La parte II del ‘Plan Marshall’: obras como motor económico

La parte II del ‘Plan Marshall’: obras como motor económico

Proyecto no solo contempla alivios tributarios, sino un cupo de endeudamiento por $ 11 billones.

OBRQ

El Plan Distrital de Desarrollo de la alcaldesa Claudia López prevé generar 500.000 empleos. Uno de los frentes claves estará en obras de infraestructura de movilidad en la ciudad.

Foto:

AFP

Por: Redacción Bogotá
14 de agosto 2020 , 10:25 a. m.

Esta semana fue noticia la primera parte del ‘Plan Marshall’, la ambiciosa propuesta de Claudia López para reactivar la economía en Bogotá. Se habló de alivios tributarios, incentivos para la formalización y del futuro de los impuestos: todo, sujeto a la aprobación del Concejo.

(Le contamos aquí cuáles son los alivios: Claudia López propone el 'plan Marshall' para reactivación económica)

Pero la próxima semana vendrá la segunda parte. López y la Secretaría de Hacienda radicarán la solicitud de un cupo de 11 billones de pesos de endeudamiento. Este monto servirá no solo para tener un colchón para los alivios tributarios, sino para financiar el Plan de Desarrollo (PDD).

(Además: Siete localidades entrarán en cuarentena estricta este domingo)

Si algo quedó claro en el pronunciamiento de López, es que no habrá recortes en gastos, sino todo lo contrario: una inversión mayor para reactivar el aparato productivo. La meta es que este PDD genere cerca de 500.000 empleos.

“Estamos recogiendo un saldo no ejecutado de la administración anterior por 3,4 billones. Antes de la pandemia habíamos pensado en un cupo de 3,5 billones para que sumara 6,9. Pero la pandemia y la caída de la economía nos obligaron a replantear cuál sería el comportamiento de la economía y, por eso, decidimos no frenar el gasto, sino sustituirlo con el endeudamiento”, le explicó a EL TIEMPO el secretario (e) de Hacienda, José Alejandro Herrera, quien recordó que la aprobación depende del Concejo.

“Ellos están en su potestad de decir si lo aprueban o no, pero confiamos en que el proyecto de acuerdo tendrá una discusión y que podremos seguir fomentando el gasto público”.

El solo anuncio de este proyecto ya levantó reacciones en el cabildo distrital. “Esto refleja que el PDD tiene un elemento importante de desfinanciación, no tiene los recursos completos para llevarse a cabo”, comentó el presidente del Concejo, Carlos Fernando Galán.

(Lea también: ¿Alivios tributarios, reforma o plan Marshall? / Opinión)

Aunque no se conoce en detalle aún cómo se invertirán los 11 billones, sí se sabe que una muy buena parte irá directo a los proyectos de infraestructura y otras obras claves, con las que se espera generar empleo y mover la rueda económica. Unas ya venían financiadas y otras se financiarán en esta alcaldía.

Metro de Bogotá

La línea 1 del metro, que empezará en Bosa y terminará en la calle 72, creará miles de empleos cuando comiencen las obras. Solo para el traslado de redes, el proceso de interventoría y los primeros pasos de la concesión se están generando 2.381 empleos directos y 1.000 indirectos en este año. Todo lo demás se activará cuando se firme el acta de inicio de obras, trámite previsto para el 23 de octubre.

El objetivo de la Administración es que haya “más metro” y, por ende, más empleos y mayor reactivación. A final de año, según confirmó el gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar, se presentará el estudio técnico que indicará las mejores opciones para hacer la extensión de la línea 1 hasta la calle 100 y de la extensión hacia Suba y Engativá. Allí, si todo sale bien, comenzará el largo camino para buscar financiación.

(Puede interesarle: Esta pandemia va a durar un año más: Claudia López)

Herrera dijo que el cupo solicitado al Concejo no afectaría la financiación: “Cada PDD tiene su choque de inversión y trata de mantener un espacio para que quien llegue a la siguiente administración tenga la posibilidad de generar choque de inversión. Tenemos proyectado ese cupo del Distrito a la vigencia 2023 de la cofinanciación de la segunda fase del metro”.

IDU

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), pese a la pausa hecha en marzo por la pandemia, generó en los primeros siete meses del año 13.000 empleos con la ejecución de obras como las de la avenida Guayacanes, la ampliación de los portales Sur y Américas y de varias estaciones de TransMilenio, además de la ampliación de la avenida Mutis.

