¿Por qué los bogotanos participan poco en los temas de la ciudad?

¿Por qué los bogotanos participan poco en los temas de la ciudad?

Expertos analizan la baja actuación en organizaciones civiles y movimientos, comparada con 2016.

Fiesta de los Reyes Bogotá

Entre el 2016 y 2017, la participación en clubes o grupos artísticos pasó de 14 a 7 por ciento.

Foto:

Hugo Parra / EL TIEMPO

Por: Bogotá
17 de octubre 2018 , 08:08 p.m.

En la más reciente encuesta de Percepción Ciudadana que realiza anualmente el programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’ el 64 por ciento de los ciudadanos respondió que no participa en ninguna organización, movimiento o red comunitaria.

La cifra corresponde al 2017 y contrasta con lo que respondieron los bogotanos en el 2016, cuando era el 43 por ciento el que no asistía a ninguno de esos espacios.

Para Ómar Oróstegui, director del programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’, el indicador de participación ciudadana no ha variado en los últimos años y se ha mantenido bajo, pese a que hoy la mayoría de las decisiones de política pública exigen espacios para que las comunidades se pronuncien.

La participación no solo está referida a escenarios políticos (elecciones o marchas), sino con espacios culturales, sociales y comunitarios. “Lo que ha pasado es que la ley ha creado muchos espacios de participación, y a su vez hay desconocimiento sobre cómo acceder a esas rutas, para qué sirven y cuál es su incidencia”, explicó Oróstegui.

Otra de las aristas que no motiva a los ciudadanos es que consideran que allí no son escuchados. “Hay que analizar cuál es el propósito de estos escenarios, porque muchos son consultivos, es decir, les informan a las personas qué se va a hacer”, dijo.
Lo otro es la falta de compromiso, pues la participación exige dedicación y disponibilidad de tiempo, y hoy los ciudadanos prefieren otros espacios en donde ven resultados más rápido, como los colectivos (de cerros orientales, de LGBTI, de bicicletas, entre otros) o las redes sociales.

En el 2016, el 61 % de los encuestados señaló que no realizó ninguna acción para resolver un problema que hubiera afectado a su comunidad.

Los resultados de la encuesta permiten ver el contraste entre lo que piensan y hacen los bogotanos. Por ejemplo, en el 2016, cuando se les consultó qué hacen para resolver un problema que haya afectado a su comunidad, el 61 por ciento señaló que no realizaron ninguna acción.

Sin embargo, cuando se les consultó las motivaciones que los llevarían a participar, el 52 por ciento considera que es un deber ciudadano hacerlo. El 36 por ciento restante cree que hay que actuar porque el Estado no ha servido para resolver problemas.
El no participar lleva a que sean las mafias políticas las que tomen las decisiones de qué se debe o no hacer en las localidades e invisibiliza los problemas que se presentan en los barrios.

Fortalecimiento

Antonio Hernández, director del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal (Idpac), explicó que Bogotá cuenta con un alto número de mesas, consejos y otros escenarios para participar, pero que muchos de los bogotanos no asisten: “Muchas veces sienten que no se conectan con las instancias, con las Juntas de Acción Comunal (JAC), mesas locales o distritales”.

Según el funcionario, “hoy hay unas 510 instancias que han surgido de acuerdos del Concejo, de las JAL, de decretos, y se crean una cantidad de mesas y de espacios, en donde los habitantes no participan o no los conocen”, aseguró Hernández, y agregó que por ello la estrategia desde el Distrito ha sido implementar la Escuela de Participación Ciudadana.

Hay cerca de 510 instancias de participación que se han creado en Bogotá, pero hay poco conocimiento.

“Allí se fortalecen las organizaciones o grupos que ya están haciendo cosas, y que lo prefieren en vez de ir a reuniones, o sentarse a hacer planes de trabajo”, señaló.
Con esta estrategia se fortalecen capacidades de grupos ciudadanos para que sus acciones se mantengan en el tiempo; se les ofrecen cursos virtuales, entre otros.

Este es un reto que debe atender Bogotá, dado que según señala Ómar Oróstegui, los espacios de participación tradicionales no se están renovando, y están asistiendo allí las mismas personas que por décadas han ido.

En política es igual

Yann Basset, director del Observatorio de Procesos Electorales de la Universidad del Rosario, señaló que en participación política, y en especial en las votaciones locales, las cifras también son bajas. “Bogotá es una capital grande, muchas de sus localidades tienen la población de ciudades intermedias y eso no permite que haya relaciones de proximidad con su líderes políticos, como sí ocurre en municipios pequeños”, indicó Basset.

Para el experto, ejercicios como los presupuestos participativos, en donde la comunidad sugería en qué y en dónde invertir los recursos públicos, han tenido poco impacto.

“La incidencia de los ciudadanos ha sido baja, esto aumenta el problema de la falta de confianza en las instituciones”, aseveró.

BOGOTÁ
Miccru@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.