Secciones
Síguenos en:
Procuraduría absuelve a exsecretario de Movilidad de Bogotá
'Desde el 2017 hemos suspendido 60.000 licencias y seguiremos'

El exsecretario de Movilidad Juan Pablo Bocarejo.

Foto:

Secretaría de Movilidad

Procuraduría absuelve a exsecretario de Movilidad de Bogotá

En primera instancia, Juan Pablo Bocarejo había sido sancionado con destitución e inhabilidad.

La Procuraduría General de la Nación absolvió al exsecretario de Movilidad de Bogotá Juan Pablo Bocarejo en el caso de la licitación y adjudicación del contrato para el Sistema de Semaforización Inteligente de la ciudad.

De acuerdo con el Ministerio Público, “no se configuran los presupuestos que permitan aseverar –como lo exige la ley- las conductas endilgadas (…) por eso se absolverá a los citados funcionarios de toda responsabilidad disciplinaria”.

(Una de las razones por las que destituyeron al secretario de Movilidad)
 
Bocarejo, junto con las también directivas de la entidad Diana Lucía Vidal Caicedo y Carolina Pombo Rivera, había sido sancionado, en primera instancia, el 23 de julio de 2019, con destitución e inhabilidad por 10 años para ejercer cargos públicos.

Ese fallo, proferido por la Procuraduría Delegada para la Defensa del Patrimonio Público, indicaba que el hoy exfuncionario "no ejecutó las acciones que estaban dentro de la órbita de sus competencias para asegurar el cumplimiento de los principios que regulan la contratación estatal, con lo que incumplió su obligación de dirigir y liderar ese proceso de licitación".

Sin embargo, en segunda instancia, la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación señala que la eliminación de la retoma de los controladores que se iban a reemplazar hacen parte de las modificaciones en el proceso de licitación que “están permitidas con el fin de corregir errores en el pliego de condiciones, en razón a que uno de los objetivos que buscan las observaciones de los posibles oferentes es que se corrijan errores y disposiciones que podrían afectar la concurrencia de los participantes, como lo ha precisado el Consejo de Estado”.

Agrega que la eliminación de la retoma permitió que no solo se presentara un único oferente, como al aparecer iba a suceder si se dejaba en el pliego de condiciones como obligatoria, y por el contrario acudieron al proceso seis oferentes.

La historia de los controladores se remonta a enero de 1999 y noviembre del 2011, lapso en el que fueron comprados 333 de estos aparatos –unidades electrónicas del semáforo que garantizan el derecho de paso o prelación a actores viales como carros, motos, bicicletas y peatones–, cuya vida útil era de hasta siete años. Otros 138 adquiridos entre abril del 2013 y febrero del 2017 deben durar hasta 17 años, según un documento que reposa en el portal de contratación.

(Qué son los controladores semafóricos que tienen en jaque a Bocarejo)

El fallo también indica que la retoma de los controladores “no hacía parte del objeto principal de la licitación pública”, el cual fue realizar el suministro, instalación, implementación, operación y mantenimiento del sistema de semaforización inteligente de Bogotá.

“Mal haría este despacho en reprochar dicha conducta cuando la eliminación de la retoma de los controladores no afectó el objeto final del contrato ni el presupuesto del que disponía la administración y, por el contrario, permitió que se presentarán unas propuestas inferiores al presupuesto que tenía la Secretaría de Movilidad”, asegura el fallo de segunda instancia.

En cuanto a que no se habría diseñado el sistema de comunicaciones requerido para desarrollar el proyecto de semaforización, el Ministerio Público dice que para la fecha en que se adjudicó el contrato, la Secretaría no tenía siquiera un diseño del sistema de comunicaciones y que en tales condiciones existían posibilidades de que el contrato se empezara a ejecutar sin tener un sistema de comunicaciones que le sirviera de base.

El fallo igualmente destaca que el 6 de julio de 2017 se suscribió un otrosí modificatorio al convenio interadministrativo entre la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM), la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y la Universidad Distrital, con el cual se separó el sistema de semaforización y el sistema de comunicaciones telefónicas. “(…) de manera que la ETB continuaría a cargo del sistema de comunicaciones y la SDM asumiría el sistema de semaforización”.

Además, de acuerdo con el texto de la decisión de la Procuraduría, en la etapa precontractual se abordaron todos los componentes relacionados con el sistema de comunicaciones, para llegar a la conclusión que los más conveniente para la ciudad era separar el sistema de comunicaciones del sistema de semáforos, “porque se lograban ventajas en relación con el manejo de proveedores y servicios que a nivel mundial son independientes”.

El Ministerio Publico también dice que “la violación de principio de planeación de la contratación estatal esgrimida en primera instancia “no cobró sustento y, en ese sentido, la conducta endilgada no está llamada a prosperar”.

La sala disciplinaria que decisión revocar el fallo y absolver a Bocarejo y a las dos directivas también sancionadas está integra por los procuradores Primero Delegado, Jorge Enrique Sanjuán, y Segundo Delegado, Juan Fernando Gómez.

Redacción Bogotá

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.