Cundimarca y Boyacá unidos por la recuperación de la laguna de Fúquene

Cundimarca y Boyacá unidos por la recuperación de la laguna de Fúquene

Una draga de 180 toneladas, traída desde Estados Unidos, será utilizada para la limpieza.

Laguna de Fúquene

Los pescadores también se ven afectados por la contaminación. Autoridades aseguran el negocio se redujo en un 80 por ciento.

Foto:

Foto: Natalia Silva

28 de septiembre 2018 , 11:16 p.m.

Un daño ambiental histórico por vertimiento de aguas residuales, apropiación de predios a la orilla de la laguna, y residuos de químicos por cultivos y ganadería, tienen hoy a la laguna de Fúquene en cuidados intensivos, situación de la que se espera salga tras la inversión en una nueva máquina traída desde Illinois, Estados Unidos, similar a una aspiradora, capaz de extraer 1.000 m3 de sedimento por hora.

La máquina que parece un robot gigante, fue comprada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) por un valor de 23 mil millones de pesos, cuenta con un tubo succionador de más de 7 metros de largo y será la primera de estas características en llegar a la región.

Néstor Guillermo Franco, director de la CAR, afirmó que la draga empezará sus labores el 15 de octubre y “será la espina dorsal de la recuperación”, en el evento de presentación de los nuevos equipos en el municipio de Fúquene, Cundinamarca.

Draga

Este es el tubo extractor de la nueva draga la cual se encarga de succionar el sedimento del fondo. Su capacidad es de 1.000 metros cúbicos por hora.

Foto:

Foto: Natalia Silva

El espejo hídrico contaba con 13.000 hectáreas hace un siglo, el equivalente a cinco veces San Andrés. Hoy solo tiene 3.620 hectáreas, lo que significa que ha reducido en un 76 % su capacidad de almacenamiento de agua, debido al sedimento acumulado en el fondo, por el uso irresponsable del recurso hídrico por parte de los municipios aledaños.

La nueva draga fue transportada por más de 60 tractomulas. “Tocó pedir permiso para modificar tres peajes debido a su anchura y alto”, afirmó Franco.

Con esta inversión se espera que la capacidad de almacenamiento de la laguna pase de 50 millones de metros cúbicos con los que cuenta en este momento, a 95 millones de metros cúbicos en cinco años y 135 millones de metros cúbicos en 10 años, siendo esta la capacidad necesaria para abastecer a los municipios aledaños, esto, evitaría la construcción de embalses en la zona.

En los dos últimos años, se han retirado más de 2 millones de metros cuadrados de sedimento. El reto al que se enfrenta la Corporación es saber qué hacer con el material extraído. Según Camilo Andrés Zambrano, director operativo de Gestión de ordenamiento ambiental de la entidad, este material ha sido estudiado y no presenta ningún tipo de riesgo para la salud.

Ya hemos puesto en uso material que hemos sacado para subir el nivel del suelo de algunos predios que se inundaban y ha funcionado, además, estamos viendo la posibilidad de volverlo bioabono, una ayuda para los pobladores y para mitigar el impacto ambiental”, aseguró.

Fúquene 2

De Izquierda a Derecha. Jorge Emilio Rey, gobernador de Cundinamarca. Carlos Amaya, gobernadore de Boyacá y Néstor Franco, director de la CAR, el pasado lunes en el evento de presentación de la draga.

Foto:

Foto: Natalia Silva

Otros proyectos dentro de la recuperación

Además de esta nueva adquisición, la CAR anunció 130 mil millones los cuales estarían destinados para la reforestación de los bosques y páramos cercanos a la laguna, pilares de este ecosistema. Presupuesto al que se unieron la gobernación de Cundinamarca con un aporte de 18 mil millones, Boyacá con 15 mil millones. Por su parte, la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (CORPOBOYACÁ) entregará 60.000 árboles nativos de la región destinados a la reforestación.

Este último departamento, utilizará 10 mil millones para la creación de un pozo de aguas profundas con el fin de garantizarles a los habitantes de Chiquinquirá el servicio de agua potable. Municipio que se ha visto fuertemente afectado estos dos últimos años ya que su acueducto se abastece directamente de las aguas contaminadas de la laguna.

Por otro lado, la entidad asegura se han hecho estudios en conjunto con el Instituto Humboldt para definir el plan de manejo para la fauna y flora que habita en este ecosistema, con miras a tener un manejo correcto de la situación.

Por este motivo, biólogos del Humboldt estarán a cargo del estudio y caracterización de especies, las cuales quedarán reubicadas en un espacio de 750 hectáreas dentro de la laguna, asignadas por la CAR para mitigar el impacto que provoca la remoción de este material y el hecho de que las máquinas entren al agua.

Fúquene 3

Las WaterMaster son otro tipo de dragas las cuales venían adelantando labores en los dos últimos años. Cuatro de estas apoyarán a la nueva máquina hasta Diciembre. 

Foto:

Foto: Natalia Silva

¿Qué se ha hecho en años pasados?

En el año 2006 se dio la primera línea de manejo para la laguna. El Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) en su documento 3451, proponía la limpieza de plantas malignas (buchón y eloea) y la construcción de un plan de reforestación con especies nativas.

Sin embargo, para Fabian Arévalo, miembro del colectivo laguna de Fúquene y Cuenca del río Suarez, fue un plan que se quedó solo en lo escrito. “debemos hablar de lo que la región denomina el cartel del barro, miles de millones entregados a proyectos de limpieza y dragado con maquinaria obsoleta duraron limpiando la laguna por muchos años, mandando la sedimentación a un lado y al siguiente contrato la misma sedimentación la mandaban para el otro”.

No fue sino hasta  2015 cuando la CAR, dirigida por Alfred Ignacio Ballesteros Alarcón, empezó trabajos para limpiar y extender la capacidad de almacenamiento de la laguna.

No obstante, según Jorge Enrique Lancheros, presidente del Movimiento Reacción Popular, la maquinaria no era la adecuada, por tamaño y operación, y la laguna resultó más afectada. Motivo por el cual, presentaron una acción popular en contra de la CAR en agosto de 2016, pidiendo que sean investigadas estas acciones y que se decrete la laguna sea protegida por el Estado.

fúquene

Vecinos de la laguna han corrido sus cercas, en época de verano cuando se reduce el nivel del agua, aprovechando el terreno para poner a pastar al ganado.

Foto:

Foto: Natalia Silva

Con un nuevo director, la entidad en 2017, firmó un pacto con las gobernaciones de Cundinamarca, Boyacá y Santander, llamado ‘Pacto por la recuperación de la laguna de Fúquene’ en donde en un principio se acordaron 450 mil millones de pesos. A pesar de este pacto, la cifra no logró ser alcanzada y tan sólo se cuenta, actualmente, con la mitad de este presupuesto.

Estos dos ambientalistas y defensores del recurso hídrico, coinciden en que todo se quedó en un show mediático y la laguna se sigue viendo afectada. Además, aseguran que hay otras formas de hacer el proceso de recuperación que impactan de menor manera la fauna y flora del lugar.

Redacción Bogotá 
Natalia Silva @NataliaSilvaCab

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.