Cerrar
Cerrar
Crimen pos pandemia | Opinión
AUTOPLAY
Balance de seguridad en BogotáEn vivo: análisis de cómo va la seguridad en la capital.
ATRACO A RESTAURANTE

Archivo particular.

Crimen pos pandemia | Opinión

La inseguridad está cambiando y los indicadores para el primer semestre son alarmantes.

Más se demoraron los bogotanos en celebrar el retorno a la vida nocturna en la ciudad que los delincuentes en adaptar sus horarios para robar los establecimientos comerciales durante la noche.

(Le puede interesar: Solo 20 % de los capturados en Bogotá van a prisión mientras son procesados)

Y es que la pandemia hizo que la delincuencia cambiara sus patrones. Los hurtos cometidos entre la media noche y las 3 de la mañana, que otrora registraran los valores más altos, fueron hoy remplazados por hurtos cometidos entre las 9 de la mañana y las 12 del mediodía. Incluso, en las horas pico de la movilidad también disminuyeron los hechos delictivos. En el primer semestre del 2019, entre las 6 y las 9 am, se contabilizaron 9.041 hurtos a personas y este año, para el mismo periodo, van 6.263 hurtos, es decir, una disminución del 31%.

El celular sigue siendo el objeto más demandado por los delincuentes, en un 46% de los casos


Sin embargo, a medida que la ciudad regresa a sus actividades cotidianas para evitar una mayor crisis económica por las restricciones de movilidad que tuvieron lugar el año pasado, la inseguridad también está cambiando y la tendencia que muestran los indicadores para el primer semestre son alarmantes.

Los homicidios aumentaron un 14%. Lo dramático es que los homicidios por atraco se han duplicado en los últimos tres años: pasaron de 32 a 66 casos. También preocupa el sicariato, que registra incrementos considerables. Pasó de 160 a 218 casos.

Ante estos números, proteger la vida debería ser la premisa de la seguridad ciudadana. Morir en medio de un atraco, por un celular o una bicicleta, no debe normalizarse como una cifra más.

(Para seguir leyendo: Así atacan los rompevidrios a los conductores en el trancón de la calle 80)

Los hurtos a personas aumentaron un 18%. En el primer semestre se llegó a 47.170 casos denunciados; lo peor, es que la mitad de los casos (52%) se registró en vía pública y de estos, 54% bajo la modalidad de atraco mientras un 16% por raponazo.
Para completar el panorama, el uso de armas de fuego en el hurto a personas se duplicó en 3 años. Se pasó de 3.554 a 7.100 casos comparando los primeros semestres. La situación más difícil la experimentan los ciclistas, en quienes el hurto con arma de fuego registró un aumento de más del 600%.

El celular sigue siendo el objeto más demandado por los delincuentes, en un 46% de los casos, seguido por el dinero en efectivo (15%), la bicicleta (9%) y la cédula (6%). Llama la atención el incremento en los hurtos de tarjetas de crédito, débito y licencias de conducción, cuyo hurto viene creciendo exponencialmente.

Es claro que si la delincuencia se adaptó a las nuevas circunstancias de la nueva normalidad, las autoridades también deben hacerlo con más fuerza y golpes contundentes a las estructuras criminales que hoy encuentran en los hurtos una oportunidad de alta rentabilidad económica.

ÓMAR ORÓSTEGUI
DIRECTOR DE FUTUROS URBANOS
En Twitter: @OmarOrostegui

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.