El plan de la Policía para que la gente delate a criminales

El plan de la Policía para que la gente delate a criminales

Se trata de Comando de Puertas Abiertas, una estrategia que facilita que se inicien investigaciones.

Policías y comunidad

El coronel Roberto Sánchez, comandante de Usaquén, en una de las jornadas de Comando de Puertas Abiertas.

Foto:

Policía Metropolitana de Bogotá

Por: Bogotá
09 de octubre 2019 , 09:39 p.m.

“Vea, coronel, le voy a decir. Son estos tipos, llegan siempre a las 7 de la noche, se ubican en tres sitios diferentes, se esconden allá, en esos puntos oscuros, y se movilizan en un Chevrolet Sail negro: esos son los rompevidrios que están en el barrio”.

Testimonios como este, que recuerda el coronel Roberto Carlos Sánchez, comandante de la policía de Usaquén, son los que está brindándole la comunidad de la localidad para facilitar su trabajo de desarticular bandas delincuenciales dedicadas a distintos delitos.

Que la gente esté perdiendo el miedo de denunciar a personas con las que quizá convive en su vecindario o incluso conoce se debe a una estrategia que está implementando desde hace dos meses la Policía de Bogotá y que se llama Comando de Puertas Abiertas. Consiste en sacar de sus oficinas y llevar a la calle, una vez por semana, a los comandantes de las 19 estaciones que tiene la ciudad para escuchar de primera mano las preocupaciones, denuncias y secretos que suelen conocer los ciudadanos y que muchas veces prefieren guardarse por temor a represalias.

“Esto nos ha permitido la incautación de más de 1.500 papeletas de bazuco que se distribuían en el sector de Verbenal, capturamos al sujeto que tenía esta droga. También capturamos a unos tipos que en el sector de Santa Bárbara hurtaban celulares, y minimizamos el problema de los rompevidrios en un 90 %”, explica el coronel Sánchez.

Usaquén es una de las localidades que mejores resultados han arrojado desde que se está implementando este plan.

De acuerdo con el coronel Carlos Humberto Rojas, comandante operativo de la Policía de Bogotá, este plan ha significado transformar la manera en la que se están perfilando las investigaciones contra las estructuras criminales.

“Si no hay información ciudadana, los comandantes seguirán desarrollando planes basados en los análisis criminológicos, pero no el sentir del ciudadano, y es importante saber esa opinión, cómo se siente; no solo atender los requerimientos porque ocurrió una acción delincuencial, sino prevenirla”, dijo el oficial.

Según estimaciones del coronel Rojas, en los casi dos meses que lleva funcionando el Comando de Puertas Abiertas en la ciudad, más de 15 bandas delincuenciales han sido desarticuladas a partir de la información que se ha entregado.

policía Metropolitana de Bucaramanga
Foto:

Suministrada

Explicó que cada vez que se recibe una denuncia o una información ciudadana, lo primero que se hace es trasladarla a inteligencia y policía judicial para su verificación y, posteriormente, se abre una línea investigativa.

El coronel Sánchez, de Usaquén, explicó que por tratarse de información confidencial, que requiere de la reserva absoluta de quien la brinda, y teniendo en cuenta que todo ocurre en espacios públicos como plazas o parques, él prefiere coordinar citas privadas en la estación de policía.

“Buscamos que la gente se sienta en confianza. Lo que hago a veces es que abro una cita extraordinaria, ahí miramos la agenda, y en el espacio cerrado de mi oficina, solo el ciudadano y yo, recibo los datos con absoluta reserva”, contó.
Pero estos espacios no solo son para delatar grupos criminales, también para expresar preocupaciones por temas de convivencia, presencia de habitantes de calle, falta de iluminación, por lo que también hay presencia de entidades del Distrito que están al frente de esos asuntos.

Además, la ciudadanía tiene la posibilidad de dar a conocer sus comentarios, quejas o denuncias sobre el comportamiento y las actuaciones de los policías de sus cuadrantes.

En cada jornada del Comando de Puertas Abiertas hay presencia de un representante de la Oficina de Atención al Ciudadano, que toma nota de esto y, si es necesario, emprende labores de seguimiento al uniformado.

¿Cómo es una jornada?

El Comando de Puertas Abiertas es una obligación de cada comandante de las localidades de la ciudad, quien debe realizar una jornada a la semana, sea en el horario de 8 a 11 a. m., o de 2 a 5 p. m., y siempre en diferentes barrios. No hay que realizar una inscripción previa, y por día se pueden atender en promedio 30 personas.
Esta es apenas una de las estrategias que están adelantando las autoridades para reducir los delitos en la ciudad –sobre todo el hurto a personas–, que, no obstante los esfuerzos, aún no ceden en la ciudad.

Según datos de la Secretaría de Seguridad y Convivencia, entre enero y agosto hubo un aumento del 18,6 por ciento en el número de hurtos. Pasó de 67.621 casos en el 2018 a 80.205 en el 2019.

Pese a esto, otras modalidades de hurto se han reducido, como a residencias, que pasó de 7.008 a 6.205; el de automotores, de 2.413 a 2.210, y el de bicicletas, que bajó de 5.349 a 5.090.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.