¿Por qué Bogotá se llenó de reductores de velocidad?

¿Por qué Bogotá se llenó de reductores de velocidad?

En lo que va de este año, la Secretaría Distrital de Movilidad ha intervenido 4.265 zonas.

Reductores de velocidad

Estoperoles blancos como estos se encuentran en la carrera 14 con calle 77, en Chapinero.

Foto:

Rafael Jaller Santamaría / EL TIEMPO ZONA

Por: Rafael Jaller y Sara Caicedo
08 de diciembre 2018 , 10:21 a.m.

Si los trancones son pan de cada día en Bogotá, ¿para qué instalan reductores de velocidad? Esta es la pregunta que muchos ciudadanos se hacen cuando ubican en las vías dispositivos para obligar a mermar la velocidad con que transitan los vehículos.

Los que se cuestionan esto deben saber que solo en el 2017, de las 546 personas que murieron en Bogotá en siniestros viales, 55 fueron por presunto exceso de velocidad. Tal vez a muchos la cifra no les parezca alta, pero son 55 familias las que perdieron un ser querido porque alguien pisó el acelerador de más.

Debido a esto, y con el fin de salvaguardar la vida de todos los actores viales (peatones, ciclistas y conductores), la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM) ha venido instalando a lo largo de toda la ciudad diferentes dispositivos para reducir la velocidad con la que se transita.

En lo que va de 2018, esta entidad ha implementado reductores de velocidad, senderos peatonales y zonas escolares en 4.265 puntos de la ciudad.

Resaltos (son los llamados policías acostados, de color amarillo y negro, hechos de plástico), hitos (son tubos amarillos con bandas reflectivas blancas y están hechos de plástico) y estoperoles (tienen forma de botón y son de cerámica o plástico) son algunas de las herramientas con las que la autoridad de movilidad en el Distrito busca “pacificar el tránsito y promover el cumplimiento de la velocidad límite en la ciudad”.

“Para ello se generan instrumentos de diseño, los cuales se ubican de acuerdo con criterios relacionados con las condiciones de la vía, el tipo de pavimento y el tipo de flujo vehicular”, aseguró la SDM.

Los puntos señalados por los ciudadanos y los resultados de las actividades realizadas a diario por la SDM ayudan a determinar las zonas que tienen la necesidad de implementar reductores de velocidad.

Además, las cifras de accidentes en un punto y el número de transeúntes que pasan por cierto lugar también ayudan a establecer las zonas en las que se requiere la instalación de estos dispositivos.

Gracias a estos parámetros, en sitios como Quinta Camacho (Chapinero), la avenida Ciudad de Cali con calle 80 (Engativá) y el barrio Primavera Occidental (Puente Aranda) el Distrito ha implementado reductores de velocidad.

“Después de tantos accidentes, finalmente se logró la instalación de estoperoles en nuestro barrio. Esperamos que ya podamos caminar tranquilos por las calles del sector”, manifestó Mery Sanabria, residente de Primavera Occidental.

De acuerdo con la SDM, ninguna localidad de Bogotá tendrá prioridad sobre otra, además, los trabajos de señalización los realizan de manera simultánea.

Después de tantos accidentes, finalmente se logró la instalación de estoperoles en nuestro barrio

Visión Cero

La instalación de reductores de velocidad en Bogotá hace parte de la campaña de sensibilización Visión Cero, de la SDM.

Esta iniciativa sueca nació en 1994 con el ideal de reducir a cero el número de víctimas fatales en siniestros viales, a través de un enfoque ético. Según Movilidad, mientras que en el pensamiento tradicional la culpa en caso de un accidente recae sobre quien conduce (vehículo o cicla), en Visión Cero esta es compartida no solo por el conductor, sino por “las partes involucradas en la planeación, el diseño y la operación del sistema de transporte”, dijo la SDM.

¿Cómo solicitar reductores de velocidad en su barrio?

Si la ciudadanía considera que un punto requiere de la instalación de reductores de velocidad, la SDM tiene varios canales: llamar a la línea de atención a la ciudadanía 195, escribiendo al correo electrónico servicioalciudadano@movilidadbogota.gov.co
o instaurando una petición en la página www.bogota.gov.co/sdqs.

Los reductores dañados
Reductores de velocidad

Los reductores de la avenida Cali con calle 80, instalados este año, ya están deteriorados.

Foto:

Rafael Jaller Santamaría / EL TIEMPO ZONA

Esta historia sobre los reductores de velocidad se desarrolló por la inquietud del ciudadano Damyan Salas, quien propuso este tema en el consejo de redacción que lleva a cabo la sección Bogotá, a través de Facebook Live, los lunes, a la 1 de la tarde.

“Los reductores de velocidad de plástico que instalaron se deterioraron y dañaron las calles”, expresó Salas.

Ante esto, la Secretaría de Movilidad dijo que cuando los dispositivos son nuevos y cuentan con garantía se le solicita al contratista su cambio.

Cuando son por fallas en el material o por vandalismo, la SDM programa su reemplazo a medida que se va dando la ejecución y priorización de los contratos.

Si usted conoce un caso de reductores dañados, puede comunicarse a la línea de atención a la ciudadanía 195.

EL TIEMPO ZONA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.