Memoria histórica vs. parque: la pelea del Alcalde con Patrimonio

Memoria histórica vs. parque: la pelea del Alcalde con Patrimonio

Peñalosa dice que la zona debe ser un espacio recreativo; expertos que hay que preservar la obra.

Columbarios

Los columbarios que intervino la artista Beatriz González están ubicados en un lote en la calle 26 entre carreras 19 y 19B.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

Por: Bogotá
12 de octubre 2019 , 06:18 p.m.

La decisión del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC) de declarar un lote que está ubicado en las inmediaciones del cementerio Central, en la calle 26 entre carreras 19 y 19B, como Patrimonio Nacional, no tardó en hacer ampolla en la Administración Distrital, pues en ese terreno, de 3,6 hectáreas, el plan era construir un parque.

Las razones del CNPC para esta decisión fueron claras: ahí fueron enterrados muertos que dejó el 9 de abril de 1948 e históricamente el lugar ha sido conocido como el ‘cementerio de los pobres’, pues en los columbarios –que datan de 1947– reposaban los más humildes.

Alberto Escovar, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, dijo que la declaratoria se hace por la historia del lugar y su significado simbólico. De ahí la recomendación de ser consecuente con el uso funerario que ha tenido y de pensar más en un uso más contemplativo que recreativo.

El funcionario aclaró que ni el Ministerio ni el CNPC están en contravía de que sea un parque, pero pide a la Alcaldía recuperar la obra de Beatriz González, quien, en 2009, intervino los columbarios, plasmando en las lápidas las imágenes en serigrafía de ocho siluetas de cargueros. Estos llevan cadáveres, las auras anónimas víctimas del conflicto.

Y que, además, se respete que en este lugar, se presume, aún hay restos de las víctimas del emblemático 9 de abril de 1948. De hecho, parte de la decisión de declarar este lugar Patrimonio Nacional tiene que ver con el uso funerario que ha tenido.

A pesar de estos argumentos, la incomodidad por la decisión fue rápidamente expresada por el propio alcalde Enrique Peñalosa en su cuenta de Twitter: “Este lugar es un potrero con tumbas abandonadas”.

Y luego, no paró de argumentar, lo que para el mandatario es el fin de un proyecto que pretendía dotar a los jóvenes de la localidad de Los Mártires de un espacio de esparcimiento. Finalmente, remató con una frase muy a su estilo. “Estos grandes artistas, intelectuales, dirán que hicieron obras de arte para expresar la violencia. Lo que no dirán es que dejaron a niños y jóvenes sin canchas, sin patinódromos y sin juegos infantiles”.

En efecto, en este terreno estaba proyectado intervenir un área de 36.000 m². La inversión sería de 100.000 millones de pesos, incluyendo el predio. La idea era beneficiar a 131.929 personas con la construcción de canchas sintéticas, un gimnasio al aire libre, plazoletas, juegos infantiles, senderos, zonas verdes y espacios de formación artística.

Luego de estas declaraciones puestas en el caldero de las redes sociales, las opiniones van desde quienes piensan que el lugar se debe conservar tal como está hasta los que dicen que la obra se puede trasladar y dar vía libre a un proyecto urbanístico-cultural. Algo así.

La arquitecta Juanita Barbosa, de la Maestría en Conservación del Patrimonio Cultural Inmueble de la Universidad Nacional, expresó, por ejemplo, que “existen sitios dramáticos, como Auschwitz, que son lugares de la memoria en los que se encuentran las cosas tal cual como sucedieron, pero que hay otros donde la gente puede encontrar espacios agradables”.

Los columbarios son estructuras muy sencillas, el valor lo adquiere es por ser un sitio de duelo, un lugar cargado de historia por toda la gente que ha pasado por ahí...

Eso sí, dejó claro que el valor arquitectónico de este lote no es lo importante en este debate. “Los columbarios son estructuras muy sencillas, el valor lo adquiere es por ser un sitio de duelo, un lugar cargado de historia por toda la gente que ha pasado por ahí y, sobre todo, porque la artista Beatriz González toma las bóvedas como insumo de su obra 'Auras anónimas', para despertar a la gente a través de su obra, lo que hace justamente aumentar su valor simbólico”.

Foto publicada por el alcalde Enrique Peñalosa

Foto del Cementerio Central publicada por el alcalde Enrique Peñalosa en su cuenta de Twitter.

Foto:

Twitter: Enrique Peñalosa

Mario Fernández, científico de la conservación de patrimonio cultural de la Universidad de los Andes, fue más duro al referirse a los trinos del alcalde Peñalosa. “Se declara ignorante y lo demuestra. Es un irrespetuoso con la maestra Beatriz González, con el patrimonio. No le interesa la memoria ni la historia de la ciudad”.

Para el experto, estos columbarios se resignificaron con la obra de González y Doris Salcedo. “Son un lugar de duelo, un lugar de reflexión sobre la muerte”. Agregó que se ha denunciado que el deterioro del lugar ha sido por la ineficiencia de las entidades, quienes le han apostado a dejarlo caer para justificar su demolición y, luego, montar un parque. “Es un sitio que se debe proteger para las próximas generaciones de colombianos”, dijo Fernández.