A esto se sumarán 5.861 empleos, entre directos e indirectos, por los proyectos de extensión de la troncal Caracas y la avenida Rincón. Otros 18.800 empleos vendrán por cuenta de la troncal de la 68, que está en etapa de preconstrucción.

(En otras noticias: Estos son los vuelos que se activarán en Bogotá en septiembre)

En su momento se tendrá idea de cuántos empleos generarán otras obras como la troncal de la avenida Ciudad de Cali y el cable aéreo de San Cristóbal, que se construirá en un 75 %, según el director del IDU, Diego Sánchez, entre 2022 y 2023. Además, habría que sumar el corredor verde de la 7.ª, que, según la alcaldesa, comenzaría obras en 2022.

Por su parte, la empresa TransMilenio espera impulsar la economía con una inversión de 8,4 billones de pesos para comprar 1.295 buses Euro VI o eléctricos, los cuales, para finales de 2021, generarían nuevos empleos para conductores.

Además de la nueva infraestructura, el componente de mantenimiento también demandará inversión y empleos. Según cifras de la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV), al 30 de junio se han generado 477 empleos directos y 180 indirectos en corredores y ciclorrutas intervenidos.

La meta del año asciende a 663 puestos directos y 238 indirectos. Y para el cuatrienio, se prevé la creación de 2.000 empleos directos (1.840 en malla vial local, intermedia, rural y arterial, 90 en cicloinfraestructura y 70 en espacio público) y 758 indirectos.

Los reparos de los gremios económicos

Después de los anuncios de la alcaldesa Claudia López, varios gremios se pronunciaron con fuertes críticas sobre el ‘Plan Marshall’. Una de ellas fue la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE). No están de acuerdo con el aumento de 2,76 por ciento al impuesto del ICA a la comercialización de productos al por menor a través de internet, con lo cual queda con la tarifa máxima nacional (13,8 %).

Para ellos, el comercio electrónico es la única manera para que los comerciantes desarrollen sus actividades. “No se entiende cómo el Distrito desincentiva el uso de este canal para que más comercios puedan salir adelante con sus negocios que antes eran físicos y ahora son electrónicos”.

María Fernanda Quiñones, presidenta ejecutiva de la CCCE, le dijo a este diario que como está el decreto se gravarían todas las ventas por este canal y que “le va a ser muy difícil el recaudo al Distrito, porque el que vende lo hace con su actividad económica principal, aunque venda por internet”.

Agrega que al gravar a las plataformas se estará inhibiendo la digitalización de la ciudad y que, al contrario de lo que se busca, se estaría promoviendo que estas empresas trasladen su domicilio fuera de Bogotá, con lo cual tributarían en alguno de los municipios de la Sabana.

Sobre el tema también se pronunció Fenalco Bogotá. El gremio del comercio reconoce el interés de la Administración por plantear soluciones a la crisis económica, pero llamó la atención sobre diferentes aspectos.

Respecto del ICA dijo que es inconcebible que se incrementen las tarifas (del 11,04 al 13,25 por mil) a la producción de bienes, como los farmacéuticos, sustancias químicas medicinales, productos botánicos de uso farmacéutico, jabones, desinfectantes y sus materias primas, que en estos momentos garantizan bioseguridad a la población.

Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá, dijo que el descuento tributario del ICA debería ser del 15 % para todos las empresas que hayan sufrido una disminución en sus ingresos igual o superior al 20 %.

Invita a analizar el desequilibrio que se presenta entre las ayudas que proponen otorgar a las empresas que ingresen a la formalidad frente a las ya constituidas formalmente, que en su mayoría son mypimes y que son las que han soportado la mayor carga por la crisis, al seguir tributando y manteniendo con el mayor esfuerzo los empleos.

En cuanto al impuesto predial, Orrego dijo que recibió con agrado que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) sea propuesto como límite para crecimiento del gravamen.

Finalmente, dijeron que si bien es importante la exención del 100 % del predial para 2021 y 2022 y del 50 % para los años siguientes hasta el 2030 para museos y teatros, es clave que otras empresas, como cinemas, bares y discotecas, que se encuentran restringidas desde marzo, también adquieran este beneficio.

Siga informándose:

- Fenalco se pronuncia sobre el Plan Marshall de alcaldesa Claudia López.

‘Era papá de tres niños, lo mataron por robarle su bici’.

BOGOTÁ
EL TIEMPO
Twitter: @BogotaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.