alcaldesa estudió, sino también porque desde la campaña, y luego cuando fue electa, asumió esta institución como uno de sus grandes retos. Y aunque ha podido delegar a alguno de sus funcionarios, ella decidió presidir esas reuniones y así lo ha hecho hasta el momento.

También porque en respuesta al clamor de los estudiantes, la mandataria propuso una auditoría general a la universidad y respaldó la solicitud de los estudiantes de crear la Asamblea Universitaria, lo que permitió el retorno a clases el 10 de febrero, después de tres meses y medio de suspensión.

Pero, además, acababa de anunciar una inversión de $ 80.000 millones para ampliar la sede de Ingeniería, en la calle 40, donde encapuchados estuvieron tirando piedras y bombas.

Si bien en la última reunión del consejo López reiteró su apoyo a las manifestaciones pacíficas de los estudiantes, también resaltó que la policía iba a actuar frente al vandalismo, bajo las reglas del protocolo, que privilegia el diálogo y tiene como última instancia el Esmad, en el caso de que la manifestación trascienda a la violencia, como ocurrió el 21 de febrero. De hecho, dijo que en la ciudad “no hay territorio vedado para la Fuerza Pública”.

Es absolutamente falso que la policía haya entrado a la sede (...) los que están dentro de la universidad, los que salieron y reingresaron a la universidad fueron los vándalos, armados: Claudia López

Antes de la doble jornada del paro de maestros, la alcaldía de Bogotá le había hecho ajustes al protocolo buscando una intervención más rápida del escuadrón móvil antidisturbios.

Esto fue ocasionado por dos hechos ocurridos días antes, cerca de la Universidad Pedagógica y en el parque Nacional, y que la mandataria calificó como “errores”. Uno, por exceso de fuerza y otro, por permitir el vandalismo contra una sede bancaria. Esas modificaciones se pusieron en práctica el 20 y 21 febrero.

Y si bien la alcaldesa ha expresado su apoyo a la protesta pacífica y a los reclamos justificados de los universitarios, con lo sucedido en la última sesión del consejo también envía un mensaje claro de que no permitirá el vandalismo ni la violencia.

Y, al mismo tiempo, López les está pidiendo a los estudiantes que rechacen esos actos, que a todas luces son reprochables, y a los encapuchados que se infiltran en las universidades solo con el objetivo de desestabilizar, porque no les interesa la protesta pacífica y menos el diálogo.

Ellos pueden estar obedeciendo más bien a otro tipo de intenciones, como el de las disidencias de las Farc. Para no ir lejos, por los hechos del 21 de enero, cinco personas están respondiendo hoy ante la justicia.

En fin, al contrario de lo que buscaban algunos sectores radicales en la Distrital, la actitud de López generó solidaridad en la ciudadanía, incluso entre estudiantes de la institución y sectores considerados de extrema derecha que han sido severos críticos de la mandataria.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
EDITOR DE BOGOTÁ@guirei24@BogotaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.