Otros, como Luis Enrique Nieto, director de Patrimonio Cultural e Histórico de la Universidad del Rosario, opinan que la obra de Beatriz González debe preservarse y que, por lo mismo, la declaratoria de Patrimonio Nacional es pertinente.

“Máxime cuando guarda la memoria de la violencia que hemos sufrido. Esta sirve para la no repetición de tanta barbarie”. Nieto explicó que la declaratoria no impide el uso del espacio como lugar público de reflexión, favorecida por el arte, tal como sucede en las grandes ciudades que combinan espacios de memoria con ambientes de esparcimiento.

El director del Centro de Estudios de Desarrollo Económico de la Universidad de Los Andes, Hernando Zuleta, explicó que es posible sondear opciones de relocalización. Claro, no sin antes establecer qué es lo importante: si es la obra o el espacio.

“Si es la primera, se puede buscar un espacio diferente y que sea parte de un museo. Si es lo segundo, lo veo más difícil. Sin embargo, creo que hay que proteger la obra de arte, creo que la gente no la conoce, que esta no está lo suficientemente expuesta. Me pregunto: ¿No recibiría más atención en otro lugar?”.

Lo cierto es que este debate no es nuevo. Desde el año 2000 se considera la idea de intervenir las bóvedas, después de que se retiraron los restos humanos que quedaban y de haber decidido que la estructura no funcionaría más como un cementerio. Hoy, Peñalosa revivió esta vieja discusión porque, además, no está de acuerdo con que el Estado asuma el cuidado de la intervención artística de Beatriz González.

Por ahora, todo quedó a merced de lo dispuesto por el CNPC: incluir los columbarios y 'Auras anónimas' dentro de la declaratoria como bien de interés cultural del ámbito nacional del cementerio Central de Bogotá y de si el Distrito cede y considera la construcción de un parque más contemplativo.

Ahora, dijo Escovar, se trabaja en el Plan de Manejo y Protección del Cementerio Central, en el que ya están incluidos los columbarios y la obra, con la historia del dolor que los une y que se ha puesto en distintos momentos a través de los cargueros, símbolos de una historia.

‘Las auras de los muertos están ahí’: Beatriz González

EL TIEMPO habló con Beatriz González, autora de la obra Auras anónimas, una intervención que, aunque se planteó como una acción provisional de protección de los columbarios y la memoria, terminó por quedarse.

González rechazó la reacción del alcalde Enrique Peñalosa a la declaratoria de patrimonio de los columbarios. “No coincido con muchos aspectos del pensamiento de Peñalosa. Me da tristeza que tenga un conocimiento limitado sobre lo que una obra de arte pueda impactar en la memoria nacional”, le dijo la artista a este diario.

Aseguró que no está de acuerdo con el proyecto de parque planteado por esta administración, pues no coincide con el fin del espacio.

“Quitarle la función a un cementerio es casi imposible porque las auras de los muertos están ahí. No es tan simple decidir hacer algo divertido cerca o sobre ellas. Este es un sitio que por muchos años ha sido un espacio de reposo y duelo. Es la memoria del país”, resaltó González, quien, sin embargo, no descarta la posibilidad de hacer intervenciones en los alrededores de los columbarios.

“Yo no tengo nada contra los juegos ni los niños, pero no todo es algarabía. Este puede ser un sitio de recreación pasiva, con senderos y árboles. Un lugar donde la gente pueda meditar sobre la historia del país y pensar en lo que significa caminar en paz”, comentó.

Por lo pronto, celebró la decisión del Consejo Nacional de Patrimonio, que calificó como “el fin de una lucha”. Espera que esta declaratoria les dé garantías para conservar efectivamente los columbarios y la intervención artística, que consta de 8.957 lápidas que llevan figuras hechas en serigrafía manual. Las imágenes se inspiran en fotografías de prensa que mostraban a hombres cargando cadáveres de víctimas del conflicto armado en Colombia.

¿Qué opina la comunidad?

Mientras los expertos en patrimonio argumentan por qué se debe proteger la obra, algunas personas de la comunidad de la zona veían con buenos ojos la construcción de un parque recreativo. “Todo lo que se pueda transformar para el uso de los niños y de los jóvenes es bueno para las familias. Sacamos a los adolescentes de las calles y los ponemos a hacer deporte”, dijo Enrique Coronado, presidente de la JAC de Samper Mendoza, de Los Mártires.

Otros como Orlando Cortés, del Voto Nacional, piensan que hizo falta más información sobre el proyecto del Distrito porque a muchos solo les habían explicado la idea de un parque contemplativo.

Fanny Viancha, de la JAC El Listón, dijo que el parque sí se necesitaba como espacio para la recreación de los jóvenes de la zona.

BOGOTÁ
EL TIEMPO
Twitter: @BogotaET​

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.